Anuncio
Share
California

ICE anuncia despliegue de más agentes en ciudades “santuario”

ICE raid
Agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas que buscan a un migrante fugitivo interrogan a su madre durante una redada matutina en su residencia en Riverside.
(Irfan Khan / Los Angeles Times)

Oficiales federales de inmigración confirmaron que agentes y oficiales fronterizos, incluyendo los de las unidades tácticas, serán desplegados en Los Ángeles y otras ciudades llamadas santuario para ayudar en los arrestos de inmigrantes que se encuentran en el país de manera ilegal.

Un portavoz de Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU confirmó los detalles del despliegue planeado que fueron reportados por primera vez en el New York Times. La agencia remitió más preguntas al Servicio de Inmigración y Aduanas y al Departamento de Seguridad Nacional.

La CBP desplegará 50 agentes de la Patrulla Fronteriza y 50 oficiales de aduanas de operaciones de campo en nueve áreas, según la agencia. Oficiales especialmente entrenados serán enviados a ciudades como Chicago y Nueva York.

Migración
Anuncio

Se espera que se envíen agentes adicionales a San Francisco, Boston, Nueva Orleans, Detroit y Newark, N.J., y otras ciudades, según la agencia. El despliegue de los equipos se llevará a cabo de febrero a mayo.

Los agentes y oficiales del CBP que se están movilizando para ayudar a ICE vendrán de diferentes sectores y puestos de trabajo, incluyendo algunos entrenados en operaciones tácticas, según la agencia.

“ICE está utilizando el CBP para complementar la actividad de aplicación de la ley en respuesta a los desafíos de recursos derivados de las políticas de las ciudades santuario”, dijo el director de ICE, Matthew Albence, en un comunicado.

Albence manifestó en el comunicado que la acción se estaba llevando a cabo en respuesta a las agencias de aplicación de la ley de las ciudades santuario que no cooperan con las autoridades federales entregando a los inmigrantes que están detenidos en las cárceles locales. Como resultado, continuó la declaración, los oficiales federales “se ven obligados a hacer arrestos generales de extranjeros criminales que han sido liberados en las comunidades”.

Anuncio

“Este esfuerzo requiere una cantidad significativa de tiempo y recursos adicionales”, dijo Albence. “Cuando las ciudades santuario liberan a estos criminales de nuevo a la calle, aumenta la ocurrencia de crímenes prevenibles, y más importante, de víctimas prevenibles”.

“Con 5.300 agentes de la ley ERO [Operaciones de Aplicación y Remoción] - algunos de los cuales fueron enviados a la frontera - ICE no tiene suficientes recursos para gestionar eficazmente el aumento sostenido de casos que se ve exacerbado por el incremento en las jurisdicciones que se consideran santuarios”, dijo la agencia en un comunicado.

Entre los agentes que se están desplegando se encuentran los de la Unidad Táctica de la Patrulla Fronteriza (BORTAC), según confirmó un funcionario. La unidad “proporciona una capacidad de respuesta inmediata a incidentes emergentes y de alto riesgo que requieren habilidades y tácticas especializadas”, según el sitio web de la CBP.

John Sandweg, que dirigió ICE durante la administración del ex presidente Obama, calificó de “peligroso” el último movimiento de la administración Trump.

“Estás sacando mano de obra crítica de la frontera y lo estás haciendo para una muestra de fuerza política”, dijo Sandweg. “También forzas a las unidades del BORTAC a operar en un ambiente dramáticamente diferente al que están acostumbrados. Se necesitan diferentes habilidades para actuar en un entorno urbano que en uno fronterizo”.

Sandweg lo llamó un movimiento “para agredir a las llamadas ciudades santuario... desplegando un grupo de agentes de la Patrulla Fronteriza como si fueran un ejército”.

“Es insultante para los agentes de ICE”.

Anuncio

Un oficial familiarizado con el despliegue dijo que los equipos de BORTAC fueron enviados no porque sean unidades tácticas, sino porque podían desplegarse más rápido.

“Todo el mundo va a estar vestido de forma similar a un agente de ICE”, reveló el oficial, “y los agentes de la Patrulla Fronteriza seguirán el ejemplo de sus homólogos de ICE”.

Argumentó que los equipos de BORTAC fueron enviados a ciudades donde ICE necesitaba ayuda, no basándose en las políticas locales de ciudades santuario, y señaló que Houston no es una ciudad santuario.

“La razón por la que esas ciudades fueron elegidas es porque allí es donde había una mayor necesidad de personal adicional”, dijo. “Nuestro objetivo no es preocupar a la gente”.

Pero el despliegue planeado podría provocar otro enfrentamiento entre la administración Trump y ciudades como Los Ángeles y San Francisco que han prometido que sus funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no ayudarán al ICE en sus redadas.

No está claro cómo puede ser el despliegue en Los Ángeles. Un portavoz de ICE del área de L.A. dijo que la agencia no discutiría las operaciones planeadas o las asignaciones de recursos específicos.

El viernes, en un movimiento nunca antes visto en California, los oficiales de ICE entregaron cuatro citaciones administrativas al Departamento del Sheriff del Condado de San Diego para información sobre cuatro mexicanos buscados para ser deportados. La táctica fue utilizada el 15 de enero en Denver de lo que se creía era la primera vez, y posteriormente en Nueva York y Connecticut. Las citaciones no están ordenadas por la corte ni firmadas por un juez, pero ICE dijo que podría solicitar una orden judicial de este tipo si no se cumplía.

Anuncio

El año pasado, ICE lanzó una operación nacional con el objetivo de hacer miles de arrestos. Agencias como el Departamento de Policía de L.A. dijeron que no participarían. El alcalde Eric Garcetti, que estaba al lado del jefe de la policía de L.A. Michel Moore, aseguró a los residentes que no tenían que abrir sus puertas a un agente de ICE que no tuviera una orden firmada por un juez.

En una declaración publicada el viernes por la tarde, Moore escribió: “LAPD no ha recibido ninguna información de ICE sobre algún despliegue especial en la región de Los Ángeles. Consistente con nuestras prácticas de larga data, no hemos participado y no participaremos en ninguna actividad de aplicación de la ley de inmigración. Continuamos nuestro trabajo construyendo relaciones con todas las comunidades de inmigrantes en un esfuerzo compartido por mantener la seguridad de Los Ángeles”.

El Sheriff del Condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, también emitió un comunicado el viernes diciendo: “Me opongo firmemente a este irresponsable despliegue de agentes federales SWAT en el condado de Los Ángeles para la aplicación civil de las leyes de inmigración.

“Este plan sólo puede ser visto como una táctica para intimidar a una población ya vulnerable y llevarla más profundamente a las sombras”, dice la declaración. “No viviremos más seguros si un segmento entero de nuestra gente tiene miedo de denunciar crímenes a la policía local”.

La relación entre ICE y muchos organismos locales de aplicación de la ley ha sido tensa durante mucho tiempo. Desde que Trump asumió el cargo, se ha vuelto más tenue a medida que la policía se esfuerza por mantener la comunicación con ICE y, al mismo tiempo, por equilibrar la transparencia con la comunidad y los líderes cívicos.

Esas tensiones son especialmente evidentes en California, donde las fuerzas del orden locales deben acatar una ley de “santuario”, el proyecto de ley 54 del Senado, que entró en vigor el año pasado para proporcionar protección a los inmigrantes que se encuentran en el país de forma ilegal. En Los Ángeles, el Departamento de Policía dejó de participar en operaciones conjuntas con ICE que implican directamente la aplicación de las leyes de inmigración civil y ya no transfiere a las personas con ciertas condenas penales menores a la custodia de ICE.

“Esto es una represalia contra los gobiernos locales por negarse a cumplir con las órdenes de la administración”, dijo en una declaración Naureen Shah, asesora principal de política y defensa de los derechos de los inmigrantes de la Unión Americana de Libertades Civiles.

“Pondrá vidas en riesgo al militarizar aún más nuestras calles. Los gobiernos locales no deben enfrentarse a represalias por centrarse en las necesidades de la comunidad local y usar el dinero de los contribuyentes de forma responsable, en lugar de ayudar a deportar y detener a los miembros de la localidad”.

Los defensores dijeron que las redes de respuesta rápida, que proporcionan líneas de ayuda a los inmigrantes que se enfrentan a la detención por parte de los agentes de inmigración y envían observadores legales capacitados a las redadas, estarán en alerta máxima durante el fin de semana.

Hamid Yazdan Panah, director de Defensores del Inmigrante en el área de la bahía, dijo que la operación es parte de un patrón repetido por la administración Trump de usar el miedo para obtener ganancias políticas.

“Esta administración tiene la práctica de tratar de intimidar a la gente para obtener lo que quiere. Pero creo que las ciudades santuario tienen una base legal firme”, dijo Yazdan Panah. “Las políticas de santuario son un reflejo de los valores compartidos y el tejido de esa comunidad. Esta escalada no va a detener eso”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio