Anuncio
Share

California pide el cierre de bares y restaurantes, Starbucks anuncia grandes cambios para combatir el coronavirus

Shelves with toilet paper and disinfecting wipes are nearly empty
Los estantes con papel higiénico y toallitas desinfectantes estaban casi vacíos en un supermercado de Pavilions en Pasadena del Sur el miércoles.
(Dania Maxwell / Los Angeles Times)

El domingo, el gobernador Gavin Newsom aumentó significativamente la respuesta de California al coronavirus, pidiendo el cierre de todos los bares, clubes nocturnos, bodegas y cervecerías, e instando a las personas de 65 años o más y a las que tienen condiciones de salud crónicas a permanecer en sus casas en un esfuerzo por frenar la propagación del virus.

El gobernador también pidió medidas de distanciamiento social mucho mayores para los restaurantes. Se les ordenará que reduzcan su ocupación a aproximadamente la mitad y que se aseguren de que las mesas estén por lo menos a seis pies de distancia, manifestó.

“Reconocemos que el aislamiento social de millones de californianos es causa de ansiedad, pero consideramos lo que toda la ciencia confirma y necesitamos enfrentar este momento de frente”, señaló Newsom.

El gobernador dijo que la petición de los californianos mayores se hizo con la esperanza de limitar su exposición al virus, dado que los funcionarios de salud han señalado peligros más grandes para los que son mayores. “Estamos priorizando su seguridad”, subrayó.

Anuncio

Los propietarios de bares locales recibieron la noticia con una mezcla de emociones.

“Qué puedo decir realmente, pero es desafortunado, sin embargo la seguridad es lo más importante”, expuso Robert Kim, propietario del bar y salón Koreatown Mama Lion. “Mi mayor preocupación es por mi personal y su sustento, además el proteger mi negocio de posibles robos o saqueos en estos tiempos difíciles”.

Jimmy Han, propietario del bar Frank ‘n Hank en Koreatown, dijo que decidió cerrar su bar ayer después de ver que los clientes no seguían la regla de distanciamiento social de seis pies que intentó implementar.

“Perderé mucho dinero y también lo harán mis empleados, pero honestamente esa es la menor de nuestras preocupaciones en este momento”, manifestó. “Estamos más preocupados por la salud pública y cómo esto va a impactar en la economía a largo plazo”.

Anuncio

Starbucks también anunció nuevos esfuerzos para limitar el número de personas que se reúnen allí. Todas sus tiendas en EE.UU y Canadá se moverán a un modelo “para llevar” durante al menos dos semanas, eliminando todos los asientos en las áreas de cafetería y patio, anunció la compañía el domingo. Algunas tiendas en lugares de alto tráfico, como centros comerciales y campus universitarios, se cerrarán temporalmente, y otras en comunidades con altas concentraciones del virus se cerrarán o se reducirán sus horas de funcionamiento.

Por otro lado, se informó que California había registrado 335 casos del virus hasta el domingo, un aumento del 14% desde el día anterior, declaró Newsom. El estado también anunció seis muertes, la sexta que ha tenido lugar en el condado de San Mateo, donde se han registrado 32 casos, dijo el Condado.

El condado de Los Ángeles informó el domingo de 15 nuevos casos de coronavirus, luego de que el virus siguió propagándose por todo California y las autoridades sanitarias instaron a la gente a mantenerse alejada de las reuniones y a practicar el distanciamiento social.

La playa de Dockweiler se utilizará para alojar temporalmente a las personas a las que se ha ordenado aislar o poner en cuarentena debido al coronavirus, manifestaron las autoridades.

Anuncio

La playa es uno de los múltiples lugares que el Condado puede utilizar en toda la región, declaró la ciudad de El Segundo en un comunicado. Se aconseja a la gente que evite el área al norte del Centro Juvenil Dockweiler.

Actualmente hay 25 casas rodantes reservadas para este propósito y hasta 25 más están siendo acondicionadas cada día, con un plan para tenerlas listas a más tardar este jueves, según un boletín enviado a los empleados de la ciudad de El Segundo.

La Dra. Bárbara Ferrer, directora del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, dijo en una conferencia de prensa el viernes que el Condado estaba buscando múltiples lugares para mantener en cuarentena o aislar a las personas que se les ordene que se pongan en cuarentena, o aisladas, pero que no están lo suficientemente enfermas como para ser hospitalizadas.

“Esos planes no se han finalizado pero estamos buscando sitios por todo el Condado para asegurarnos de que nadie que necesite estar en un lugar seguro para cumplir con una orden de cuarentena o aislamiento no tenga un lugar seguro donde estar”, precisó.

Anuncio

Señaló que es probable que esos sitios se utilicen para alojar a las personas sin hogar o que visitan la zona y no tienen otro lugar donde alojarse.

Mientras el coronavirus continuaba su propagación tanto en California como en todo el país, los funcionarios instaron a los residentes a restringir drásticamente su interacción con la esperanza de frenar la marcha del virus por las comunidades.

El principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno, el Dr. Anthony Fauci, dijo el domingo que los estadounidenses deben intensificar los esfuerzos individuales y comunitarios para luchar contra la propagación del coronavirus, incluyendo ser mucho más diligentes en cuanto al distanciamiento social.

“Creo que los estadounidenses deben estar preparados para hacer mucho más de lo que lo estamos haciendo como país”, subrayó Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en el programa “Meet the Press” de NBC.

Anuncio

Fauci aplaudió las medidas adoptadas hasta el momento para limitar la propagación del virus, pero dijo que incluso las medidas que muchas personas consideraban ya como drásticas, eran insuficientes.

“Si estás en una zona donde hay una propagación comunitaria evidente, tienes que ser muchísimo más drástico en las medidas que adoptes”, indicó. “Cuando crees que estás haciendo demasiado, probablemente estás haciendo apenas lo suficiente, o no lo suficiente”.

A pesar de las advertencias de los funcionarios gubernamentales de limitar las reuniones, las multitudes se amontonaron en varios aeropuertos importantes debido a la confusión sobre las nuevas restricciones de viaje y a que las pruebas de detección del virus causaban embotellamientos de personas que regresaban del extranjero.

El gobernador de Illinois, J. B. Pritzker, describió una sensación de alarma al ver las imágenes de viajeros que volvían de Europa y otros lugares amontonados durante horas el sábado por la noche en el aeropuerto O’Hare de Chicago. Escenas similares se desarrollaron en los principales aeropuertos del país.

Anuncio

Pritzker predijo que las condiciones caóticas persistirían al menos durante el fin de semana. “Hay un mayor número de vuelos con más gente que viene, y parecen llegar completamente desprevenidos”, advirtió el gobernador en la entrevista de NBC.

Muchos viajeros se apresuraron a regresar a Estados Unidos en la creencia equivocada de que los ciudadanos americanos se arriesgaban a ser excluidos por una prohibición de las llegadas de gran parte de Europa, efectiva a partir del viernes a medianoche, anunciada la semana pasada por el presidente Trump. La Casa Blanca aclaró más tarde que la prohibición no se aplicaba a los ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes y otros grupos exentos.

“Deberían haber incrementado el número de agentes de la patrulla fronteriza y de aduanas, además de aumentar el personal de los CDC para hacer esos controles”, señaló Pritzker. “No hicieron ninguna de las dos cosas”.

Marc Morgan, comisionado en funciones de Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU, dijo en una declaración que los tiempos de espera “en algunos lugares eran inaceptables” y que “varios de los recursos de nuestros socios se están agotando”.

Anuncio

“Con esta emergencia nacional, lamentablemente habrá momentos de perturbación y mayores tiempos de procesamiento para los viajeros”, reconoció. “El CBP está trabajando las 24 horas del día para minimizar estos inconvenientes”.

El presidente Trump se expresó en Twitter, escribiendo: “Estamos haciendo exámenes médicos muy precisos en nuestros aeropuertos. Perdonen las interrupciones y retrasos, nos movemos lo más rápido posible, pero es muy importante que estemos atentos y cuidadosos”.

Fauci, miembro del grupo de trabajo sobre coronavirus de la administración, describió el tamaño y la concentración de las multitudes en los aeropuertos como preocupante.

“Nos gustaría no tener que ver multitudes así", manifestó Fauci en “Fox News Sunday”.

Anuncio

Se informó de largas filas de personas afuera de los mercados esperando que las tiendas abran el domingo por la mañana.

Las escenas hicieron que el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti y el Departamento de Policía de Los Ángeles advirtieran sobre las compras de pánico y el acaparamiento de alimentos y otros suministros.

“Se trata de preparación y prevención, no de pánico”, apuntó Garcetti en un tweet. “No hay necesidad de acaparar artículos en exceso”.

La policía de Los Ángeles dijo en Twitter que no hay escasez de alimentos y que las tiendas se reabastecerán.

Anuncio

“El suministro de agua es limpio y seguro para beber, así que no hay necesidad de comprar agua a granel”, indicó el departamento.

Las advertencias llegaron cuando las tiendas de comestibles anunciaron cambios para hacer frente a las multitudes de compradores que llegaron a las tiendas en los últimos días.

Ralphs dijo que está intensificando la limpieza y trabajando con los proveedores para reponer productos de alta demanda. El horario de la tienda se ha reducido a 8 a.m. hasta 8 p.m. para que los empleados tengan más tiempo para reabastecer los anaqueles de la tienda.

Albertsons, que opera las cadenas de supermercados Vons, Pavilions y Safeway, declaró que está tomando medidas similares. Whole Foods dijo que está suspendiendo el muestreo de alimentos y las demostraciones y modificando las operaciones de la tienda para realizar limpiezas profundas adicionales.

Anuncio

Los esfuerzos se realizan a medida que se reportan más casos de coronavirus, incluyendo el resultado positivo de una prueba realizada a un agente de policía en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles. Los funcionarios de salud del Condado “tienen la información sobre el oficial y están trabajando para identificar a cualquier otro agente o empleado que pueda haber tenido un contacto prolongado o cercano con este individuo”. “El Departamento de Salud del Condado está llevando a cabo entrevistas exhaustivas para determinar quién más puede estar en riesgo”, dijo LAX en una declaración.

El condado de Santa Clara, que ha sido el más afectado del estado, anunció 23 casos más para un total de 114. Cuarenta y ocho personas allí han sido hospitalizadas. Se cree que 15 de los casos están relacionados con viajes y 52 son casos de transmisión en la comunidad, lo que significa que los individuos que fueron diagnosticados no viajaron recientemente a una zona donde el virus está extendido ni tuvieron contacto con otro caso confirmado. Eso probablemente indica que el virus se está propagando de persona a persona dentro de la comunidad.

El condado de San Mateo informó de otros seis casos, incluida una persona que murió, para un total de 32. La muerte es la primera del Condado por el virus y la sexta en California.

El condado de San Luis Obispo anunció su primer caso del virus el sábado por la noche, y se cree que es una prueba de la transmisión en la comunidad, dijeron los funcionarios. El Condado ha declarado emergencias locales y de salud pública debido al virus.

Anuncio

La persona que dio positivo es un residente del norte del Condado mayor de 65 años con condiciones de salud subyacentes que tenía fiebre, tos y dificultad para respirar, manifestaron los funcionarios. La persona se estaba recuperando en aislamiento en su casa.

El departamento de salud pública del Condado se puso en contacto con los individuos que habían estado en estrecho contacto con la persona en los últimos días para determinar si era necesario hacer pruebas o ponerla en cuarentena.

San Francisco informó de 37 casos el sábado, frente a los 28 del día anterior, y Sacramento anunció tres casos adicionales para un total de 32.

Mientras tanto, el Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, dejó de lado el domingo las críticas sobre la forma en que la administración Trump manejó los acontecimientos relacionados con la propagación del coronavirus.

Anuncio

“Aprecio que la gente esté preocupada, y por eso estamos siendo radicalmente transparentes sobre lo que sabemos, y también sobre cuál podría ser la gama completa de escenarios potenciales”, dijo en el programa “This Week” de ABC. Azar añadió que la administración pretendía tratar a los americanos como “adultos”.

Pero algunos de los mensajes de la administración siguieron siendo confusos. Trump dijo a los reporteros el sábado que la administración estaba mirando “muy fuertemente” a la frontera sur en relación con los movimientos para mantener el virus fuera, pero Azar, en su entrevista con ABC, minimizó la posibilidad de cualquier acción para restringir el movimiento normal de personas y bienes de México.

Tanto Azar como el vicepresidente Mike Pence, a quien Trump le encargó la semana pasada coordinar la respuesta de la administración al coronavirus, se quejaron de que los oponentes del presidente buscaban politizar el brote.

A Pence, entrevistado en el programa de NBC “Meet the Press”, se le preguntó repetidamente sobre los comentarios de los aliados de Trump que sugerían que los demócratas usaban el brote como una oportunidad para empañar al presidente - particularmente el hijo del presidente Don Jr. diciendo que los demócratas “aparentemente esperan que (el virus) venga aquí y mate a millones de personas para poder terminar con la racha de victorias de Donald Trump”.

Anuncio

Pence desvió en gran medida las preguntas, pero también pareció defender tales observaciones como válidas. “Cuando se ven voces de nuestro lado que rechazan la retórica escandalosa e irresponsable del otro lado, creo que eso es importante, y pienso que está justificado.

Azar, en ABC, defendió el uso de la palabra “engaño” por parte del presidente la semana pasada para describir las críticas a la forma en que la administración ha manejado la amenaza del virus hasta la fecha.

“Habla del ataque partidista que estamos viendo”, señaló. “No necesitamos que esto se convierta en un asunto político”.

Pero el domingo hubo más críticas del ex vicepresidente Joe Biden, tras su victoria en las primarias de Carolina del Sur.

Anuncio

“La idea que Donald Trump dijo hace unos días que esto era un engaño demócrata... ¿de qué, en nombre de Dios, está hablando?” declaró Biden en el “Estado de la Unión” de CNN.

"¿De qué, en nombre de Dios, está hablando? ¿No tiene vergüenza? Estamos en una situación grave y respeto al vicepresidente Pence, se le ha puesto al mando, pero deberíamos escuchar a los científicos”.

En medio de las luchas políticas internas, la vida en el Área de la Bahía, que ha visto más de 200 casos, estaba cambiando rápidamente.

Los condados de toda la región han emitido órdenes públicas por las que se prohíben las reuniones -incluso en restaurantes, bares y teatros- de tan sólo 10 personas, a menos que todos los asistentes puedan estar a 6 pies de distancia unos de otros y se advierta a los posibles asistentes que se enfrentan a un mayor riesgo de infección por coronavirus.

Anuncio

Cada condado emitió sus reglas. El condado de San Mateo puso límites a las reuniones de 10 o más personas y oficialmente prohibió las de 50 o más; el condado de Santa Clara, el viernes, restringió las reuniones de 35 o más y prohibió las de 100 o más.

San Francisco y el condado de Contra Costa prohibieron todos los eventos no esenciales de 100 o más personas. El condado de Alameda sugirió que se cancelaran todas las reuniones de 250 o más. San Francisco también prohibió las visitas y el personal no esencial de los hospitales y hospitales psiquiátricos.

Las autoridades calificaron las reglas como radicales, pero dijeron que eran necesarias para combatir el virus.

“Estas medidas están diseñadas para frenar la propagación de la enfermedad y preservar la capacidad de atención médica crítica y otros servicios esenciales”, declaró la oficial de salud del condado de Santa Clara, la Dra. Sara Cody.

Anuncio

Un estudiante de la Universidad de Stanford dio positivo al test de coronavirus, lo que provocó más acciones en el campus, como el solicitar a los alumnos que abandonaran el comedor una vez que se les dieran los recipientes con alimentos para llevar y que comieran al aire libre o en sus dormitorios.

Un estudiante de posgrado de UC Berkeley también dio positivo para el coronavirus. El estudiante se encontraba en buenas condiciones, no tenía síntomas graves y estaba bajo autoaislamiento en su ciudad de residencia, que no es Berkeley, declar´´o la universidad.

De los 288 casos confirmados en California, se cree que 70 son de transmisión comunitaria y otros 66 están siendo investigados, dijo el Departamento de Salud Pública del estado. El resto son una mezcla de transmisiones confirmadas de persona a persona relacionadas con viajes o pacientes que regresan al país después de contraer la enfermedad en otro lugar.

El condado de Los Ángeles reportó 14 casos más el sábado, incluyendo un nuevo caso en Long Beach, llevando el total del Condado a 54.

Anuncio

Dos de las personas entre los casos más recientes reportados fueron hospitalizadas, informó el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles en un comunicado de prensa. Se sospecha que dos casos están relacionados con los viajes, y cuatro tuvieron contacto cercano con otro caso confirmado. Dos de los casos tienen una fuente de exposición no identificada, lo que significa que podrían ser más evidencia de propagación en la comunidad, manifestaron los funcionarios.

En Long Beach, una mujer de 60 años a la que se le diagnosticó el virus fue hospitalizada en condiciones estables, informó la ciudad en un comunicado. No tuvo contacto con otro caso conocido de COVID-19 y no viajó a una zona donde el virus estaba extendido, lo que significa que su diagnóstico podría ser el primer caso de propagación en la comunidad de Long Beach, declararon las autoridades.

“Este caso pone de relieve la necesidad de una vigilancia y preparación continuas, especialmente para quienes están en mayor riesgo de enfermedad grave y aquellos que tienen afecciones de salud subyacentes”, dijo la Dra. Anissa Davis, funcionaria de salud de la ciudad, en una declaración.

El brote está interrumpiendo una serie de servicios en el sur de California y más allá.

Anuncio

El Departamento de Recreación y Parques de Los Ángeles anunció que cerraría todos los centros de recreación y para personas mayores, además de que cancelaría todas las actividades hasta por lo menos el 4 de abril. El total de eventos que involucren a 50 personas o más programados en los centros de Recreación y Parques fueron cancelados, y las nuevas reservaciones para instalaciones o permisos fueron suspendidas, señaló el departamento.

Dos trabajadores de la salud de UC San Diego Health confirmaron infecciones de coronavirus y estaban en cuarentena en sus casas, según un comunicado publicado por la universidad el sábado por la tarde.

La declaración de la universidad no especificaba dónde trabajaban o sus puestos. Tampoco estaba claro si alguno de los empleados usaba equipo de protección mientras estaba de servicio.

Se dijo que ambos empleados gozaban de buena salud, y la universidad había “lanzado un extenso esfuerzo para identificar a cualquier paciente o colega del sistema de salud que pudiera haber estado en contacto reciente con alguno de los dos trabajadores de la salud”.

Anuncio

Las autoridades anunciaron que un paciente del asilo del Valle de Coachella tenía el coronavirus, lo que los llevó a hacer pruebas a los trabajadores y pacientes del centro. El departamento de salud pública del Condado dijo que el paciente pasó un tiempo en el Centro de Salud y Rehabilitación Rancho Mirage antes de ser transferido a un hospital.

El Condado de Orange ha reportado ahora su primer caso de coronavirus que parece haberse propagado por la comunidad, con lo que el número total de presuntos casos ha aumentado a 13. La Agencia de Salud del Condado de Orange informó que una mujer adquirió el virus localmente y fue hospitalizada en condiciones estables.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio