Anuncio
Share

Cierre de escuelas: ¿Qué necesitan saber los padres?

Bless Patawaran and Cody Holmes demonstrate proper hand-washing
Bless Patawaran, a la izquierda, y Cody Holmes, ambos de 13 años, líderes estudiantiles en la Escuela Secundaria Burroughs en Los Ángeles, hacen un video que muestra la técnica adecuada para lavarse las manos.
(Francine Orr / Los Angeles Times)

Más de 100 distritos escolares en todo el estado, incluido el Unificado de Los Ángeles, han anunciado el cierre de los campus debido al coronavirus y los padres ahora enfrentan una tarea desalentadora.

No sólo deben encontrar cuidado para sus hijos, sino también tratar de continuar su aprendizaje. Deben hacerlo ya que las reuniones públicas han sido canceladas y muchas bibliotecas y museos han cerrado, y mientras muchos hacen malabarismos trabajando desde casa otros lidian con el estrés de la pérdida de empleos a medida que la economía se desacelera.

Eso significa que podría haber opciones limitadas para sacar a los niños de casa, especialmente dado el pronóstico de lluvias en la próxima semana.

Aquí les presentamos algunas de las preguntas que se hacen los padres.

Anuncio

¿Qué pasa si no tengo quien cuide a los niños?

El cierre de escuelas ejerce una presión increíble sobre los padres que trabajan y necesitan cuidado infantil. Hasta ahora, pocos distritos han anunciado planes para llenar ese vacío. Algunos, como el de Long Beach Unified, dijeron que estaban “considerando qué opciones de cuidado de niños, si las hubiera, podemos proporcionar a las familias durante este cierre no planificado”.

Sin embargo, el Unificado de Los Ángeles ha anunciado que abrirá 40 centros de recursos familiares para brindar atención a los niños si las familias lo necesitan. Los centros abrirán los miércoles y contarán con personal de lunes a viernes de 6 a.m. a 6 p.m. Se espera una lista de ubicaciones antes del lunes.

Anuncio

Estos centros proporcionarán cuidado de niños, actividades educativas y otros servicios. También ofrecerán comidas envasadas. Para mantener estos centros más seguros contra el virus, se tomará la temperatura a todos los visitantes a su llegada y se indicará a todos los estudiantes que se laven las manos, señaló el superintendente Austin Beutner.

Los centros serán atendidos por empleados del distrito de manera voluntaria, quienes recibirán un pago adicional. El distrito planea proporcionar capacitación para quienes trabajan en los centros los lunes y martes.

Mientras el distrito está finalizando una lista final de ubicaciones, es probable que los centros estén ubicados en las propias escuelas. Beutner apuntó que estarán vinculadas, cuando sea posible, a centros comunitarios que ya han sido identificados como parte del esfuerzo del distrito para descentralizarse en comunidades regionales de escuelas.

Beutner también dijo que esperaba que las agencias de tránsito locales brinden transporte gratuito desde y hacia estos centros según sea necesario, pero hasta ahora no se ha resuelto nada.

Anuncio

¿Qué les digo a los niños que preguntan sobre el coronavirus?

La Asociación Nacional de Psicólogos Escolares y la Asociación Nacional de Enfermeras Escolares presentaron pautas detalladas para los padres a fines de febrero explicando que cuando se trata de hablarles a los niños sobre una pandemia, es mejor tranquilizarlos y al mismo tiempo proporcionarles “información objetiva y apropiada para su edad sobre la posible gravedad del riesgo de enfermedad y una instrucción concreta sobre cómo evitar infecciones y propagación de enfermedades”.

Para los niños más pequeños, dice la guía, es mejor dar “información breve y simple que equilibre los hechos del COVID-19 con las garantías apropiadas”.

Anuncio

“Proporcione ejemplos simples de los pasos que las personas toman todos los días para detener los gérmenes y mantenerse saludable, como lavarse las manos. Use un lenguaje que les haga ver que los adultos están trabajando duro para mantenernos a salvo”, dice la guía.

El fanfarrón inquebrantable de Trump es entretenido (para algunos) cuando hay poco en juego, pero es desconcertante durante una crisis de salud pública

Mientras tanto, los niños mayores son “capaces de discutir el tema de una manera más profunda (como la de un adulto) y pueden ser remitidos directamente a las fuentes apropiadas sobre el COVID-19. Es importante proporcionar información honesta, precisa y objetiva sobre el estado actual de COVID-19. Tener ese conocimiento puede ayudarlos a sentir una sensación de control”, señala la guía.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han ofrecido una lista de pautas para hablar con los niños sobre el coronavirus que incluye:

Anuncio

-Permanezca tranquilo.

-Esté disponible para escuchar y hablar.

-Recuerde que los virus pueden enfermar a cualquiera, independientemente de la raza o etnia de una persona.

-Preste atención a lo que los niños ven o escuchan en la televisión, la radio o en línea.

Anuncio

-Considere reducir la cantidad de tiempo de pantalla enfocado en COVID-19 y proporcione información que sea honesta y precisa.

-Brinde a los niños información que sea veraz y apropiada para la edad y el nivel de desarrollo del menor.

-Hable con los niños sobre cómo algunas historias de COVID-19 en Internet y las redes sociales pueden basarse en rumores e información inexacta.

-Enseñe a los niños las acciones cotidianas para reducir la propagación de gérmenes.

Anuncio

¿Qué pasa con la carga emocional sobre padres e hijos?

Cerrar escuelas en medio de un brote de virus puede ser aterrador para los niños y podría generar un estrés significativo en los adultos que los rodean.

Mientras los padres y cuidadores navegan esta nueva realidad, ayudará a los niños si los adultos buscan maneras de disminuir sus propios miedos, indicó el terapeuta Jonathan Vickburg, supervisor de salud mental del programa Compartir y Cuidar de Cedars-Sinai.

Anuncio

“Desafortunadamente, cuando nosotros como adultos tenemos la ansiedad en alerta máxima, es muy fácil proyectar eso en los niños. Lo que sucede a veces es que los pequeños están tratando de reducir esa ansiedad e intentan cuidarnos, y no debería ser así", enfatizó. “En este momento, en realidad, como adultos, debemos preguntarnos qué podemos hacer para tranquilizar a nuestros hijos”.

Vickburg consideró que puede ser útil pensar en las cosas que han reducido el estrés en el pasado, tal vez es acercarse a amigos, religión, terapia o apagar las noticias de vez en cuando.

Compartir esas soluciones con los niños también puede ser útil, subrayó.

“Se les puede decir, ‘yo también estaba nervioso, y esto es lo que hice’”, dijo Vickburg. “Es una forma de ser un modelo para nuestros hijos”.

Anuncio

Además, indicó Vickbug, si los niños tienen preguntas, los adultos deben responderlas con hechos que sean apropiados para su desarrollo.

“No intenten ocultar información”, remarcó. “Algunos padres sienten que ‘si les comparten todo eso, los va a asustar’. Pero el mensaje que se transmite si ellos no dan información es que es demasiado aterrador para que incluso los padres hablen sobre eso”.

El agua de la llave se puede tomar durante esta pandemia: Tiendas se reabastecen

Si los niños van a estar en casa mucho más, también ayuda encontrar maneras de mantenerlos activos y de pasar tiempo en familia.

Anuncio

“Puede ser algo como: ‘Vamos a estar en casa y tal vez ustedes puedan ayudarme a preparar la cena’”, sugirió. “Es una forma de hacer que la situación no sea tan aterradora”.

Y finalmente, también puede ser útil probar algunos ejercicios de respiración o ejercicios relajantes, pasando por cada uno de los cinco sentidos y hacer preguntas como: ¿Qué ves? ¿Qué escuchas?

“Una vez que disminuyes la velocidad del cuerpo, realmente ayuda esa respuesta de lucha o huida que viene con la ansiedad”, dijo Vickburg.

Expertos en salud recomiendan prepararse para una propagación más extensa del nuevo coronavirus, pero sin caer en pánico

Anuncio

¿Están las escuelas preparadas para ayudar a los niños más necesitados?

Los desafíos serán más difíciles para los estudiantes con necesidades especiales y para aquellos que dependen de la escuela para alimentarse. El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, por ejemplo, sirve a más de 60.000 escolares con necesidades especiales, más del 12% de su matrícula total.

El Departamento de Educación de Estados Unidos este mes describió las responsabilidades de las escuelas con los estudiantes con discapacidades en caso de cierre de escuelas.

Esa guía dice que si una escuela continúa “brindando oportunidades educativas a la población general de estudiantes durante el cierre de escolar, la escuela debe garantizar que los estudiantes con discapacidades también tengan igual acceso a las mismas oportunidades”.

Anuncio

Pero los detalles de cómo puede funcionar eso en cada distrito aún no están claros. Las autoridades habían estado evitando cerrar las escuelas, citando las complicaciones para las familias, la dificultad de proporcionar servicios académicos e incluso las comidas escolares de las que dependen los niños.

El gobierno federal ha otorgado a California una exención para permitir la distribución de comidas a los estudiantes, incluso si se cancela la escuela, pero eso aún podría presentar grandes desafíos logísticos.

Varios distritos han dicho que planean continuar proporcionando comidas a los niños, pero esos detalles también se están resolviendo para muchos distritos.

Esto es lo que debe tener en su lista de compras de coronavirus mientras se abastece para una posible autocuarentena de 14 días o aislamiento en casa.

Anuncio

¿Cómo ayudarán las escuelas a que mi hijo siga aprendiendo?

Los distritos escolares de todo el país están trabajando arduamente para encontrar formas de mantener a los estudiantes aprendiendo durante los cierres. Algunos distritos han dicho que aprovecharán los programas de aprendizaje en línea, pero eso presenta varios desafíos.

Muchos estudiantes no tienen computadoras o acceso confiable a Wi-Fi. Debido a eso, algunos distritos han dicho que dependerán en gran medida de una herramienta más anticuada: paquetes de aprendizaje. Y algunos distritos están aprovechando la televisión pública para seguir con sus clases.

“Los padres deben saber que los distritos y las escuelas están planificando las mejores formas de impartir instrucción y garantizar el aprendizaje continuo en caso de cierre de la escuela en función de los recursos y las necesidades de su comunidad”, manifestó Margo Minecki, portavoz de la Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles. “Los padres deben esperar que los detalles sean proporcionados por el director de la escuela y el maestro”.

Anuncio

Beutner anunció recientemente una asociación con la entidad pública PBS SoCal / KCET para preparar la programación que saldrá al aire en conjunto con el cierre de cualquier escuela.

Expertos en cocina nos ofrecen consejos sobre qué alimentos guardar y cuales tener a mano en caso de que se decreten aislamientos por el coronavirus

“El contenido es profundo y rico, así el aprendizaje continuará", subrayó Beutner en una entrevista . “Comenzamos con lo que es bueno: la instrucción basada en estándares, no con lo que es buena televisión”.

De todos modos, estas ofertas incluirán alguna programación de calidad, incluidos, por ejemplo, documentales de Ken Burns que encajarían en una historia o clase de gobierno. Los materiales se extraen de la biblioteca PBS SoCal / KCET, programas que a menudo ya incluyen un plan de estudios o un marco para el estudio académico.

Anuncio

La PBS SoCal / KCET planea ofrecer programación de nivel de preparatoria. KLCS, que es operado por L.A. Unified, ofrecería contenido para los grados 3 a 8. Y PBS / SoCal manejaría desde preescolar hasta el grado 2.

Si bien sería imposible replicar un día completo de instrucción para cada grado y nivel académico, la medida aún podría ser el esfuerzo nacional más completo hasta ahora para ofrecer un día de enseñanza escolar en televisión.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Anuncio


Anuncio