Anuncio

Expertos revelan en reciente estudio que esta mascarilla es la mejor opción después de la N95, le siguen otras

La polaina del cuello, que estaba hecha de material de poliéster spandex, tuvo el peor desempeño en el estudio.
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

Todos los cubrebocas ofrecen cierta protección contra el coronavirus, pero algunos definitivamente más que otros, de acuerdo con el más reciente estudios sobre mascarillas de Duke University.

El respirador N95 sin válvula fue el más efectivo en el estudio, pero los expertos dicen que estos dispositivos deben reservarse para los trabajadores de la salud. Por su parte, los respiradores N95 con válvulas de exhalación no tuvieron buen puntaje.

Enseguida del respirador N95, el cobertor con mayor efectividad es la mascarilla quirúrgica desechable hecha de un material derivado del plástico llamado polipropileno.

Anuncio

Pero si no cuenta con la segunda opción, que recomiendan los expertos, también hay otras opciones.

“En estudios de prueba comparamos una variedad de tipos de cubiertas faciales comúnmente disponibles y observamos que algunas se acercan al rendimiento de las mascarillas quirúrgicas estándar, mientras que otras alternativas de máscaras, como el vellón para el cuello o las bandanas, ofrecen muy poca protección”, dice el estudio.

Así que la siguiente mejor opción después de las mascarillas quirúrgicas desechables, se encuentra la máscara hecha de dos capas de algodón y una capa de material sintético, aseguran en https://advances.sciencemag.org/content/early/2020/08/07/sciadv.abd3083

Anuncio

En experimentos, pañuelos, pasamontañas de vellón (equipo para clima frío que cubre toda la cara excepto los ojos) y polainas para el cuello (tubos de tela de alto rendimiento que se usan típicamente para correr al aire libre), quedan abajo en la lista de efectividad.

Los investigadores del Departamento de Física de Duke colocaron un rayo láser en una caja oscura que iluminaría las gotas respiratorias a medida que atraviesan la luz. Luego, un orador colocó su boca junto a un orificio en la caja y dijo una frase mientras una cámara (en este caso, una cámara de iPhone) en el otro extremo de la caja capturaba en video las gotas en tiempo real.

Anuncio

Los investigadores probaron un total de 14 revestimientos faciales comunes y luego analizaron el video cuadro por cuadro utilizando un algoritmo informático que cuenta la cantidad de partículas visibles. Los participantes dijeron la frase “Manténgase saludable, gente” cinco veces en el láser, un total de 10 veces por cada máscara.

La polaina del cuello, que estaba hecha de material de poliéster spandex, tuvo el peor desempeño en el estudio.

“Atribuimos esto a... el tejido que divide esas partículas grandes en muchas partículas pequeñas”, dijo en un video el doctor Martin Fischer, químico, físico y autor del estudio. Un pañuelo atado para cubrir la nariz y la boca solo ofrecía un poco más de protección que ninguna máscara para filtrar partículas.


Anuncio