Anuncio
Share

Sí, puedes contraer COVID dos veces. No te alarmes, dicen los científicos de San Diego

Una célula, de color marrón verdoso, muy infectada con el coronavirus
Una célula, de color marrón verdoso, muy infectada con el coronavirus, oficialmente llamado SARS-CoV-2, que causa el COVID-19.
(National Institute of Allergy and Infectious Diseases—Integrated Research Facility)

Los datos del condado de San Diego sugieren que pocos residentes han adquirido COVID-19 dos veces hasta ahora, haciendo eco de los hallazgos de los investigadores de todo el mundo.

El Union-Tribune preguntó a la Agencia de Salud y Servicios Humanos del Condado de San Diego el número de personas que han dado positivo en dos ocasiones por el coronavirus, con su segunda prueba al menos tres meses después de la primera. Ese límite se basa en un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que dice que una persona infectada puede propagar el virus hasta tres meses después de mostrar los primeros síntomas...

“Menos de 10" sandieguinos cumplían esos criterios, según la oficial de comunicaciones Sarah Sweeney.

Anuncio

Esa es una pequeña fracción de las más de 70 mil personas que han dado positivo en el test de COVID-19 en la región. Y Sweeney advierte que el condado no está seguro de que estos sean casos genuinos de reinfección y no pruebas que recogen los restos de la primera infección de una persona.

Para averiguarlo, los investigadores tendrían que secuenciar muestras virales de ambas pruebas y compararlas. Diferencias genéticas claras entre las muestras serían una fuerte señal de que alguien se infectó dos veces.

Eso es lo que hicieron los científicos para identificar el primer caso confirmado de reinfección por COVID-19 —un hombre que vivía en Hong Kong que dio positivo en la prueba del coronavirus (SARS-CoV-2) a finales de marzo y de nuevo a mediados de agosto.

El experto en enfermedades infecciosas de la UC San Diego, Chip Schooley, es el editor de la revista de Enfermedades Infecciosas Clínicas, donde se publicó el estudio. Dice que no es sorprendente que los investigadores encuentren casos de reinfección por COVID-19.

“Sabíamos que este sería el caso”, dijo Schooley. “Otros coronavirus tuvieron la misma experiencia: Desarrollas inmunidad durante un ataque de infección, la inmunidad disminuye y luego el virus vuelve a aparecer y te infectas. Y eso es lo que está pasando con este coronavirus también”.

Los investigadores locales dicen que eso no es necesariamente motivo de preocupación.

Notablemente, la primera persona con una reinfección confirmada de COVID-19 tuvo síntomas leves durante su primer ataque de la enfermedad y ningún síntoma la segunda vez.

Las compras navideñas y las reuniones familiares podrían suponer un gran peligro

Eso recuerda a un estudio del Reino Unido de 1990 en el que los voluntarios fueron deliberadamente expuestos a un coronavirus que causa el resfriado común. La mayoría de los participantes que fueron expuestos dos veces aún se infectaron de nuevo, pero no desarrollaron síntomas ni propagaron el virus durante el tiempo que lo hicieron la primera vez: lo que presumiblemente significa que fueron menos infecciosos.

“No sabemos si eso se puede extrapolar al SARS-CoV-2, pero sería un buen escenario”, dijo Alessandro Sette, investigador de Inmunología de La Jolla.

Sette y sus colegas observaron recientemente las respuestas inmunológicas de 185 personas que se recuperaron de COVID-19. Su estudio, que aún no ha sido revisado por pares científicos, mostró que la mayoría de las respuestas inmunológicas de estas personas aún eran detectables de seis a ocho meses después de enfermarse.

“No vemos ninguna ‘bandera roja’”, dijo Sette. “Por lo que vemos, no es difícil imaginar que la respuesta podría durar años.”

Los hallazgos encajan con los de un estudio que rastreó a más de 12 mil trabajadores de la salud del Reino Unido de abril a noviembre. Los trabajadores con anticuerpos contra el coronavirus, una señal de que habían tenido COVID-19 antes, eran menos propensos a infectarse que aquellos que nunca habían estado expuestos antes.

Eso sugiere que los anticuerpos, proteínas inmunes que se agarran a la superficie de un virus y pueden evitar que entre en sus células, podrían reducir la probabilidad y la gravedad de la reinfección. Pero no todos los anticuerpos bloquean la infección, y hay pruebas de que las células T, que matan a las células infectadas antes de que puedan diseminar el virus, también juegan un papel clave en la lucha contra el coronavirus.

Solo el tiempo dirá cuánto duran las respuestas inmunes a COVID-19, ya sea debido a una infección natural o a una vacuna. Pfizer y Moderna informaron recientemente de que sus vacunas tienen una eficacia de alrededor del 95 por ciento en la prevención de COVID-19, mientras que AstraZeneca anunció que su vacuna tenía una eficacia total de alrededor del 70 por ciento.

Una vacuna ideal reduciría el riesgo de reinfección durante años, incluso décadas. También limitaría sus síntomas y lo haría menos contagioso si se infectara. Pero Sette dice que es demasiado pronto para saber qué tan bien la vacuna COVID-19 haría cualquiera de esas cosas, y por cuánto tiempo, aunque los signos actuales son alentadores.

“Lo prudente y responsable es seguir cumpliendo, llevar la máscara y practicar el distanciamiento social”, dijo Sette.

Otra razón para no tirar la precaución al viento después de recuperarse de COVID-19: La mayoría de la gente no ha estado expuesta al virus todavía. Así que incluso si una segunda exposición no te enferma, podrías contagiar el virus a alguien que es más vulnerable porque no tiene inmunidad.

En este momento, hay mucha propagación viral por ahí.

“En cuanto a los temas más urgentes de hoy, tal vez no sea tanto la reinfección como las infecciones”, dijo Sette. “Pero claramente existen”.


Anuncio