Advertisement
Share

Lo peor de la pandemia está por venir: Redoblan los casos en Los Ángeles

21 por ciento de las personas que se hacen el examen en el Condado resultan ahora positivas.
(Kent Nishimura/Los Angeles Times)

En tan solo un mes se redoblaron los casos de coronavirus en el condado de Los Ángeles, y lo peor está por venir, sostienen los expertos ante el surgimiento de más personas en contra de las órdenes de estadía en el hogar y el cierre de negocios.

21 por ciento de las personas que se hacen el examen en el Condado resultan ahora positivas.

Si continúan las tendencias actuales de casos, habrá más de 9.000 pacientes con COVID hospitalizados en dos semanas.

Advertisement

“Nuestros funcionarios de salud pública tienen una misión: salvaguardar la salud pública”, dijo la supervisora del condado Hilda Solís.

“Ellos no son los culpables, el virus lo es. A pesar de lo que afirman los manifestantes, esto no es un engaño. Hay que dar un vistazo a nuestros hospitales donde la atención ahora tiene que ser racionada. Y solo empeorará si cedemos a las demandas de reabrir en un momento en que nuestros casos y muertes continúan disparándose”, dijo.

Los comentarios se producen ante el anuncio del número de casos en el condado de 9.142 infecciones el lunes, mientras que Long Beach anunciaba 1.865 casos nuevos y Pasadena agregó 186.

Advertisement

Aún con las advertencias, el fin de semana se vieron más manifestantes anti-mascarilla en lugares de compra como el centro comercial Westfield Century City y decenas de personas reuniéndose en un concierto de Nochevieja frente a una iglesia de Valencia.

La doctora Christina Ghaly, directora del Departamento de Salud ha tachado las manifestaciones como negativas.

“Para esas personas, les recordaría que esto no se trata solo de ustedes”, manifestó Ghaly.

Advertisement

En cuanto a las próximas semanas, Ghaly advirtió que, a pesar de comenzar un nuevo año, el virus permanece y, “es casi seguro que lo peor todavía está por venir”.

El Condado también reportó 77 muertes más debido a COVID-19 el lunes.

“Es probable que experimentemos las peores condiciones que hemos enfrentado toda la pandemia en enero”, añadió la directora de salud pública del Condado, Bárbara Ferrer, enfatizando que en poco más de un mes, se ha duplicado el número de personas que dieron positivo por COVID-19, pasando de 400.000 casos el 30 de noviembre a 800.000 el 2 de enero.

Advertisement

Los hospitales del Condado estaban operando con un total de aproximadamente 3.000 camas de UCI, con una media diaria de solo 29 camas disponibles con personal. Los nosocomios del Condado operaban un promedio de alrededor de 10.000 camas fuera de la UCI.


Advertisement