Anuncio
Share

5 formas en las que la pandemia podría mejorar la educación de su hijo

Un aula físicamente distanciada en R. Roger Rowe.
(Courtesy)

El cambio al aprendizaje a distancia durante la pandemia causó angustia a los padres, pero también generó beneficios inesperados que pueden resultarles difíciles de olvidar ahora de regreso a clases en las aulas, de acuerdo con algunos expertos.

Si bien la educación en la era de la pandemia ha sido difícil, los padres han llegado a apreciar los beneficios inesperados del aprendizaje a distancia, dijo Emily Greene, autora de School, Disrupted: Rediscovering the Joy of Learning in a Pandemic-Stricken World.

Algunos beneficios son tan positivos, dijo, que los padres se muestran reacios a volver al estatus quo previo a la pandemia de la educación presencial sin hacer algunas mejoras.

La telesalud cada vez más a la moda durante la pandemia

“El diálogo ha cambiado a medida que los padres y los estudiantes reflexionan sobre el último año y piensan detenidamente sobre lo que esperan llevar adelante para mejorar la experiencia escolar”, dijo Greene.

Anuncio

Greene, madre trabajadora de tres hijos, dijo que la pandemia empujó a los padres a pensar de manera diferente sobre la “educación tradicional”.

Aquí hay cinco beneficios que Greene afirma que los padres esperan llevar adelante:

La mayoría de las muertes por COVID-19 están relacionadas con diabetes y presión alta

Más tiempo libre: Antes de la pandemia, la vida de muchas familias estaba sobre programada. El cierre ayudó a las familias a reconectarse con las alegrías del tiempo libre, el tiempo de juego y el tiempo de inactividad. Esto eliminó el estrés de los niños abrumados con tareas, actividades extracurriculares y horarios demasiado estructurados y abrió la puerta para que floreciera la curiosidad natural. Los científicos dicen que el tiempo libre es esencial para el desarrollo del cerebro y está ligado a la curiosidad, la creatividad y la imaginación.

“Al recordar el año pasado, muchos padres notan un aumento en la curiosidad natural, la expresión creativa y el pensamiento imaginativo de sus hijos”, dijo Greene.

Cómo recuperar la salud después del COVID-19: Esta doctora ofrece sugerencias

Más tiempo al aire libre: Muchas familias se conectaron con el aire libre de nuevas formas, como caminar, andar en bicicleta o simplemente almorzar al aire libre.

“Los padres no quieren que sus hijos pierdan sus nuevos niveles de actividad al aire libre. Ahora comprenden que un recreo corto por día no es suficiente”, expuso Greene.

Antes de la pandemia, señaló, muchos niños pasaban menos tiempo al aire libre que los presos. Una encuesta de 12.000 padres en 10 países, encontró que la mitad de los niños de 5 a 12 años estaban afuera menos de una hora al día, en comparación, a los reclusos de las prisiones de máxima seguridad de Estados Unidos.

Ella postergó la cita con los médicos durante la pandemia sin saber que tenía cáncer

Menos estandarización y más personalización: Un aula tradicional en persona sigue un horario estandarizado, dejando poco espacio para el trabajo independiente o proyectos apasionantes. Sin embargo, el aprendizaje a distancia ofrecía brechas en el día para que los niños exploraran sus pasiones e intereses.

“Entre mediados de marzo y mediados de abril de 2020, las búsquedas de Google de ‘Cómo hacer’ se duplicaron, al igual que las búsquedas de ‘Bricolaje’”, dijo Greene. “En un mundo que de repente se volvió más virtual de lo que estábamos acostumbrados, los niños querían participar de nuevas formas”.

Si tengo un negocio pequeño cómo puedo solicitar subvenciones de hasta $10.000

Más conexión con lo que están aprendiendo: Con los estudiantes trabajando de forma remota, los padres estaban al tanto de lo que sus hijos estaban aprendiendo.

“Si bien al principio muchos padres se sintieron abrumados con la supervisión del aprendizaje a distancia, finalmente llegaron a valorar esta conexión”, dijo Greene. “Ahora, numerosos padres tienen un nivel más profundo de participación que no quieren perder”.

¿Cómo ayuda esto a mi hijo? Ella predice que este nuevo nivel de participación de los padres desencadenará actualizaciones del plan de estudios estandarizado que se habían retrasado mucho tiempo, así como más opciones para los niños.

“Eso significa menos tareas domésticas, menos tiempo perdido en pruebas estandarizadas irrelevantes y más enfoque en la curiosidad, la creatividad y la alegría en el aula”.


Anuncio