Anuncio
Share

Condado de San Diego a sus empleados: Vacúnense contra COVID-19 o háganse pruebas con regularidad

Sede del condado de San Diego
El condado de San Diego exigirá que todos sus empleados se vacunen contra el coronavirus o se sometan a pruebas periódicas para detectar el virus.
(Hayne Palmour IV / The San Diego Union-Tribune)

El condado de San Diego anunció esta semana que exigirá a sus empleados que se vacunen contra el coronavirus o se sometan a pruebas periódicas.

La nueva política entrará en vigor a mediados de agosto, según la agencia. El condado emplea a 18 mil personas, lo que lo convierte en el quinto mayor empleador de la región, según el último reporte financiero.

“La vacunación es la clave para la reapertura completa y segura de la economía”, dijo el condado en un tuit.

Anuncio

El condado, que todavía está trabajando en los detalles de la nueva política, no ha especificado la frecuencia con la que los empleados no vacunados tendrán que hacerse la prueba.

La organización tampoco ha dicho cómo verificará el estado de vacunación de los empleados, aunque podría hacerlo utilizando el sistema digital de verificación de vacunas que el estado lanzó en junio o comprobando el registro de inmunización de la región, que el condado gestiona.

El anuncio se produce después de que los funcionarios locales han pasado meses animando a los habitantes de San Diego a vacunarse contra el coronavirus.

Sin embargo, aunque 2 millones de residentes han sido completamente inmunizados, los casos y las hospitalizaciones vuelven a aumentar. Hace un mes, los casos diarios rondaban los 100 nuevos contagios; ahora la norma son 700 o más casos al día.

Anuncio

Y el número de habitantes de San Diego hospitalizados con COVID-19 se ha triplicado con creces, pasando de unos 70 a 90 a finales de junio a 269 en la última actualización del condado sobre el coronavirus.

Los expertos en enfermedades infecciosas señalan a la variante delta del coronavirus como la principal razón de este rápido aumento. Esta cepa viral, identificada por primera vez en la India, es probablemente la responsable de alrededor del 80 por ciento de los nuevos casos en Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. La gran mayoría de esos casos se han producido entre quienes no están totalmente vacunados.

Los CDC anunciaron que ahora piden a todos los estadounidenses, independientemente de su estado de vacunación, que usen mascarillas en espacios públicos cerrados si viven en una zona donde el coronavirus se está propagando rápidamente. Ese mismo día, el condado emitió su propia recomendación para que los habitantes de San Diego sigan las nuevas directrices de los CDC.

Anuncio

Pero el condado no está exigiendo el enmascaramiento en interiores para todos, a diferencia del condado de Los Ángeles, simplemente recomendándolo.

Y por ahora, la política del condado entre sus propios empleados es la misma que su orientación al público, solo requiere el enmascaramiento en interiores para aquellos que no están totalmente vacunados.

Con el rápido aumento de los casos en todo el país, los funcionarios estatales y federales también están tomando medidas más agresivas para frenar la propagación del virus.

El lunes, el gobernador Gavin Newsom anunció que los empleados y trabajadores sanitarios de California deben vacunarse o someterse a pruebas periódicas. Y el presidente Joe Biden hizo un anuncio similar para los empleados federales, añadiendo que el ejército estudiará la posibilidad de exigir la vacunación contra el coronavirus.

Anuncio


Anuncio