Anuncio
Share

Vuelva a elegir nuestros servicios o destruiremos su crédito, le dijo Spectrum a un ex cliente

The Spectrum logo is displayed on a smartphone with U.S. currency in the background.
En una carta extrañamente amenazadora, el gigante del cable Spectrum advierte a un antiguo cliente que será reportado como un deudor a menos que renueve su suscripción a algún servicio.
(SOPA Images / LightRocket via Getty)

En una carta extrañamente amenazante, el gigante del cable Spectrum advierte a un antiguo cliente que será denunciado como moroso a menos que renueve su suscripción.

Steve Schklair se pregunta por qué el gigante del cable Spectrum lo está presionando. “Han pasado años desde que fui su cliente”, me dijo.

Sin embargo, el residente de Altadena recibió una carta extraña de Spectrum exponiendo que, “como una única cortesía”, la compañía cancelaría la deuda que supuestamente tiene y dejaría de reportarlo como inactivo a las agencias de crédito, si él acepta reanudar el servicio de cable.

“Es más probable que un historial crediticio bien establecido le permita calificar para tasas hipotecarias más bajas, mejores oportunidades de obtener tarjetas de crédito y aprobaciones para el alquiler de viviendas”, remarca la nota, lo cual sugiere que las finanzas de Schklair podrían estar en serios problemas a menos que regrese a las filas de Spectrum.

Anuncio

“Ha trabajado duro para construir un gran futuro para usted y su familia”, continúa. “Esperamos darle la bienvenida nuevamente”.

Tal vez sea solo mi impresión, pero el tono tiene un aire a “The Sopranos”: “Has creado una buena vida; sería una pena que te pasara algo”.

Un portavoz de la firma confirmó la autenticidad de la misiva y la llamó “una oportunidad para volver a conectarse” con la compañía de cable. Spectrum se asocia con Los Angeles Times en un programa de televisión nocturno.

Todas las empresas basadas en suscripciones trabajan arduamente para retener y renovar las relaciones con los clientes; es común que seduzcan a sus antiguos suscriptores para que regresen a sus filas, con descuentos y ofertas increíbles.

Algunas veces surgen situaciones que plantean dudas sobre si proteger a los clientes es una prioridad para algunas instituciones financieras.

Sin embargo, nunca antes había visto una propuesta que amenace tan descaradamente con hacer daño a menos que el potencial cliente decida volver.

La carta de Spectrum le explica a Schklair que, a pesar de su supuesta irresponsabilidad fiscal, la reanudación del servicio de cable le permitirá “volver con un buen historial”. “Y cuando se convierta en cliente”, agrega, “eliminaremos su deuda y dejaremos de informarla a cualquier agencia de crédito”.

Al igual que yo, Schklair tomó eso como una advertencia no tan disimulada de que la compañía le hará las cosas difíciles a menos que se sume. “Parece un chantaje empresarial”, señaló. “La carta está llena de amenazas reales e implícitas”.

Le pregunté si le debe dinero a Spectrum. “No”, respondió Schklair. “Han pasado años desde que fui su cliente, y nunca mencionaron nada acerca de alguna factura pendiente”.

¿Avisos de pagos atrasados? “No”.

¿Advertencias sobre informes adversos a las agencias de crédito? “No, nada de eso”.

Sin embargo, la carta de Spectrum dice explícitamente que si reanuda el servicio de cable, la empresa “dejará de informar” la “deuda anterior” a las agencias de crédito, lo cual implica que Spectrum ya ha presentado dichos reportes.

Las tentativas de fraude que involucran cuentas de depósito superaron los $25 mil millones ese año. Ello significa que los bancos salvaguardaron con éxito casi $9 de cada $10 a los que apuntaban los estafadores. Aún así, se perdieron miles de millones de dólares por fraude.

Cualquier informe negativo en su expediente crediticio puede reducir su puntaje, lo cual dificulta pedir dinero prestado a tasas de interés razonables o realizar actividades financieras, como refinanciar una hipoteca.

“Para aprovechar esta oferta especial de eliminación de deudas”, añade la carta de Spectrum, “todo lo que tiene que hacer es comprar un producto de TV, internet y/o voz de Spectrum”.

Específicamente, la nota anima a inscribirse en el servicio de internet a una tarifa inicial de $49.99 al mes durante los primeros 12 meses. Después de eso, el precio sube a $74.99 mensuales, un incremento del 50%.

A petición mía, Schklair comprobó su historial crediticio. Me indicó que el único paso en falso financiero que se mostraba era un pago tardío con tarjeta de crédito en enero de 2020, cuando estaba fuera del país. “No hay ningún impacto negativo de Spectrum”, confirmó.

Esto sugiere que la empresa en realidad no informó nada sobre sus facturas supuestamente adeudadas. Y en ese caso, la carta de Spectrum no solo sería amenazante sino también engañosa. Quizás “deshonesta” sea una mejor palabra.

Schklair hizo dos llamadas a la compañía para ver qué estaba pasando. Los representantes de servicio que lo atendieron en ambas ocasiones, me comentó, no encontraron obligaciones pendientes.

Compartí todo esto con Spectrum y solicité algunas aclaraciones. Dennis Johnson, un portavoz de la firma, se negó a discutir los detalles de la situación en particular y afirmó que cartas como la que recibió Schklair se envían a numerosos antiguos clientes que pueden tener problemas de facturación.

Las notas, agregó, tienen por finalidad ayudar a las personas endeudadas a regresar al buen camino financiero, destacó.

“La oferta elimina el saldo vencido y deja de informar de esa deuda a cualquier agencia de crédito, ambas cosas buenas para el consumidor, y sí, los invita a volver a conectarse con Spectrum Internet a un precio promocional”, comentó.

Dando a la empresa el beneficio de la duda, es loable que Spectrum esté dispuesta a renunciar a las deudas pendientes y ayudar a las personas a mantener un buen historial crediticio.

Pero leí la carta enviada a Schklair varias veces, y todavía me pregunto por qué expresan esas supuestamente buenas intenciones de una manera tan agresiva.

Aquí está la línea clave nuevamente: “Y cuando se convierta en cliente, eliminaremos su deuda y dejaremos de informarla a cualquier agencia de crédito”.

Es decir, si no regresa como cliente de Spectrum, la empresa seguirá molestando con su puntaje crediticio. Eso no es una oferta promocional; es una extorsión.

Incluso si Schklair le debiera dinero a Spectrum, tiene que haber formas más agradables de lidiar con ello que amenazar con hacer un daño fiscal a menos que la persona se comprometa a darle dinero a la empresa de forma regular.

La factura promedio por cable es de $116 al mes.

Le pregunté a Schklair qué opinaba de la respuesta de Spectrum a mis preguntas. “Amenazaron con destruir mi crédito”, respondió. “Eso es desagradable”.

Quizá Spectrum pensó que se trataba de una oferta que nadie podría rechazar.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio