Anuncio
Share
EEUU

La policía identificó al tirador del Festival del Ajo de Gilroy como Santino William Legan; entre las víctimas hay 2 niños

El hombre que se cree que abrió fuego en el Gilroy Garlic Festival el domingo, matando a 3 e hiriendo a 12, fue identificado por una fuente policial como Santino William Legan, de 19 años, de Gilroy.

Legan recibió un disparo mortal de la policía el domingo después del tiroteo masivo en el popular festival de comida en el condado de Santa Clara.

Las autoridades registraron el lunes una casa vinculada a Legan, pero todavía estaban buscando un motivo. La fuente, que habló con Los Angeles Times bajo condición de anonimato, dijo que los detectives todavía estaban investigando los antecedentes y las declaraciones de Legan en las redes sociales.

Los oficiales salieron de la casa cargando varias bolsas de papel el lunes temprano.

Anuncio

En las horas previas al tiroteo, Legan publicó una foto en su perfil de Instagram, que desde entonces ha sido eliminada, de lo que parecía ser el Gilroy Garlic Festival con la leyenda: “El tiempo del festival del ajo… ayyy se desperdicia por lo caro...”

Police search home of the man believed to be the Gilroy mass shooter
Un agente de policía abandona el domicilio familiar de Santino William Legan, identificado por la policía como el tirador del Gilroy Garlic Festival.
(Noah Berger/AP)

También publicó una foto de un letrero de Smokey Bear advirtiendo sobre el peligro de incendio con una leyenda que instruía a las personas a leer la novela “Might Is Right” de Ragnar Redbeard. El libro, publicado en 1890, incluye principios relacionados con el darwinismo social y describe ideas misóginas y racistas.

El popular festival de comida en la “Capital mundial del ajo” estaba a punto de cerrar alrededor de las 5:30 p.m. el domingo cuando al menos un hombre armado abrió fuego.

Anuncio

Los testigos informaron haber escuchado varias rondas disparadas por un hombre armado con un rifle y vestido con lo que parecía un chaleco táctico y uniforme de camuflaje. Dijeron que disparó más de una docena de veces antes de detenerse y luego volver a disparar contra la multitud. La policía dijo inicialmente que 15 personas habían resultado heridas en el tiroteo, pero los funcionarios redujeron ese número a 12 el lunes temprano.

El jefe de la policía de Gilroy, Scot Smithee, dijo el domingo por la noche que los testigos informaron que un segundo hombre estaba involucrado de alguna manera, pero que la policía todavía lo estaba buscando. Aseguró que el hombre armado pudo eludir la seguridad del festival entrando desde el área de un arroyo y cortando una cerca.

Kawika Palacios, 29, said his parents saw police searching a home linked to the man suspected of opening fire Sunday at the Gilroy Garlic Festival. 

Aproximadamente una docena de agencias policiales estuvieron involucradas en la investigación y habían estado trabajando toda la noche, dijo Mitch Matlow, capitán del Departamento de Bomberos de San José.

La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos también registró una casa vinculada al hombre armado, según una fuente policial.

Ernesto Mendoza dijo que una caravana de vehículos de la policía llegó a su tranquilo vecindario de Gilroy el domingo por la noche, poco después de los informes de un tiroteo en el cercano festival de ajo. Un silbido de los altavoces de los vehículos fue un mensaje: entra y cierra las puertas.

Las autoridades acordonaron la boca del callejón sin salida hasta aproximadamente la 1 a.m., cuando los vehículos salieron, dijo.

El jefe Michel Moore quiere reforzar dramáticamente la fuerza de voluntarios del LAPD, formada para patrullar los vecindarios y disuadir los crímenes contra la propiedad.

Mendoza creía que se estaban asegurando de que el vecindario estuviera a salvo; a menudo corre en el parque donde se celebra el festival, a sólo 30 minutos de su casa. No fue hasta esta mañana, cuando los periodistas le preguntaron a Mendoza lo que sabía de sus vecinos, que se dio cuenta de que el tirador podría haber vivido en su calle.

Anuncio

"¿Nuestro vecino? No queremos especular que es nuestro vecino, porque todavía no sabemos”, dijo. “Es terrible. ¿Cuántos años llevan haciendo ese festival? Se supone que es muy tranquilo”.

Taylor Pellegrini, de 25 años, dijo que estaba sentada en un banco cerca del patio de comidas en el festival con su novio y dos amigos cuando escuchó el sonido de los disparos. Cuando los ‘tronidos’ continuaron y la gente comenzó a correr, se dio cuenta de que estaban en peligro.

“La gente gritaba: '¡Tirador activo, tirador activo!’ Y algunas personas tropezaron y se quedaron en el suelo para que las balas no las golpearan”, dijo. “La gente estaba debajo de las mesas y dejaban caer sus teléfonos y todo lo que tenían en sus manos”.

Los videos de la escena mostraron a personas gritando y corriendo por los terrenos del festival.

“Por favor, oren por todos. Los tiradores comenzaron a disparar al azar hacia todas partes”, escribió una persona en Twitter. “Un niño está muerto hasta ahora y otros heridos. Todavía estamos esperando mientras los encuentran”.

“Los momentos más espantosos de mi vida en el festival del ajo de Gilroy”, escribió otra persona. “Espero que todos hayan salido bien”.

Vivian Zhang, de 24 años, dijo que estaba caminando hacia la salida con dos amigos cuando escuchó estallidos y crepitaciones y luego vio bruscos destellos de luz. Un camión en el que estaban parados fue golpeado cuatro veces; las balas rebotaron en el suelo.

Fue entonces cuando comenzaron a correr tan rápido como pudieron.

Anuncio

“Comenzaron a ponernos a todos en los transbordadores de estacionamiento”, dijo Zhang, un residente de Oakland. “Para su crédito, los voluntarios fueron muy receptivos. No estaban entrando en pánico”.

Todos parecían desorientados, dijo Zhang. Los padres agarraron a sus hijos mientras la policía corría hacia la multitud. “Era todo un grupo de gente sintiendo un terror absoluto”, aseveró Emily Gifford, la amiga de Zhang de 23 años.

Mientras Zhang corría, recordó haber pensado: “Estoy sobreviviendo a un tiroteo masivo en este momento, pero ni siquiera estoy segura de si eso será cierto en un momento”, dijo.

Vielka Garrido, de 48 años, estaba sentada con su amiga y su hija de 19 años, disfrutando de una banda de rock clásico de San José llamada TinMan cuando tocaba su última canción en el festival.

Ella estaba transmitiendo un video en vivo en Facebook para mostrarles a todos lo mucho que se estaban divirtiendo. Estaban comiendo mariscos y espaguetis, y bailando.

“Y luego escuchamos boom, boom, boom”, dijo Garrido. “Pensamos que eran fuegos artificiales, pero después, cuando vimos a la gente corriendo, oh, Dios mío, fue terrible”.

Los disparos se sentían cerca de donde estaban sentados al frente del escenario. Su grupo también comenzó a correr, buscando refugio en un contenedor donde se escondían muchos otros asistentes al festival.

Mientras corría, vio a alguien que le practicaba RCP a un niño pequeño.

Jack Van Breen, vocalista y guitarrista de TinMan, le dijo a KGO-TV que la banda estaba tocando un encore (la canción final) cuando escuchó un disparo. Caminó en dirección al ruido y vio a un hombre “con camisa verde, un pañuelo gris alrededor de su cuello y lo que parecía ser un rifle de asalto”.

“Comenzó a disparar nuevamente en dirección de donde estaban cenando todas las personas”, dijo Van Breen. Dirigió a los miembros de su banda para que despejaran el escenario, y que se escondieran debajo para que no pudieran ser vistos.

Van Breen dijo que escuchó que alguien gritaba: "¿Por qué haces esto?” Y la respuesta: “Porque estoy muy enojado”.

Los familiares de Steven Romero, de 6 años, de San José, dijeron que el niño murió en el tiroteo. La madre y la abuela del niño, quienes también estaban en el festival, resultaron heridas.

El padre del niño, Alberto Romero, le dijo al San Jose Mercury News que estaba en su casa el domingo por la tarde cuando recibió una llamada de pánico de su esposa diciendo que alguien le había disparado a su hijo en la espalda y que a ella le habían disparado en el estómago y mano y a su madre en la pierna.

“No podía creer lo que estaba pasando, que lo que ella estaba diciendo era una mentira, que tal vez estaba soñando”, dijo.

Cuando llegó al Hospital Regional St. Louise en Gilroy, el personal del hospital le dijo que su hijo se encontraba en estado crítico.

“Dijeron que estaban atendiéndole, y cinco minutos después me confirmaron que estaba muerto”, dijo Romero al periódico. Aseguró que su hijo era alegre y siempre quería jugar.

Fundado en 1979, el Gilroy Garlic Festival se presenta como “el mayor festival de comida de verano del mundo”. El evento de tres días, que se realiza en Christmas Hill Park en la ciudad al sureste de San José, es organizado por voluntarios de la comunidad y recauda fondos para las escuelas locales, organizaciones benéficas y organizaciones sin fines de lucro.

El festival atrae a decenas de miles de personas cada año a la ciudad de 58.000 habitantes.

“Es una circunstancia tan triste, tan terriblemente molesta, que esto haya sucedido el tercer y último día del festival”, dijo Brian Bowe, director ejecutivo del Gilroy Garlic Festival, en una conferencia de prensa el domingo por la noche. “Y haber visto que el evento terminara de esta manera ese día es una de las cosas más trágicas y tristes que he tenido que vivir”.

La violencia provocó inmediatamente mensajes de apoyo y luto por parte de los funcionarios públicos y un llamado renovado a reformas radicales de control de armas.

“Esto es terrible”, dijo el gobernador Gavin Newsom. “Esta noche, California está con la comunidad Gilroy”.

La ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, publicó una foto de Steven Romero en Twitter y escribió: “Estados Unidos no puede seguir así. Por el bien de nuestros hijos, tenemos que cambiar”.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, ofreció sus condolencias a las víctimas del tiroteo el domingo por la noche.

“Es devastador que las familias no puedan disfrutar de un festival comunitario sin temor a la violencia con armas de fuego”, dijo. “Tenemos un imperativo moral para poner fin a esta epidemia”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio