Advertisement

Ordenan a agente, cuya recontratación provocó protestas, entregar su pistola y placa

Ordenan a agente, cuya recontratación provocó protestas, entregar su pistola y placa
El agente Caren Carl Mandoyan, con el sheriff Alex Villanueva, centro, y el sheriff Tim Murakami, fue reincorporado luego de ser despedido en relación con denuncias de abuso doméstico y acoso. (Mel Melcon / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

Funcionarios del condado de Los Ángeles revirtieron la controversial reincorporación de un agente que trabajaba como ayudante de campaña del sheriff Alex Villanueva, una decisión sobre el personal que podría aumentar las tensiones entre el líder del departamento del condado y su cuerpo directivo, la Junta de Supervisores.

El auditor y contralor John Naimo, jefe de contabilidad del condado, emitió una carta la semana pasada en la que indicaba que el agente, que fue despedido por estar relacionado con denuncias de abuso doméstico, ya no recibirá pago y deberá entregar su arma y su placa.

Advertisement

"Su reincorporación fue ilegal", decía la carta, fechada el 28 de febrero.

El Times informó, en enero pasado, que Caren Carl Mandoyan fue despedido en 2016 por el entonces sheriff Jim McDonnell después de que una compañera de policía alegó que Mandoyan la agarró por el cuello, trató de irrumpir en su casa y le envió mensajes de texto acosándola.

Advertisement

Los fiscales investigaron los reclamos de la mujer y analizaron las pruebas en video del caso, pero se negaron a acusar a Mandoyan de violencia doméstica. Ni Mandoyan, ni el abogado que lo representó después de su despido, Michael Goldfeder, respondieron a las solicitudes de ofrecer comentarios, el pasado domingo.

El despido fue confirmado por la junta de apelaciones del condado, pero Villanueva reincorporó al agente en sus primeras semanas como sheriff, después de derrotar a McDonnell el otoño pasado.

La carta a Mandoyan dice que "no está autorizado para servir como empleado del Departamento" y que su salario y otros beneficios fueron suspendidos el mes pasado. También dice según la carta de Naimot, que el Sheriff, el cual no está autorizado para anular decisiones tomadas por otros funcionarios de alto rango del condado, sabía de la decisión de la junta.

Naimo dijo el domingo que consultó con el abogado del condado antes de enviar la carta y que había enviado copias a la Junta de Supervisores. Rechazó hacer más comentarios al respecto.

Advertisement

La decisión de Villanueva provocó una audiencia acalorada, a fines de enero pasado, entre el Sheriff y la Junta de Supervisores, un grupo elegido por separado responsable de establecer las políticas y asignaciones del condado, pero sin control directo sobre la administración diaria del Departamento del Sheriff.

Villanueva sugirió el domingo pasado que la decisión del condado no era la última palabra al respecto.

"Este asunto de personal está bajo revisión y se decidirá a través del proceso legal de empleo", dijo al Times en una declaración escrita. "Si bien los hechos específicos de este caso están protegidos por la Declaración de Derechos del Oficial de la Paz y los procedimientos de la administración pública, puedo asegurar que se realizó una evaluación objetiva, honesta y justa antes de la reincorporación. Dejaremos que el proceso continúe mientras trabajamos para determinar el resultado final".

Villanueva ganó una elección inesperada contra McDonnell en noviembre pasado, sacudiendo el sistema político de Los Ángeles. Se comprometió a disminuir la cooperación entre su departamento y los funcionarios federales de inmigración, así como a reconsiderar algunas de las reformas promulgadas en los últimos años, después de un escándalo de corrupción masivo que acabó con el Sheriff Lee Baca y otros líderes.

A tres meses de iniciar su administración, Villanueva se ha enfrentado repetidamente con algunos grupos de observadores del departamento así como con supervisores.

En enero pasado, descartó algunos esfuerzos del departamento para reducir la fuerza contra los reclusos, un problema importante en el escándalo de corrupción, catalogado como un "experimento social" que fracasó y puso en peligro vidas.

Fue su decisión recontratar a Mandoyan lo que ha generado una extrema molestia.

La carta a Mandoyan, publicada por primera vez por KABC-TV (Canal 7), es el último estallido entre Villanueva y los funcionarios del condado, quienes en enero pasado preguntaron al sheriff la razón por la que Mandoyan, quien se ofreció como voluntario en la campaña electoral de Villanueva, fue recontratado dado la grave denuncia de abuso de una ex novia en 2014.

Advertisement

Villanueva dijo que no estaba de acuerdo con la junta sobre los hechos del caso, que aún no están claros debido a la confidencialidad de los archivos del personal de los agentes de la ley en California. Dijo que el caso contra Mandoyan fue el resultado de un proceso disciplinario defectuoso que podría haber provocado un despido injusto.

"Pero tienen un punto muy válido", dijo después de la audiencia, "y queremos asegurarnos de que estamos protegiendo los derechos de todas las personas que se encuentran en una posición vulnerable. Pero tenemos que proteger los derechos de todos. No podemos elegir a quién le brindamos esa protección".

En esa reunión, los supervisores pidieron a los abogados del condado que compilaran más información sobre el caso, una medida que probablemente impulsó la redacción de la carta.

Villanueva ha hablado a menudo sobre la creación de una comisión de "verdad y reconciliación" para abordar a aquellos que se sienten perjudicados por el Departamento del Sheriff. Prometió librar a la agencia del amiguismo que argumentaba que se interponía en el camino de su propio avance. Dijo que Mandoyan fue el primer agente que reincorporó como parte de un esfuerzo por reconstruir el departamento.

El director ejecutivo del condado, Sachi Hamai, y la principal abogada del condado, Mary Wickham, no estuvieron disponibles para realizar comentarios el pasado domingo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement