Anuncio
Share

Los programas en idiomas extranjeros de Netflix están en auge. Conozca a la ejecutiva detrás del impulso

Bela Bajaria, the global head of TV at Netflix.
Bela Bajaria, directora global de televisión de Netflix, es fotografiada en su oficina de Los Ángeles. Bajaria fue ascendida al cargo el año pasado y se incorporó a Netflix en 2016.
(Mel Melcon / Los Angeles Times)

Después de que la ejecutiva de Netflix, Bela Bajaria, viera un documental de 2017 llamado “A Suitable Girl”, sobre los matrimonios concertados en la India, y hablara con uno de sus directores, algo hizo clic.

Sus padres habían organizado una vez citas para Bajaria con posibles pretendientes, y ella sabía que lo que estaba en juego era mucho más importante que lo que se ve en los típicos programas de citas estadounidenses: drama familiar, tradiciones culturales enfrentadas y suspenso sobre si la pareja se casará. Bajaria pensó que merecía la pena explorar esa tensión en una serie de telerrealidad.

Comentó la idea con una de las directoras del documental, Smriti Mundhra, y el resultado fue “Indian Matchmaking”. El reality show, que se estrenó el año pasado, sigue la vida de personas indias e indias estadounidenses mientras navegan por las citas con la ayuda de una casamentera.

La serie sin guion en inglés e hindi fue un éxito, vista por una cuarta parte de los miembros de Netflix en la India y millones de suscriptores fuera de ese país en sus primeras cuatro semanas.

Anuncio

“Comprendí ese estira y afloja de Estados Unidos, además del amor, los matrimonios concertados y lo que eso significa, así que ese programa de casamenteros indios lo capté realmente a un nivel más profundo”, dijo Bajaria. “Lo entendí cuando mis padres me pidieron que lo hiciera, aunque me peleé con ellos por esa situación”.

El éxito de “Indian Matchmaking” y otros programas populares impulsados por Bajaria la llevaron a ser ascendida el año pasado como directora de televisión global en Netflix, donde supervisa el equipo que maneja el contenido televisivo para los más de 209 millones de suscriptores globales de Netflix.

Bajaria ha desempeñado un papel fundamental a la hora de ayudar a Netflix a generar grandes audiencias para sus series originales, reality shows y programas que no están en inglés, que cuentan con talentos de comunidades subrepresentadas.

Netflix ha realizado programas en 40 países; el 97% de sus suscriptores estadounidenses vieron al menos un título que no estaba en inglés en el último año. Bajaria ha apoyado series que van desde el thriller mexicano “¿Quién mató a Sara?” hasta el drama alemán “Barbarians”, sobre la batalla del bosque de Teutoburgo.

A finales de este año, la empresa lanzará la segunda temporada de la popular serie de fantasía “The Witcher”, basada en novelas e historias de un autor polaco, y lo que Bajaria predice que será un gran espectáculo: “Cowboy Bebop”, protagonizada por el actor asiático-estadounidense John Cho, una versión de acción real de la popular serie de anime japonesa.

El enfoque global refleja la geografía de los miembros de Netflix. Solo el 35% de sus suscriptores son de Estados Unidos y Canadá.

Además, Netflix se enfrenta a la presión de seguir añadiendo contenidos a medida que Disney+, HBO Max y otros rivales de streaming acaparan cuota de mercado. El número de clientes de Netflix se disparó al principio de la pandemia, a medida que la gente buscaba formas de entretenerse en casa, pero el ritmo se ha frenado en el último trimestre.

Netflix está “años por delante de sus competidores con esta estrategia”, escribió Jeff Wlodarczak, analista principal y senior de Pivotal Research Group en un correo electrónico. “Les da una ventaja definitiva en muchos mercados, y cuantos más suscriptores globales generen, más podrán invertir en contenidos locales”.

Netflix dio muestras de su compromiso al ascender a Bajaria el año pasado desde su anterior función de supervisar los contenidos originales en idioma local. La reorganización provocó la salida de Cindy Holland, que durante mucho tiempo fue vicepresidenta de contenidos originales, y que supervisó los acuerdos multimillonarios con los principales guionistas estadounidenses, además de éxitos como “Stranger Things” y “The Crown”, que ganó 11 premios, incluido el de mejor serie dramática, cuando Netflix dominó los Emmys de 2021.

Bajaria reestructuró el departamento de televisión, poniendo los acuerdos exclusivos con los guionistas bajo un solo grupo, para darles una atención más personalizada.

Aunque Netflix sigue cerrando acuerdos con talentos prominentes, el más reciente, con la creadora de “Power”, Courtney Kemp, y el de “Schitt’s Creek”, Dan Levy, algunos conocedores de Hollywood creen que la compañía se está alejando de los acuerdos con grandes talentos a medida que gira más hacia el extranjero.

Bajaria rechaza esa idea.

“Hollywood siempre ha sido un gran lugar para contar historias, eso no ha cambiado”, subrayó Bajaria. “Para mí, es solo una expansión del tipo de narración, creatividad y una oportunidad para que las personas compartan historias que no han llegado a relatar a esa escala global”.

El año pasado, Netflix abrió oficinas en el extranjero en ciudades como Estocolmo; Bangkok, Tailandia; Copenhague; y Estambul, Turquía. Está creciendo rápidamente en Corea del Sur, India y Japón.

Bajaria da amplia libertad a los ejecutivos locales en estas oficinas para que den luz verde a los programas en sus respectivos países. Se reúne regularmente con ellos en videoconferencias para hablar de los programas y los presupuestos. Netflix invirtió 1.000 millones de dólares en el Reino Unido el año pasado y 400 millones en la India solo en 2019 y 2020.

“Solo queremos que las series representen el mundo tal y como es”, señaló Bajaria. “Creo que los ejecutivos locales en estos países importan, comprender la comunidad creativa, comprender la audiencia, eso es importante”.

Los programas en idioma local tienen el potencial de convertirse en éxitos mundiales como “Lupin”, inspirada en el personaje clásico francés Arsène Lupin.

La serie, sobre un ladrón negro que busca vengar la muerte de su padre, un inmigrante senegalés, fue el programa más popular lanzado en Netflix en lo que va de año. La raza desempeña un papel importante en la serie: la negritud de Lupin hace que sea más difícil seguirle la pista, ya que se disfraza de conserje o repartidor de comida.

Bajaria trabajó estrechamente con el equipo de Netflix en Francia para perfeccionar el guion y tomar decisiones clave sobre el reparto, como la de conseguir al aclamado actor Omar Sy para el papel principal.

“Queríamos que se percibiera relevante en 2021”, dijo Bajaria. “Queríamos que se sintiera (como) algo que al menos tuviera un tipo de toma diferente y una energía”.

La afinidad de Bajaria por las historias internacionales es algo natural. Llegó a Los Ángeles cuando tenía 8 años después de pasar parte de su infancia en Londres y Zambia.

“Crecí en Estados Unidos como una niña india que nunca se vio a sí misma en ningún lugar, y definitivamente no en la pantalla”, expresó Bajaria. “Eso puede ser aislante y confuso. ... La idea de representar y contar historias de muchos orígenes diferentes es realmente importante”.

Bajaria, de 50 años, es una de las pocas ejecutivas estadounidenses de origen indio destacadas en Hollywood.

Antes de incorporarse a Netflix en 2016, fue presidenta de Universal Television, la primera mujer de color en dirigir un estudio. Se le atribuyó el mérito de revitalizar el negocio, vendiendo programas de éxito a otras plataformas, como la serie de comedia romántica de Mindy Kaling “The Mindy Project” y la comedia de situación “Unbreakable Kimmy Schmidt”. El ex jefe de NBC Entertainment, Robert Greenblatt, orquestó el despido de Bajaria en medio de críticas internas de que no estaba desarrollando suficientes programas de éxito para NBC.

En Netflix, Bajaria aprovechó su relación con Kaling y la animó a llevar al servicio de streaming “Never Have I Ever”, una comedia romántica sobre una estudiante de preparatoria indio-estadounidense en Sherman Oaks. Netflix renovó recientemente la serie para una tercera temporada.

Kaling atribuyó a Bajaria y a Brooke Kessler, directora de series de comedia, el haberla animado a hacer la serie tras leer los libros de Kaling y conectar con las historias de su infancia.

“No veía necesariamente un programa allí hasta que me lo señalaron”, dijo Kaling en un correo electrónico. “Eso me dio la confianza para crear el mundo. Ese tipo de entusiasmo por algo que nunca había aparecido en la televisión, una familia indio-estadounidense en torno a una adolescente, me impresionó mucho. El éxito de la serie tiene mucho que ver con su fe en el concepto”.

Kaling indicó que conoció a Bajaria cuando era escritora en “The Office” y que Bajaria hizo el trato para que “The Mindy Project” fuera recogida por Hulu después de que fuera cancelada en Fox.

“Bela es extremadamente amable con el talento y tiene un gran gusto”, señaló Kaling. “Al mismo tiempo, sin embargo, es directa sobre lo que le gusta y lo que no”.

“Never Have I Ever” rompe los estereotipos con su heroína indio-estadounidense, Devi Vishwakumar, que se enfrenta a los problemas de ira por la repentina muerte de su padre mientras compagina un expediente académico estelar, una madre sobreprotectora y el enamoramiento de los chicos.

Bajaria dice que ve paralelismos entre su propia educación en el sur de California y la trayectoria de Devi en la Escuela Preparatoria Sherman Oaks. Bajaria vive ahora en Los Ángeles con su esposo, que es escritor y trabaja en el sector inmobiliario, así como con sus tres hijos.

“No puedo ni pensar lo que hubiera sido tener un programa como ‘Never Have I Ever’ cuando era adolescente, el ver realmente mis conflictos normalizados a través de esto”, dijo Bajaria. “No puedo imaginarlo porque no existía, pero me alegro mucho de que podamos hacer eso en tantos otros programas de forma que la gente se sienta vista”.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio