Anuncio
Share

Explicando Hollywood: Cómo conseguir un trabajo de ‘gaffer’

An illustration of a woman positioning lights on a film set.
(Michelle Rohn / For The Times)

Para crear el ambiente de una escena en una película, un programa de televisión o un video, los cineastas dan al público muchas pistas no verbales: en el lugar, el decorado, la banda sonora e incluso en los ángulos de la cámara. Pero una señal importante y con frecuencia sutil se envía a través de la forma en que se ilumina la escena, que a menudo implica lámparas, sombras y filtros incluso cuando brilla el sol.

La forma en que la luz incide sobre un personaje en una escena puede establecer el tono emocional de la historia, al igual que cuando un personaje está envuelto en la oscuridad. La persona que supervisa las necesidades de iluminación y electricidad de la producción es el técnico jefe de iluminación del equipo, más conocido como gaffer.

El trabajo es en parte técnico y en parte artístico, dice el gaffer David Goodman. Ilustró ese punto con una anécdota del proyecto más reciente en el que ha trabajado, “Hopeless”, un cortometraje oscuro, pero con una gran dosis de humor, que se estrenará el año que viene.

Aunque la historia se desarrolla en una casa de noche, el rodaje se hizo de día. A Goodman le resultó bastante fácil ocultar la luz del día oscureciendo las ventanas. El reto consistía en eliminar las sombras que las luces creaban en el interior de la casa.

Pero entonces Goodman se dio cuenta de que las problemáticas sombras contribuían al ambiente de la película. “Pensé que realmente iban muy de acuerdo con la sensación que buscaba establecer el guion”, dijo, “porque las interpretaciones de los actores eran realmente divertidas, oscuras y algo psicológicas”.

Anuncio

Goodman habló con el director de fotografía y sugirió al equipo que las sombras formaran parte de los personajes de la película. “Así que cuando componíamos los encuadres para nuestras tomas, si había una oportunidad de poner a un actor más cerca de una pared y crear una sombra de su movimiento, lo hacíamos”, expuso.

The Times habló con Goodman, con su compañero Tom Guiney y con la directora de fotografía Veronica Bouza sobre qué tipo de cualidades se encuentran en un gaffer, cómo empezar una carrera en este campo y qué consejos pueden compartir de sus experiencias en el set.

¿Qué preparación se necesita para ser un gaffer?

No hay requisitos educativos específicos para este trabajo. Sin embargo, un gaffer necesita saber mucho sobre la potencia, el equipo de iluminación y los parámetros de una cámara (incluyendo cosas como la composición de la escena, la velocidad de la película y del obturador, y la apertura del objetivo). Estos conocimientos se pueden adquirir estudiando producción cinematográfica en la universidad.

Por ejemplo, Los Angeles Film School tiene un programa de 36 meses que abarca todos los aspectos del proceso de producción. Los graduados obtienen una licenciatura en producción cinematográfica.

Guiney sostiene que no hace falta ser electricista para ser gaffer; basta con saber lo básico y el resto se aprende en el trabajo. Pero si quieres adentrarte en los detalles de la electricidad, hay programas de formación profesional y de certificación en los que puedes inscribirte. Un ejemplo: en el Fullerton College, puedes obtener un certificado de técnico de iluminación a través de un programa que prepara a los graduados para trabajar en el mundo del teatro, los parques temáticos, la televisión y el cine.

Además, al igual que muchas personas del equipo de rodaje, el técnico de iluminación debe ser una persona creativa, capaz de resolver problemas y de trabajar en equipo. La colaboración comienza en la fase de preproducción; Goodman afirma que un gaffer suele trabajar con el director de fotografía y, en algunos casos, también con el director, revisando los lugares de rodaje, el equipo y los planes de iluminación.

Verónica Bouza, directora de fotografía, afirma que considera al gaffer como su ‘caja de resonancia’ y su mano derecha.

“Como directora de fotografía, espero que el gaffer genere ideas y me empuje creativamente”, dijo.

Los directores de fotografía también tienen que ser capaces de adaptarse rápidamente a los cambios en el plató, lo que requiere tanto el dominio de los aspectos técnicos del trabajo como la voluntad de cambiar de opinión en un momento dado. Las producciones suelen tener un calendario muy apretado, expuso Bouza, por lo que es muy bueno tener a alguien que esté tranquilo bajo estrés y que sepa cómo utilizar el tiempo de forma eficiente.

Por último, un gaffer necesita capacidad de liderazgo. Esto se debe a que dirigirá a un equipo que instala las líneas eléctricas, las luces y el equipo relacionado.

¿Alguna vez se ha preguntado cómo consiguen que un perro sonría ante la cámara? Ese es el trabajo de los adiestradores de animales que trabajan entre bastidores.

¿Cómo se empieza?

Como ocurre con muchos puestos en Hollywood, dice Goodman, hay que trabajar para llegar a ser un gaffer. Él lo sabe; a lo largo de sus 31 años de carrera, ha trabajado en varios puestos de iluminación y electricidad en los platós.

En las grandes producciones, los equipos de iluminación suelen estar formados por electricistas que montan las escenas para el rodaje, electricistas que trabajan durante el rodaje, técnicos de iluminación, un ayudante del jefe de iluminación (también llamado “best boy”, un término anticuado para un papel que no tiene género) y un gaffer, así como personas especializadas en los aparatos de iluminación y en el funcionamiento del tablero de control de la iluminación. Además están los “grips” que montan el equipo no eléctrico, incluyendo las sombras y los filtros para alterar la iluminación.

Pero puede ser más fácil hacerse un hueco en las películas de estudiantes y en las producciones de menor presupuesto. Ese es el camino que siguió Guiney, que trabajó más de 20 años como gaffer en Nueva York y Los Ángeles en platós de telerrealidad y videos musicales.

Guiney se inició en el mundo de la iluminación trabajando como asistente de producción mientras estudiaba cinematografía en la universidad. Su curiosidad y sus ganas de aprender le llevaron a trabajar en películas de bajo presupuesto, donde aprendió la mayor parte del oficio de gaffer. Sus primeros conocimientos sobre el papel de la luz en el cine los obtuvo hablando en el plató con los equipos de cámara e iluminación.

Guiney y Goodman sugieren otras dos formas de convertirse en gaffer.

Hablar en el set. Una vez que se ha encontrado un lugar como asistente de producción, dijo Guiney, hay que hacerles saber que se está interesado en aprender más sobre lo que hacen los gaffers y cómo llegar a serlo.

Dice que suele ser reacio a aceptar la ayuda de un asistente de producción, pero que hace una excepción con alguien que realmente muestra interés. Para ello, hay que estar disponible para ayudar de cualquier manera (incluso si eso significa envolver los cables), saber cuándo hacer preguntas y ser observador en el plató.

“Siempre necesitamos más gente, así que, si tienes un nivel básico de comprensión y aprendes rápido, se te tendrá en cuenta”, dice Guiney. Una vez que se te conceda el permiso para ayudar, señaló, puedes ir ascendiendo por los distintos puestos que hay debajo del gaffer.

Trabajar en un almacén de alquiler de equipos puede que no sea un trampolín ideal, comentó Guiney, pero laborar en un almacén donde los gaffers obtienen su equipo es una buena manera de aprender cómo se llama cada cosa. Según Guiney, hay “un millón de pequeñas piezas de equipo” y hay que saber cómo envolverlas y almacenarlas correctamente.

A menudo, dice, los gaffers que vienen a recoger el equipo dicen que necesitan más gente y preguntan si el propietario tiene alguien que pueda ayudar. Aunque no conozcas el proceso de un gaffer, sabrás qué es cada cosa y puedes ser una valiosa incorporación de última hora al equipo.

¿Cuáles son las trayectorias profesionales?
Hay oportunidades tanto dentro como fuera de la industria del entretenimiento. Bouza ha aprovechado su experiencia como ayudante de cámara y gaffer para obtener creditos como directora de fotografía y cinematógrafa. Y Guiney se ha dedicado a trabajar como gaffer de alquiler en la zona de la bahía, sobre todo en videos corporativos y de mercadotecnia.

¿Cómo se gana dinero? ¿Y cuánto?

Cuando eres un gaffer principiante, dice Guiney, no vas a ganar mucho dinero y lo más probable es que “necesites bastantes compañeros”. No solo el trabajo será intermitente, sino que el salario diario será inferior al de un gaffer experimentado.

Una vez que hayas trabajado lo suficiente como para afiliarte al sindicato International Alliance of Theatrical Stage Employees (el Local 728 representa a los gaffers de la zona de Los Ángeles), tu salario dependerá del contrato sindical, si es que hay alguno, que esté en vigor en tu proyecto. IATSE establece la escala salarial para los distintos puestos del equipo eléctrico, incluido el de los gaffers.

No todas las producciones emplean equipos sindicales. Cuando no hay un contrato en juego, los productores suelen fijar la tarifa salarial por debajo de la escala sindical.

Tanto Goodman como Guiney, que han trabajado en proyectos sindicalizados y no sindicalizados, afirman que al principio hay que ofrecer su tiempo mientras se tiene otro trabajo, o bien ofrecer una tarifa de 150 dólares o menos por una jornada de 10 a 12 horas.

Ninguno de los dos profesionales apoya la idea de que los recién llegados trabajen por debajo del salario mínimo, pero dijeron que es una práctica habitual en el sector. Basándose en sus experiencias, señalaron que podrían pasar al menos cinco años antes de poder mantenerse. Eso depende totalmente del número de proyectos que se consigan en un año.

Goodman recuerda que su padre le animó hace años a no devaluarse. “Me dijo: '¿Qué demonios estás haciendo? ¿Por qué trabajas para todas esas personas sin cobrar dinero? No hacen más que abusar de ti’”, relató.

El padre de Goodman le sugirió que cobrara una tarifa mínima de 300 dólares al día y que nunca bajara de esa cifra, para eliminar a los que se aprovechaban de él. Y le dijo que se esforzara por decir “no”.

Al principio fue difícil rechazar ofertas por debajo de su tarifa, pero la recompensa valió la pena. Goodman dice que nunca acepta un nuevo proyecto por menos de lo que cobra, incluso hoy en día.

El primer paso en tu carrera en Hollywood no debería ser pagar el alquiler de Los Ángeles. A continuación, le mostramos cómo dar sus primeros pasos hacia una carrera en la industria del entretenimiento, según los expertos.

¿En qué se diferencia esta carrera de la de hace 10 o 25 años?

El principal cambio en el mundo de los gaffers han sido las luces LED, dijo Guiney. Las bombillas alimentadas por baterías han eliminado la necesidad de generadores portátiles y voluminosos cables eléctricos. Este nuevo equipo ha ahorrado dinero y tiempo a los profesionales gracias a su versatilidad. Pero también significa que el número de personas en un equipo se ha reducido.

En un gran proyecto de estudio, dice, un profesional puede dirigir un equipo de 20 o más personas. Pero en proyectos pequeños, Guiney se encarga de la iluminación y el trabajo eléctrico en solitario.

¿Cuál sería un buen consejo?

Conocimiento de la situación. Saber cuándo entrar en acción y hacer sugerencias y cuándo mantenerse al margen. No hagas preguntas cuando la cámara esté rodando, dice Guiney. Y cuando veas que el personal está desmontando el equipo, ofrécete a ayudar.

En la misma línea, Goodman dijo que habrá algunos directores de fotografía que quieran comentarios y colaboración y otros que quieran decirte exactamente lo que tienes que hacer. “Debes ser capaz de entender la dirección, y tienes que ser claro en impartir instrucciones para tu equipo”, indicó.

Disfrutar del trabajo. Bouza dijo que contar con un gaffer en el personal que realmente disfrute de la iluminación de las escenas, aportando activamente soluciones o ideas creativas para cada imagen en un momento dado, inyecta una energía que es contagiosa y alegra el estado de ánimo general del equipo.

Invertir en equipo. Guiney dice que invertir en tu carrera como iluminador significa comprar tu propio equipo y mantenerlo organizado. Esto también ayuda a largo plazo porque te ahorra dinero en alquileres.

Si estás empezando, Guiney dice que necesitarás un kit de herramientas de uso común, como un comprobador de circuitos, medidores de voltaje y corriente, varios calibres de cable y guantes de cuero profesionales de la marca Setwear para manejar el equipo caliente. Sin embargo, un kit completo de herramientas esenciales no es barato; podría ser un gasto de entre 1.000 y 2.000 dólares, dependiendo de si optas por equipos nuevos o usados.

¿Qué hace un escritor de televisión? ¿Cómo te conviertes en uno? ¿Cómo asciendes? ¿Cuánto dinero puedes ganar? El L.A. Times está explicando la industria del entretenimiento: esto es lo que necesita saber sobre ser un escritor de televisión.

To read this note in English click here


Anuncio