Anuncio
Share
Internacional

México y América Latina se preparan para la próxima fase de la amenaza de coronavirus

International health personnel checks the temperature of a passenger on March 13 at the Benito Juarez International Airport in Mexico City as a preventive measure in the face of the global coronavirus pandemic.
El personal de salud verifica la temperatura de un pasajero el 13 de marzo en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez en la Ciudad de México.
(Pedro Padro / Getty Images)

El Salvador prohíbe la entrada de todos los extranjeros. Guatemala prohíbe los visitantes de Estados Unidos y de otros países. México cierra las escuelas después de las críticas a su respuesta

Relativamente indemnes hasta la fecha, México y otras naciones latinoamericanas están intensificando los procedimientos contra la pandemia de coronavirus a medida que las autoridades se preparan para lo que llaman la inevitable propagación a gran escala del virus en toda la región.

Algunos países latinoamericanos ya cerraron escuelas, prohibieron grandes reuniones, cancelaron eventos deportivos y suprimieron la entrada de extranjeros provenientes de países con un alto número de casos de COVID-19.

Queda por ver si los movimientos ayudarán a proteger a la región del ataque viral.

Anuncio

“Todavía no sabemos si este virus tendrá un comportamiento similar al de la influenza y otros virus respiratorios que tienen un comportamiento estacional, por lo que creo que es mejor prepararse para el peor de los casos”, manifestó Jarbas Barbosa, subdirector de Organización Panamericana de la Salud, que instó a las naciones a continuar con pasos potencialmente mitigantes.

Hasta la madrugada del sábado, según la Organización Panamericana de la Salud, había 389 casos confirmados de COVID-19 en las Américas (excluyendo Estados Unidos y Canadá), y cinco muertes.

Por el contrario, Estados Unidos había registrado 2.726 casos y 54 muertes.

Los gobiernos regionales han respondido de diferentes maneras -México se ha contenido, mientras que El Salvador, donde no se ha confirmado un solo caso, ha sido el más agresivo, impidiendo la entrada de todos los extranjeros, prohibiendo grandes reuniones y cerrando escuelas durante tres semanas.

Anuncio

“Cualquier acción que tomemos ahora parecerá exagerada”, manifestó el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en un mensaje de Twitter el sábado. “Cualquier acción que queramos tomar más adelante será insuficiente”.

El viernes, la vecina Guatemala prohibió los visitantes de Estados Unidos y Canadá, después de haber cerrado el país a los ciudadanos de Irán y varias naciones asiáticas y europeas donde se han producido brotes importantes.

Pero las autoridades guatemaltecas declararon que todavía estaban aceptando aviones de deportados de Estados Unidos, incluidos ciudadanos de otras naciones centroamericanas. Las autoridades guatemaltecas dijeron que confiaban en el personal de inmigración de Estados Unidos para evaluar a todos los deportados.

En México, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido criticado por no actuar con más fuerza, los funcionarios dieron a conocer el paso más dramático del país hasta la fecha, adelantando el inicio de las vacaciones de Semana Santa el 20 de marzo, dos semanas antes de lo previsto, dando a estudiantes y personal un mes completo de descanso.

Las autoridades mexicanas instaron a los ciudadanos a aceptar el “aislamiento preventivo” y mantener su distancia de los demás, especialmente al toser, estornudar y hablar.

“Esto no significa que todos deberían irse de vacaciones o reunirse y divertirse, porque lo que queremos evitar es la proximidad”, dijo a la prensa Esteban Moctezuma, secretario de educación pública de México. “Sí al aislamiento preventivo”.

Anuncio

Funcionarios de la liga mexicana de fútbol anunciaron que los partidos continuarían pero que los estadios estarían cerrados para los fanáticos.

También en México, los funcionarios cancelaron el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, programado para el 20 y 27 de marzo, pero no cancelaron el festival de música Vive Latino, que tuvo lugar este fin de semana en la Ciudad de México y fue encabezado por la banda de rock estadounidense Guns N ‘Roses.

El sábado, miles de juerguistas se dirigían a Vive Latino en la capital mexicana, a pesar de que algunas bandas habían cancelado. Los organizadores establecieron estaciones sanitarias para escanear las temperaturas de los asistentes al concierto y proporcionar gel antibacteriano para las manos.

“Sí, estaban controlando las temperaturas de las personas, pero se encontraban abrumados y mucha gente entró sin ser revisada, incluyéndome a mí", reveló Rogelio López, de 35 años, un diseñador gráfico que asistía al concierto de apertura y fue contactado por teléfono celular. “Aquí las cosas son normales, la gente no usa mascarillas y, en verdad, nadie está tomando precauciones. No sé si fue una buena decisión venir, pero estoy aquí y planeo divertirme”.

El jueves será recordado para siempre como el día en que los deportes se oscurecieron, apagando sus luces, clavando madera contrachapada en sus ventanas, cerrando sus puertas al insidioso acercamiento del coronavirus.

En toda la región, los compradores han experimentado escasez de gel desinfectante, papel higiénico y otros artículos a medida que los ciudadanos preocupados se han abastecido de suministros.

Venezuela, una nación ya golpeada por la agitación política y la escasez crónica de alimentos y medicinas, informó el viernes sus dos primeros casos de coronavirus. Un día antes, el presidente Nicolás Maduro había suspendido los vuelos desde Europa y Colombia, y la oposición respaldada por Estados Unidos suspendió las manifestaciones callejeras planificadas, un impulso por los esfuerzos de Maduro de permanecer en el cargo.

El presidente colombiano, Iván Duque, dijo que planeaba cerrar las fronteras terrestres del país con Venezuela a partir del sábado en un intento por contener la propagación del virus, aumentando las tensiones entre los dos vecinos sudamericanos.

Anuncio

Salud

El gobierno venezolano, un antagonista de la administración pro-Washington de Duque en Colombia, denunció el cierre de la frontera como “un acto grotesco de irresponsabilidad”.

En Brasil, el presidente Jair Bolsonaro comenzó a usar una máscara quirúrgica como medida preventiva después de anunciar el viernes que dio negativo en la prueba del virus. El líder brasileño había descartado previamente los temores de coronavirus como una exageración de los medios, aunque Brasil encabeza la región con 151 casos confirmados hasta el sábado.

Los ayudantes han instado a Bolsonaro a mantener su distancia de los simpatizantes y dejar de estrechar la mano en las próximas semanas, informó la prensa brasileña.

Bolsonaro se encontraba entre un gran contingente oficial brasileño que se reunió con el presidente Trump y otros altos funcionarios estadounidenses el pasado fin de semana en Mar-a-Lago, el centro turístico de Trump en Florida.

El secretario de comunicaciones de Bolsonaro, Fabio Wajngarten, quien también estaba en el viaje a Mar-a-Lago, posteriormente dio positivo y ahora está en cuarentena.

La Casa Blanca ha minimizado cualquier posibilidad de que Trump u otros altos funcionarios estadounidenses hayan estado expuestos.

Brasil informó el primer caso de coronavirus en América Latina el 26 de febrero, seguido dos días después por un caso en México.

Casi todos los casos hasta la fecha en América Latina se han relacionado con personas que habían viajado a naciones afectadas por el coronavirus en Europa y Asia. México ha reportado al menos un caso relacionado con viajar a EE.UU.

Pero las autoridades dicen que los casos de contagio local probablemente se acelerarán en los próximos días y semanas, multiplicando el número de casos.

En México, donde los funcionarios habían confirmado 41 casos hasta el sábado, el gobierno no se ha movido para limitar los viajes desde otros países, posiblemente para ayudar a proteger el negocio turístico del país. La economía de México ya estaba plagada de un lento crecimiento antes del inicio del coronavirus, y ahora parece probable que el turismo se vea afectado a medida que viaja menos gente.

Hace tan sólo una semana, el presidente mexicano López Obrador instó a los ciudadanos a no abandonar las costumbres de saludo, incluidos abrazos y besos en la mejilla.

“Hay que abrazarse, no va a pasar nada”, dijo el presidente.

El video que circulaba en las redes sociales el sábado mostró al presidente abrazando y besando a los simpatizantes en un mitin.

El presidente ha instado reiteradamente a la gente a que no “entre en pánico” y pidió a la prensa que evite el “periodismo amarillo” exagerando la amenaza y generando “una psicosis colectiva de miedo”. López Obrador ha acusado a los “adversarios” políticos de estar detrás de las críticas a su enfoque.

El presidente mexicano está siendo “perfectamente irresponsable” por no alentar el distanciamiento social que otros países han abrazado, declaró Javier Lozano Alarcón en Twitter, quien se desempeñó como secretario de trabajo del ex presidente Felipe Calderón.

La pandemia mundial podría acelerar el uso de la llamada telemedicina, por la cual los pacientes son tratados por médicos y enfermeras a distancia. La industria de la atención de la vista puede estar particularmente madura para el cambio.

“Qué parte de ‘evitar apretones de manos, abrazos y multitudes’ no has entendido?”, dijo.

México está “mal preparado” para un brote debido a la economía del país y una revisión continua de su sistema de salud, dijo Carlos Bravo Regidor, profesor de CIDE, un centro público de investigación en la Ciudad de México.

“Ningún país está completamente preparado para un choque como este, pero México no está acondicionado”, manifestó, citando, entre otros factores, las bajas tasas de detección del virus en el país.

El gobierno ha dicho que no ha llevado a cabo muchas pruebas porque México aún no ha visto una “propagación en la comunidad” o casos de contagio local no vinculados a viajes al extranjero.

“Pero, ¿cómo vas a saber cuándo entras en la propagación comunitaria?”, preguntó Bravo Regidor. “Probablemente lo descubrirás demasiado tarde”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio