Anuncio
Share
Vida y Estilo

¿Debería entrar en pánico por el coronavirus de China? Esto es lo que dicen los expertos

Passengers walk under a monitor displaying information on the Wuhan coronavirus at SRT train terminal on Thursday in Seoul. So far, two cases of the virus have been confirmed in South Korea.
Un monitor muestra información sobre el coronavirus en la terminal de trenes SRT el jueves en Seúl. Hasta ahora, dos casos del virus han sido confirmados en Corea del Sur.
(Getty Images)

Si el brote de coronavirus en China fuera una película de Hollywood, ahora sería el momento de entrar en pánico. Pero en la vida real, la mayoría de los estadounidenses no tienen necesidad

Es un virus que los científicos nunca han visto antes. Los funcionarios de salud no saben exactamente de dónde vino, pero ha recorrido más de 7,000 millas desde que se descubrió a fines del mes pasado en el centro de China. Cada día se confirman nuevas infecciones a pesar de una cuarentena sin precedentes. El número de muertos también está aumentando.

Si esta fuera una película de Hollywood, ahora sería el momento de entrar en pánico. Sin embargo, en la vida real, todo lo que la mayoría de los estadounidenses deben hacer es lavarse las manos y continuar con sus planes habituales de fin de semana.

w1-la-fg-china-coronavirus-panic.png

“No entre en pánico a menos que le paguen por tenerlo”, dijo Brandon Brown, un epidemiólogo de UC Riverside que ha estudiado muchos brotes mortales.

Anuncio

“Los trabajadores de la salud pública deberían estar atentos. El gobierno tiene que estar listo para proporcionar recursos. La transmisión de información oportuna al público es clave”, dijo Brown. “Pero para todos los demás: respiren”.

Más de tres semanas después del brote que se ha extendido a al menos 1.354 personas en 11 países y territorios, los científicos han aprendido algunas cosas importantes sobre el virus.

Es un coronavirus, que lo convierte en un pariente de los patógenos que causan el síndrome respiratorio agudo severo, o SARS, y el síndrome respiratorio de Medio Oriente, o MERS. Esas enfermedades han afectado a miles de personas en todo el mundo y causado cientos de muertes.

Salud

Anuncio

Otros coronavirus provocan solamente un resfriado común.

Además de los humanos, los coronavirus pueden enfermar a vacas, cerdos, gatos, pollos, camellos, murciélagos y otros animales. La mayoría de las primeras víctimas del brote dijeron que habían visitado un gran mercado de mariscos y animales vivos en la megaciudad china de Wuhan, lo que sugiere que el virus se originó en otra especie antes de saltar a los humanos.

Cuando los expertos examinaron el código genético del organismo, encontraron una secuencia que era completamente nueva para la ciencia.

Eso significa que muchas personas no han tenido la oportunidad de desarrollar inmunidad natural suficiente contra el coronavirus que se ha denominado 2019-nCoV, una consideración importante ya que las vacunas tardan años en desarrollarse.

Afortunadamente, el virus parece causar sólo síntomas menores, como fiebre y dificultad para respirar, en personas jóvenes y saludables.

La mayoría de las 41 muertes relacionadas con el coronavirus hasta la fecha han sido en individuos que tenían al menos 50 años con problemas médicos subyacentes o sistemas inmunes debilitados, dijeron funcionarios chinos.

“Todavía no tenemos evidencia que sugiera que esto sea más virulento que la gripe que se ve en Estados Unidos cada año”, dijo el Dr. Michael Mina, investigador de epidemiología en Center for Health Security en el Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health. “La mayoría de las personas, con la atención médica adecuada, estarán bien”.

Anuncio

De hecho, es posible que cientos o incluso miles de personas en China y otros lugares hayan sido infectadas, pero tuvieron reacciones tan leves que nadie se dio cuenta, dijo el Dr. Tom Inglesby, director del Center for Health Security en el Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health. Algunos podrían haber luchado contra el virus sin mostrar ningún síntoma externo.

“Es demasiado pronto para saberlo”, señaló Inglesby. “A menudo, en los nuevos brotes, los casos más graves se reconocen primero”, y eso puede dar lugar a una imagen sesgada de cuán peligroso es realmente el virus.

Los epidemiólogos también están tratando de concretar cuando el nuevo coronavirus ganó la capacidad de saltar directamente de humano a humano. Más del 85% de los pacientes identificados la semana pasada dijeron que no habían visitado el mercado de Wuhan, que se cree que es la zona cero del brote. (El mercado ahora está cerrado).

“Está claro que el brote creciente ya no se debe a exposiciones continuas en el mercado de mariscos de Huanan”, según el último informe de situación de la Organización Mundial de la Salud.

Los pacientes en la provincia de Guangdong han propagado el virus a miembros de la familia que no habían viajado a Wuhan, que está a unas 600 millas de distancia. La OMS también informa algunos casos de empleados del hospital y otros trabajadores de la salud que se enferman después de tratar a pacientes infectados.

Funcionarios de salud pública dijeron que esperan ver transmisiones de persona a persona a corto plazo. Eso significa que seguramente surgirán nuevos casos en toda Asia, e incluso en Estados Unidos.

La información se está propagando más rápido que el patógeno, y eso es igual de novedoso.

El brote de SARS de 2003 que comenzó en la provincia china de Guangdong en 2002 enfermó a 8.098 personas y mató a 774 en 29 países cuando terminó en 2003.

Anuncio

Pero en los primeros días del brote, el gobierno chino ocultó el número de casos, lo que obstaculizó los esfuerzos de los líderes extranjeros para ayudar a los ciudadanos a protegerse a sí mismos. La reacción pública resultante provocó los despidos del ministro de salud y alcalde de Beijing del país.

Esta vez, los funcionarios chinos se han movido rápidamente para alertar a otros países sobre el desarrollo del brote. También han compartido la secuencia genética del virus, que puede ayudar a los epidemiólogos a rastrear su propagación y hacer predicciones sobre lo que podría hacer a continuación.

“Definitivamente no es 2003", dijo Rebecca Katz, directora del Centro para la Ciencia y Seguridad de la Salud Global en la Universidad de Georgetown. “La velocidad con la que se identificó este virus es prueba de ello”.

Dentro de las 24 horas de recibir el genoma del coronavirus, los CDC programaron una prueba de diagnóstico en tiempo real llamada ensayo de RT-PCR, dijo la Dra. Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de la agencia.

La herramienta confirmó rápidamente que un hombre en el estado de Washington y una mujer en Chicago estaban infectados con 2019-nCoV y no con algún otro virus causante de neumonía. Otras instituciones de todo el mundo han utilizado el código genético para diseñar pruebas similares.

Eso lleva a otra razón para evitar la alarma: el rápido aumento del número de casos puede estar engañándolo. Antes de que se desarrollaran estas nuevas herramientas, los médicos no tenían una forma segura de confirmar un caso de 2019-nCoV. Eso significa que, a medida que las pruebas están disponibles, las infecciones parecen dispararse.

“Verá un aumento de 300 casos, pero tal vez esos 300 estuvieron allí todo el tiempo”, dijo Mina. “Esto podría no tanto reflejar una epidemia creciente sino una mejor detección”.

Hasta que tengan un mejor recuento de la cantidad de personas infectadas, los expertos no pueden calcular la tasa de mortalidad del coronavirus. Y dado que los virus son capaces de mutar rápidamente, gran parte de la información que los científicos han recopilado puede ser sólo temporalmente precisa.

“En cualquier brote en evolución, deben tomarse decisiones de respuesta con información imperfecta”, dijo Katz.

Mina dijo que tiene “fe absoluta” en la capacidad de los CDC de mantenerse al tanto de la situación. La agencia de salud alertó a los médicos a principios de enero para que estuvieran atentos a los pacientes que pudieran tener el virus, y la semana pasada comenzó a examinar a los pasajeros en los aeropuertos de EE.UU que reciben vuelos de Wuhan.

Pero los CDC no están dirigiendo el programa, y ​​aún abundan las preguntas sobre la preparación global. El jueves, funcionarios de la OMS dijeron que el brote no alcanzó el nivel de “una emergencia de salud global”, sino que “aún puede convertirse en una de ellas”.

El Dr. Guan Yi está casi seguro de que lo hará. Yi, un experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Hong Kong, dijo a los periodistas que incluso las drásticas medidas de cuarentena que afectan a 36 millones de personas en Wuhan y sus alrededores no serán suficientes para evitar que el coronavirus se propague porque el gobierno chino actuó demasiado tarde.

Yi también reveló que visitó los mercados en Wuhan después de que comenzó el brote y que estaba consternado por la falta de higiene que observó allí. Aunque ha puesto su experiencia en práctica para combatir el SARS y varios brotes de influenza que involucran nuevas cepas de aves y cerdos, esta es la primera vez que se siente desesperado, aseguró.

De hecho, Mina dijo que algunos agentes patógenos demuestran ser más astutos que incluso las mejores agencias de salud pública del mundo, y cuando nunca se les ha visto antes, tienen una ventaja competitiva.

“Algo tan horrible como el Ébola puede parecer mejor que esto, porque hemos tenido años para entenderlo. Al menos realmente sabríamos a la bestia con la que nos enfrentamos”, dijo. “Como humanos, siempre tememos lo desconocido”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Los demócratas (85%) siguen apoyando ampliamente la destitución y la remoción, mientras que un pequeño porcentaje de republicanos, 5%, está de acuerdo.


Anuncio