Anuncio

Columna: El fiasco de Exide muestra cómo las empresas se salen con la suya envenenando el medio ambiente

Los manifestantes protestaron en octubre pasado frente a Exide Technologies en Vernon.
Los manifestantes protestaron en octubre pasado frente a Exide Technologies en Vernon.
(Christina House / For The Times)

Los ejecutivos e inversores de Exide Technologies, la empresa que ha sido propietaria de una planta de reciclaje de baterías escandalosamente contaminante en Vernon, deberían inclinarse ante los sistemas legales y regulatorios estadounidenses en este momento.

Eso se debe a que esos sistemas les han estado haciendo favores a lo largo de las décadas en las que la empresa contaminó su sitio y los vecindarios de clase trabajadora circundantes con plomo.

A pesar de emitir docenas de citaciones por infringir las normas ambientales, los reguladores estatales nunca lograron cerrar la planta.

Anuncio

El gobierno federal finalmente obtuvo un acuerdo de Exide para cerrar la planta en 2015, pero emitió simplemente un castigo débil por las repetidas violaciones de la ley ambiental por parte de la empresa.

Y ahora viene el mayor insulto de todos: un juez federal que supervisa el último caso de quiebra de Exide, el tercero desde 2002, ha autorizado a la empresa a retirarse permanentemente de la planta de Vernon y sin cumplir con sus obligaciones medioambientales.

El resultado significa que los contribuyentes de California se quedarán con la mayor parte de la factura de limpieza, que podría ascender a más de $270 millones.

Los vecinos de la planta, por lo general de bajos ingresos, enfrentan continuas dudas sobre si esa limpieza se llevará a cabo alguna vez, mientras que ellos y sus hijos sufren los efectos de lo que puede ser el peor peligro para la salud de los niños conocido por la ciencia.

Anuncio

Christopher S. Sontchi, el juez de quiebras con sede en Delaware que supervisa el caso, reconoce que el resultado es injusto, pero dice que es inevitable. La ley de quiebras le ata las manos, expuso en una carta que emitió el lunes.

El retiro por parte de la empresa de su propiedad y sus obligaciones implícitas, escribió Sontchi con pesar, “es el único resultado realista que es consistente con la ley”.

Airbus está trabajando en el desarrollo de un avión propulsado por hidrógeno que podría entrar en servicio comercial en 2035.

La carta de Sontchi fue una especie de disculpa por los comentarios que hizo en una audiencia pública en el caso Exide que olían a insensibilidad hacia las víctimas de la contaminación de Exide. Él había preguntado cómo la contaminación por plomo “califica como peligro inminente cuando en cualquier lugar al que va en su vida está expuesto al plomo. Todos tenemos plomo en nuestros cuerpos. Esa es la realidad”.

Anuncio

En su carta, reconoció que “después de dos días muy completos de testimonios y discusiones, estaba muy cansado y mi decisión fue demasiado simplista”.

Numerous violations, few fines

From 1996 through 2015, state inspectors documented violations every year at the battery recycling plant in Vernon. Exide Technologies and its predecessor, GNB, paid slightly more than $1 million in fines during that period.

Numerosas infracciones, pocas multas

Desde 1996 hasta 2015, los inspectores estatales documentaron violaciones cada año en la planta de reciclaje de baterías en Vernon. Exide Technologies y su predecesor, GNB, pagaron un poco más de $1 millón en multas durante ese período.

Anuncio

Continuó: “Soy consciente de la responsabilidad legal y moral de Exide de remediar el daño ambiental que causó... Exide debería pagar sus deudas, pero no puede. Simplemente no hay dinero disponible para hacerlo”.

No todo el mundo está de acuerdo en que las manos de Sontchi están atadas con tanta firmeza. California presentó el lunes una notificación de apelación de la orden de Sontchi.

Un grupo de profesionales demandó al sindicato SAG-AFTRA, la mayor organización sindical de Hollywood, por una reforma que, alegan, podría dejar a cientos de actores sin seguro médico en plena pandemia del coronavirus.

Apple dio a conocer este martes las quince aplicaciones ganadoras de su galardón “Las Mejores Apps de 2020" en la App Store, entre las que destaca la fuerte representación de desarrolladores latinos, con propuestas innovadoras como Caribu, Wakeout!

Tyson y Jones iban a recibir una bolsa garantizada de un millón de dólares y Tyson supuestamente estaba en posición de ganar 10 millones

Aunque el estado no ha establecido sus motivos para la apelación, puede recurrir a un caso de la Corte Suprema de 1986 que prohíbe el abandono en caso de quiebra cuando eso resulte en un daño “inminente e identificable” a la salud y la seguridad.

Anuncio

Sontchi dice que dado que el sitio es “monitoreado constantemente y las áreas contaminadas peligrosas están contenidas”, no existe una amenaza inminente. Sin embargo, como ha informado mi colega Tony Barboza, no existe un nivel de plomo “seguro” generalmente aceptado, especialmente para los niños cuyo desarrollo podría verse afectado permanentemente por el contaminante.

“Si yo viviera allí, mi opinión sería que cualquier ingestión de plomo es fundamental en este momento y no quiero que suceda”, dice David Pettit, abogado principal del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales.

Eso apunta a un tema importante que subyace al caso de Exide: la justicia ambiental. “No es raro ver al contaminador extraer todo lo que puede de una comunidad de minorías, ir a la quiebra, poner las llaves sobre la mesa y marcharse”, dice Pettit.

Es posible que California apruebe pronto una ley para prohibir la importación de partes de animales “trofeo” de África. Los activistas tienen como objetivo a un cazador de L.A. cuya caza fue capturada en video.

Anuncio

Pettit contrasta las décadas de vacilaciones oficiales sobre la planta Exide con la respuesta oficial cuando una fuga de gas natural de una instalación de Southern California Gas Co. enfermó a los residentes en el exclusivo desarrollo de Porter Ranch.

“Cuando el pozo explotó, miles de personas fueron reubicadas”, señala Pettit. “Con Exide, nadie ha ganado un centavo en ningún tipo de reubicación o beneficios de salud, ni nada”.

Los funcionarios de la ciudad de Los Ángeles, que operaban bajo la dirección de la corte estatal, se apoyaron en gran medida en SoCalGas para brindar reparación a los residentes de Porter Ranch. La supervisión de Exide por parte de los reguladores, sin embargo, ha sido esencialmente descuidada.

Medio Ambiente

Anuncio

Debido a que los reguladores han sido tan indulgentes, decenas de millones de dólares en trabajos de limpieza aún permanecen sin terminar en el sitio de la planta de 15 acres, a pesar de un acuerdo que la compañía alcanzó con el gobierno federal en 2015.

En marzo, la compañía detuvo unilateralmente la limpieza, citando órdenes de quedarse en casa del estado y el condado durante la pandemia de COVID-19, aunque los funcionarios estatales sostienen que las órdenes no se aplican al “trabajo de infraestructura crítica esencial”, como la limpieza de materiales peligrosos.

Un mes después de que el estado rechazara la excusa de Exide y ordenara a la empresa que reanudara su limpieza antes del 27 de abril, esta se declaró en quiebra por tercera vez.

La planta, que se estableció en Vernon en 1922, se dedicaba a fundir el plomo de las baterías de automóviles viejas para que pudiera reciclarse por otras nuevas.

Anuncio

Como documentó el Times, las autoridades citaron a la planta por aproximadamente 90 violaciones ambientales desde 1996 hasta 2015, incluido el almacenamiento ilegal de plomo y ácido de batería, un estanque rebosante de lodos tóxicos y la contaminación de los vecindarios cercanos por nubes de polvo de plomo.

Hasta 2014, el estado había evaluado a los propietarios de la planta con menos de $500.000 en multas, intensificando su aplicación solo ante una protesta pública, cuando penalizó a Exide con más de $526.000 ese año. Durante 33 años, el Departamento de Control de Sustancias Tóxicas del estado permitió que la planta operara solo con un permiso temporal.

La acción más dura del gobierno se produjo en 2015, cuando los fiscales federales obligaron a Exide a cerrar la planta de Vernon y a comprometerse a pagar 50 millones de dólares para limpiar el sitio y los vecindarios circundantes como Boyle Heights, una fracción del costo final estimado.

Anuncio

“El reinado del plomo tóxico termina hoy”, dijo la Fiscal de EE.UU en funciones Stephanie Yonekura al anunciar el acuerdo. “Los vecindarios ahora pueden comenzar a respirar mejor”.

Yonekura exageró el caso. La multa no fue tan dura como podría haber sido. Aunque Exide admitió haber causado “a sabiendas y deliberadamente” el envío de desechos peligrosos de plomo y ácido en remolques de camionetas con fugas (delitos graves según la ley federal, dijeron los fiscales), no fue acusado.

En cambio, fue dotado con un “acuerdo de no enjuiciamiento” que lo inmunizaba contra un juicio a menos que fuera sorprendido cometiendo más delitos en los siguientes 10 años.

Anuncio

Como informamos, se trata de ofertas muy bonitas que parecen repartirse como bolsas de dulces en Halloween a algunos de los delincuentes corporativos reincidentes más destacados de Estados Unidos, como JPMorgan Chase & Co.

El último refugio de Exide es el tribunal de quiebras. Debería estar claro a estas alturas que el sistema, si se ve como un dispositivo para compensar a las víctimas de las malas acciones de las empresas que lo utilizan para buscar refugio, es una broma.

A pesar de que el tribunal de quiebras aceptó una oferta de 178 millones de dólares por los activos estadounidenses de Exide en el último caso, la empresa ha sostenido que prácticamente la suma total sería necesaria para pagar los reclamos administrativos y de prioridad de la compañía deudora, “dejando poco para otras obligaciones o acreedores”.

Los fanáticos de Charles Dickens reconocerán este resultado como un eco del final de Jarndyce y Jarndyce, la eterna demanda de la cancillería en el centro de “Bleak House”. En el mismo momento en que se resolvió el caso, “se descubrió que toda la propiedad había sido absorbida en los costos”, sin dejar nada para los herederos finales.

Anuncio

La perspectiva de que Exide se alejara de sus obligaciones llevó a una reunión pública el 13 de octubre en la que más de 600 ciudadanos expresaron opiniones que eran “universal y enérgicamente y a veces emocionalmente opuestas a la aprobación del acuerdo”, reconocieron funcionarios federales.

Sin embargo, afirmaron, al igual que Sontchi, que incluso si se requería que Exide mantuviera la propiedad de Vernon, el pozo estaba seco. Exide está al borde de la liquidación, dijeron los federales: “Es solo una cuestión de tiempo antes de que la compañía [y] ya no exista y / o se disuelva”.

SpaceX está comenzando las pruebas beta públicas de su servicio de internet de banda ancha Starlink. El precio: 99 dólares al mes, más 499 dólares de hardware.

El acuerdo de quiebra incluye alrededor de $26.5 millones en fondos proporcionados por los acreedores para limpiar el sitio, pero eso no es suficiente para terminar el trabajo.

Anuncio

¿Podría haberse evitado este fiasco? La respuesta es claramente sí.

Los funcionarios estatales y federales no solo pudieron atacar a los propietarios de la planta de manera mucho más rigurosa durante las décadas en las que estaban contaminando el paisaje, sino que el estado pudo haber promulgado una ley que colocara los costos de limpieza por delante de casi todos los demás acreedores en bancarrota, algo más de una docena, otros estados lo han hecho.

El otoño es la mejor época de siembra en el sur de California para tener bayas para la cosecha de primavera y llenar la despensa con sabrosas verduras, brásicas, guisantes y cultivos de raíces durante todo el invierno.

“La mejor medida para el estado, si tuvieran un estatuto, hubiera sido limpiar la propiedad antes de que se presentara el caso de quiebra”, dice Lynn M. LoPucki, experta en quiebras de la facultad de derecho de UCLA. “Entonces tendrían un gravamen por delante de todos los demás gravámenes por sus costos de limpieza”.

Anuncio

Pero ahora es demasiado tarde. En lugar de ser un símbolo de una rigurosa supervisión ambiental, el caso Exide es una guía sobre cómo las empresas pueden eludir sus responsabilidades mediante la explotación agresiva de las reglas.

¿Hay justicia para las comunidades que luchan con las consecuencias de Exide? Uno desea no ser cínico, pero Exide enseña la verdad de una línea del gran novelista William Gaddis:

"¿Justicia?” comenta un personaje de su libro “Una burla en sí misma”. “Obtienes justicia en el próximo mundo. En este mundo tienes la ley”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Anuncio


Anuncio