Anuncio

Renegociar el alquiler puede ser complicado. Esto es lo que debe tener en cuenta y qué hacer si no puede pagar

The University Gateway apartment building near the USC campus
Saber por cuánto se rentan otros alquileres en su vecindario es un buen punto de partida si desea intentar renegociar su contrato.
(Josie Norris / Los Angeles Times)

Debido a la pandemia de COVID-19, Lee Anne Lowery-Gorman tuvo que cerrar permanentemente su restaurante. Además de ser dueña de un negocio que está en apuros, es propietaria de un dúplex en Hollywood. Entonces, cuando se enteró de que los trabajos de sus dos inquilinos estaban en el limbo, lo entendió.

En julio, les dio un descuento en el alquiler que durará hasta el año nuevo. Era lo más bajo que podía llegar mientras seguía haciendo los pagos de la hipoteca.

Ninguna de las cinco regiones designadas en California ha alcanzado la crítica capacidad de las UCI de menos del 15%, pero se espera que todas alcancen pronto esa marca

“Nuestro propietario comercial no quería negociar con nosotros en absoluto nuestro alquiler, por lo que sabemos lo desesperado y fútil que se sintió para nosotros”, dijo Lowery-Gorman. “No queríamos que nuestros inquilinos se sintieran así y tuvieran miedo de perder sus hogares”.

Anuncio

Pero no todos los propietarios están dispuestos, o pueden, reducir el alquiler de sus inquilinos.

Los Angeles Times ha preguntado a los lectores si no pudieron pagar su renta debido al coronavirus y si habían intentado renegociar su alquiler en el sur de California. Muchos encuestados que habían intentado renegociar dijeron que fueron rechazados.

No puedes saber como otros hogares conducen sus asuntos financieros, así que sigue enfocándote en tu propia situación y en como puedes mejorarla.

Cuando se trata de negociar el alquiler, es útil informarse sobre el mercado de la vivienda y considerar solicitar una reducción o concesión temporal. Pero en muchos casos, está a merced del propietario.

Anuncio

“Mucho depende de todos estos matices individuales del lugar donde viven”, dijo Larry Gross, director ejecutivo de Coalition for Economic Survival. “Pero varía. No hay una fórmula mágica. Es mucho más complejo”.

Esto es lo que debe saber si desea intentar renegociar con su arrendador, otras concesiones que puede solicitar y qué hacer si no puede pagar el alquiler.

El mejor momento para negociar

Anuncio

Negociar su alquiler es más fácil si su contrato de arrendamiento está a punto de terminar y está buscando firmar uno nuevo, porque ha cumplido con su contrato anterior y tiene más influencia. Pero puede intentar negociar en cualquier momento.

La mejor época del año es a finales del otoño y el invierno, cuando menos personas buscan vivienda y los precios son menos competitivos.

El sitio de alquiler de apartamentos y casas HotPads muestra que junio es el mes más caro para alquilar en Los Ángeles. Noviembre es el menos costoso y también es el mejor momento para firmar un nuevo contrato de arrendamiento.

Compare su alquiler con propiedades similares cercanas

Anuncio

Una estrategia de renegociación es demostrar que puede obtener fácilmente un mejor trato a unas pocas cuadras. Consulte los sitios web de listados de apartamentos para encontrar la tarifa actual en su área y si está bajando.

“Los propietarios deben estar preparados para las negociaciones, francamente, porque hay muchos datos disponibles”, dijo Joshua Clark, economista de Zillow. “Hay numerosas formas de revisar el mercado de la vivienda y los consumidores se están volviendo cada vez más inteligentes”.

Clark recomienda revisar cada listado en su área para comprender la competencia. ¿Viene con lavadora-secadora, amplio espacio de guardarropa u otras comodidades?

“La mejor comparación entre cuadras es el precio por pie cuadrado”, dijo Steve Basham, analista gerente de CoStar Group, propietario de apartments.com.

Anuncio

Por lo general, los vecindarios de alto nivel como el centro de Los Ángeles y Santa Mónica cobran más por pie cuadrado. Pero durante la pandemia, cuando las empresas cierran y la gente trabaja en casa, los propietarios están recortando los precios.

Por el contrario, a medida que muchos se mudan al este del Inland Empire por necesidad o por deseo de ahorrar, algunos alquileres en áreas más asequibles se están estabilizando o aumentando.

Andy Lin, director gerente de A&J Property Management, dijo que el mercado en el Valle de San Gabriel se ha mantenido bastante bien durante la pandemia y que solo ha tenido que renegociar algunos contratos de arrendamiento, en comparación con los administradores de propiedades en otras áreas.

Anuncio

“Sea razonable”, aconsejó. “Si el inquilino tiene dificultades financieras y quiere reducir su renta durante este tiempo, es posible pedirle al propietario un descuento... Algunos inquilinos quieren que renunciemos al alquiler durante unos meses. No me he encontrado con un propietario que haya aceptado eso”.

Comprenda la situación de su arrendador

“No todos los propietarios están ganando dinero”, dijo Kimberly Lewis, quien alquila su casa en Lancaster a inquilinos que usan vales de la Sección 8. “Pero déjeme decirle algo: prefiero tener a alguien en [la unidad] que tenerla vacía”.

Anuncio

Lewis es la fundadora de I Did Something Good Today Foundation, que trabaja con personas mayores necesitadas, y tiene experiencia en la negociación con propietarios en nombre de sus clientes.

“Es mejor si ambas partes intentan entenderse”, dijo.

¿Su arrendador trabaja de 9 a 5 y administra una pequeña propiedad? ¿O vive en un edificio propiedad de una gran corporación?

Basham señaló que la mayoría de las propiedades administradas profesionalmente tienen personas que vigilan de cerca a la competencia.

Anuncio

Killi paga a los usuarios unos pocos dólares al mes para compartir su información personal con los clientes. Pero también le dará automáticamente la opción de que esas compañías compartan igualmente sus datos.

Pero “si su lugar es administrado por una persona en lugar de un administrador de la propiedad, podría ser alguien que no está al día con el pulso del mercado”, expuso. “Por lo tanto, es posible que se encuentre en un área donde los alquileres están un poco por debajo del valor de mercado porque la propiedad no se administra de manera tan agresiva”.

Dicho esto, los propietarios familiares pueden tener menos espacio para moverse si dependen de sus ingresos de alquiler para cubrir los pagos mensuales de la hipoteca. Es posible que otros con hipotecas respaldadas por el gobierno ya hayan solicitado un programa de indulgencia, que permite diferir sus pagos hasta por un año.

Entonces depende de la situación de cada uno.

Anuncio

Lowery-Gorman sugiere que los inquilinos tengan una comunicación abierta, honesta y frecuente con sus propietarios.

“A la mayoría de las personas les resulta difícil hablar sobre el dinero o la falta de él, pero simplemente hágalo, pida ayuda”, indicó.

Un estudio muestra que solo el 3% de los adultos latinos usan la etiqueta “Latinx”, pero el término tiene partidarios vocales. El debate sobre nombres e identidad entre los latinos no es nuevo, especialmente en la política.

¿Qué más puede pedir si una reducción de alquiler no es una opción?

Anuncio

Concesiones: Zillow muestra que en octubre de 2020, el 37% de los listados de alquiler en los condados de Los Ángeles y Orange ofrecían al menos una concesión o promoción para atraer inquilinos a unidades desocupadas. Esto fue más del doble que en la misma época del año pasado.

En L.A., el 93.5% de las concesiones incluían semanas o meses de alquiler gratuito. Otros ofrecieron descuentos en el depósito, estacionamiento gratuito o tarjetas de regalo. El ahorro efectivo durante la vida de un arrendamiento fue del 11.5%.

Mire si esto está sucediendo en su área.

Clark explica que es más probable que un propietario acepte una concesión, que es temporal, que un alquiler más bajo. Esto es para que cuando el mercado se normalice, sus ingresos mensuales no hayan cambiado.

Anuncio

Planes de pago: Otros encuestados en los cuestionarios de L.A. Times informaron haber elaborado planes de pago con los propietarios, quizá demorando la fecha de vencimiento de los alquileres o acordando pagar la renta atrasada en pequeños incrementos durante un período de tiempo más largo.

Tenga en cuenta que si ha perdido su trabajo o se ha dañado económicamente a causa de la pandemia, no tiene que negociar un plan de pago en este momento. Existen protecciones de desalojo nacionales, estatales y locales que ya le permiten pagar su alquiler en una fecha posterior.

La moratoria nacional de desalojos ordena un cese temporal de los desalojos residenciales hasta fin de año. En septiembre, el gobernador Gavin Newsom firmó un proyecto de ley que protege a los inquilinos en California de ser desalojados hasta el 31 de enero de 2021, siempre que paguen al menos el 25% de su alquiler y presenten una declaración ante el propietario que acredite que están sufriendo problemas financieros o dificultades debido a cierres comerciales relacionados con la pandemia. Esa suma de un cuarto de alquiler no se requiere todos los meses; podría venir en una suma global, siempre y cuando se pague antes del 31 de enero.

Anuncio

Javier Beltrán, subdirector del Centro de Derechos a la Vivienda, recomienda NoRent.org, que proporciona una plantilla de carta escrita por abogados y organizaciones de derechos de los inquilinos. La organización enviará un correo electrónico, así como una carta por correo certificado, a su arrendador de forma gratuita.

Pero cuando las protecciones terminan y llega el momento de negociar planes de pago nuevamente, es importante asegurarse de que sea algo que pueda pagar, indicó Beltrán.

“No juegue con el ideal de ‘Tal vez pueda conseguir un trabajo mejor pagado, y eso va a resolver el problema’”, sugirió. “De lo contrario, se pondrá en una situación en la que el propietario no estará contento porque no cumplió con su ‘promesa’”.

Prolongación de su contrato de arrendamiento: A veces, los propietarios están dispuestos a negociar menos alquiler por mes a cambio de un contrato de arrendamiento más largo, así no tienen que preocuparse por tener un apartamento vacío.

Anuncio

Clark explicó que extender su contrato de arrendamiento unos meses hasta el verano, cuando el arrendador podría cobrar más por un nuevo contrato de arrendamiento durante la temporada más competitiva, a cambio de menos alquiler por mes podría ser una opción beneficiosa para ambas partes.

Si tiene una habilidad que otras personas quieren aprender, lo más probable es que pueda impartir una clase online que le permita sacar provecho de la distancia.

Romper su contrato de arrendamiento: Si mudarse es una opción, es posible que pueda negociar la finalización anticipada de su contrato de arrendamiento.

¿Qué pasa si aún no puede pagar el alquiler?

Anuncio

Beltrán dijo que la realidad es que muchos propietarios no cederán.

Para una gran cantidad de sus clientes, cuando tienen negociaciones con sus propietarios, no son los inquilinos quienes negocian para reducir su alquiler; son los propietarios negociando para aumentarlo.

DeWayne Gatewood perdió uno de sus dos trabajos cuando los bares cerraron durante la pandemia. Aunque ha estado viviendo en su apartamento de Hawthorne durante una década, dijo, su casero no simpatizaba con su situación. De hecho, su alquiler aumentó en abril.

Actualmente paga el 25% del alquiler que lo protege del desalojo, pero no sabe qué hará si el negocio no mejora pronto o si no hay un segundo cheque de alivio del coronavirus.

Anuncio

Para aquellos que viven en mercados de gama alta o de precio medio, existe la opción de mudarse a un lugar cercano que sea más asequible. Pero para algunos inquilinos, significa que tendrían que cambiar sus vidas. Entonces, para el Centro de Derechos a la Vivienda, la prioridad siempre es ver si hay una manera de ayudar a los inquilinos a permanecer en sus hogares, expuso Beltrán.

Conor McGregor (22-4) y Dustin Poirier (26-6) cumplieron en la báscula el viernes durante la ceremonia de pesaje oficial en el W Hotel de Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos.

Los Juegos Olímpicos de Tokio serán cancelados inminentemente debido a la pandemia por Covid-19.

Con las 10 órdenes firmadas por el presidente de Estados Unidos se pretende dar inicio a una estrategia nacional contra el COVID-19

La actriz venezolana Gaby Espino regresa a las telenovelas con un personaje que bien podría cambiarle la vida.

A continuación, se indican algunas acciones que podría realizar si no puede pagar el alquiler:

Comuníquese con los centros locales de derechos de vivienda y abogados de derechos de inquilinos: La Coalición para la Supervivencia Económica ofrece clínicas gratuitas de derechos de inquilinos los sábados; puede registrarse para reunirse con abogados voluntarios.

Anuncio

“Ellos se conectarán a las salas de reuniones [Zoom] con abogados que revisarán su caso, les aconsejarán cuáles son sus derechos, cuáles son sus opciones y qué pasos deben tomar para protegerse y tener un techo sobre sus cabezas”. Dijo Gross.

Ahorre lo que pueda: Si se trata de elegir entre endeudarse más o pagar los comestibles, pague sus comestibles, dijo Beltrán. Pero deje de lado todo lo que pueda pagar cada mes para ahorrar para el día en que terminen las moratorias de desalojo.

“Nuestro mayor temor, como abogados defensores y grupos de derechos de los inquilinos, es el tsunami, o maremoto, de desalojos que hemos estado anticipando si ninguna de las protecciones adicionales se activa antes del 1 de febrero”, manifestó. “Podría ser una situación desesperada, porque supongo que la mayoría vive de sueldo a sueldo, tal vez incluso del cheque de desempleo, y no habrá una mejora significativa [en la economía] para febrero”.

Comuníquese con sus representantes legislativos: Comuníquese con los miembros del concejo municipal, los supervisores del Condado, los miembros de la Asamblea estatal y los senadores estatales para informarles su situación.

Anuncio

“Sabemos que esto tiene un efecto, porque cuando los inquilinos se acercan a sus representantes, se comunican con nosotros, los grupos sin fines de lucro que hacen el trabajo, y preguntan: '¿Cómo podemos resolver el problema?’”, expuso Beltrán. “Cuantas más voces escuchen colectivamente, mejor será para ese cambio de política”.

Fondos para la prevención de la falta de vivienda: Dependiendo de sus circunstancias, puede valer la pena buscar fondos para la prevención de la falta de vivienda.

“Por lo general, la situación es que alguien tiene un nuevo trabajo pero está atrasado uno o dos meses con el alquiler, y puede solicitar asistencia para la renta a través de los servicios sociales para ponerse al día y asegurarse de que sus pagos sigan avanzando”, dijo Beltrán.

Lo más web

Anuncio

Hay agencias de la ciudad y del condado, además de los proveedores de servicios para personas sin hogar, pero todos funcionan de manera diferente, por lo que será necesario investigar un poco para determinar si las agencias en su área de planificación de servicios están aceptando solicitudes y si aún tienen fondos.

“Esté preparado para hacer un poco de trabajo preliminar, pero si puede encontrar algo, inscríbase absolutamente”, sugirió. “Cualquier ayuda para el alquiler que pueda obtener será útil, por lo que podrá utilizar otro dinero para otros gastos, como gastos médicos, de alimentos u otras facturas”.

Infórmese sobre los derechos de los inquilinos: Gross dijo que uno de los mantras de su organización es: No firme nada del propietario antes de educarse.

“La mayoría de los inquilinos tienen más protecciones de las que creen y no conocen sus derechos”, enfatizó Gross. “La gente piensa que si no pagan el alquiler mañana, pueden ser echados al día siguiente, y eso no es cierto”.

Anuncio

Beltran sugiere visitar el sitio web stayhousedla.org, que ofrece numerosos talleres de educación para inquilinos.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio