Anuncio
Share

A medida que aumenta el COVID, también lo hace el desempleo en California

Empty dining tables at a restaurant in Westminster, Calif.
El comedor de un local de Westminster se encuentra vacío a principios de enero. Las medidas de COVID-19 han restringido las comidas o han cerrado muchos restaurantes.
(Mariah Tauger / Los Angeles Times)

La tasa de desempleo de California aumentó en diciembre, cuando la pandemia de coronavirus se salió de control y las restricciones estatales obligaron a cerrar más empresas, lo que arrojó a decenas de miles de trabajadores al desempleo.

El nueve por ciento de los californianos se encontró sin trabajo en diciembre, frente al 8.1% de noviembre, según informaron los funcionarios estatales. El aumento marcó un retroceso en lo que había sido un mercado laboral en constante mejora desde la tasa de desempleo sin precedentes del 16.4% en abril.

Gran parte del problema fue impulsado por el cierre de hoteles y restaurantes, ya que el turismo y los viajes de negocios no pudieron revivir y los funcionarios restringieron las cenas para tratar de controlar la propagación del virus.

Anuncio

El sector del ocio y hotelería perdió 117.000 puestos de trabajo en nómina, compensando las ganancias en la construcción y los servicios profesionales y empresariales.

“La pérdida de empleo de diciembre culminó un año de trauma”, señaló Lynn Reaser, economista de la Universidad Point Loma Nazarene, en San Diego. “El verano debería marcar el comienzo de una economía más fuerte, pero será fundamental dominar primero el virus. Solo entonces podremos volver a la vida”.

El COVID-19 ha contagiado a más de 3 millones de californianos desde la primavera, matando a más de 35.800, según un rastreador de Los Angeles Times. Hasta ahora, solo se han administrado 1.6 millones de vacunas en medio de la escasez y un despliegue inestable del antígeno.

El virus aumentó después del Día de Acción de Gracias, ya que muchos estadounidenses ignoraron las advertencias para evitar viajar y reunirse con amigos y familiares durante las vacaciones.

Anuncio

Al mismo tiempo, las empresas se quedaron sin préstamos federales, los beneficios por desempleo expiraron y el Congreso permaneció estancado por un nuevo paquete de asistencia del coronavirus.

El 28 de diciembre se firmó un proyecto de ley de ayuda de $908 mil millones, que otorgará $300 a la semana en beneficios federales por desempleo, además de la asistencia estatal regular y las empresas pueden solicitar nuevos préstamos federales del Programa de Protección de Cheques de Pago.

Muchos economistas predicen que el nuevo paquete estará lejos de ser adecuado para abordar la crisis. El presidente Biden ha propuesto un plan de estímulo adicional de $1.9 billones para aliviar la emergencia del COVID-19, pero se enfrenta a un Congreso dividido.

Anuncio

El estado acelerará la elegibilidad de la vacuna en base a la edad según el nuevo plan anunciado por el gobernador Gavin Newsom.

El mercado laboral de California está peor que el del país, ya que el estado se ha convertido en un foco de virus. El desempleo en Estados Unidos fue del 6.7% en diciembre.

Entre diciembre de 2019 y el mes pasado, las nóminas de la entidad se redujeron en 1.41 millones de puestos de trabajo, una caída del 8%. Durante el mismo período, el país perdió 9.37 millones de puestos laborales, una disminución del 6.2%.

Los datos de desempleo de diciembre se toman de dos estudios federales durante la semana del 12 de ese mismo mes. La tasa se basa en una encuesta de 5.100 hogares de California. Las cifras de la nómina de empleo provienen de un informe de 80.000 empresas de la entidad.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio