Advertisement
Share

La historia de dos niños desaparecidos da un giro sombrío

Joshua Vallow and Tylee Ryan
Joshua “JJ” Vallow, de 7 años, y Tylee Ryan, de 17.
(National Center for Missing & Exploited Children via AP)

Fue la familia extendida la que sospechó primero y luego, a instancias suyas, la policía local: Joshua “JJ” Vallow, de siete años, y su hermana de 17 años, Tylee Ryan, no habían sido vistos en demasiado tiempo, y su madre no respondía directamente sobre dónde estaban.

Pronto, gente de todo el mundo seguía el caso, paralizados por las circunstancias cada vez más extrañas que rodeaban a Lori Vallow Daybell y su nuevo esposo, Chad Daybell. La investigación creció para incluir las misteriosas muertes de sus ex cónyuges, los rumores de creencias de culto del día del juicio final y su repentino traslado a Hawái.

El caso dio un giro sombrío cuando los investigadores anunciaron que encontraron restos humanos mientras registraban la casa rural de Chad Daybell en Idaho. En un campo cerca de su casa, el FBI y las autoridades locales erigieron marquesinas, cubrieron con lonas azules el suelo y trajeron equipo pesado para ayudar a cavar.

Los defensores de las víctimas comenzaron a llamar a los miembros de la familia para contarles sobre los restos.

Advertisement

Chad Daybell fue arrestado bajo sospecha de ocultar o destruir evidencia y ha sido encarcelado. Todavía no ha sido acusado formalmente.

“A lo largo de la investigación, los detectives e investigadores han recuperado lo que se cree que son restos humanos que no se han identificado en este momento”, dijo el jefe asistente de policía de Rexburg, Gary Hagan, en una conferencia de prensa.

El abogado de Daybell no respondió las llamadas telefónicas en busca de comentarios.

Advertisement

La esposa de Daybell, Lori Vallow Daybell, ya ha sido acusada de abandono de niños, obstrucción de una investigación, desacato a la corte y organizar un delito. Ella se declaró inocente y está en la cárcel con una fianza de $1 millón.

Los documentos judiciales sugieren que las cosas comenzaron a desmoronarse para la familia a principios del año pasado, cuando Lori todavía estaba casada con Charles Vallow. La pareja estaba separada, y Vallow había solicitado el divorcio, diciendo que temía que ella lo matara y que la mujer había desarrollado creencias de culto. Reveló que ella afirmó ser “un dios asignado para llevar a cabo el trabajo de los 144.000 en la segunda venida de Cristo en julio de 2020".

La familia vivía en un suburbio de Phoenix en julio cuando el hermano de Lori, Alex Cox, disparó y mató a Vallow. Afirmó que el tiroteo fue en defensa propia después de que Vallow lo atacó con un bate de béisbol. La policía investigó, pero el caso no avanzó mucho antes de que Cox muriera de un coágulo de sangre en el pulmón en diciembre.

Nota Roja

Advertisement

Lori Vallow se mudó a Idaho con los niños, consiguió un apartamento en el pequeño pueblo de Rexburg y pasó tiempo con Chad Daybell. La pareja se conocía desde hace un tiempo, a veces participando en podcasts sobre cómo prepararse para los últimos tiempos bíblicos de una organización en línea dirigida a miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

En ese momento, estaba casado con Tammy Daybell, una bibliotecaria escolar de 49 años que le ayudó a dirigir una pequeña editorial. Chad Daybell también había escrito varios libros, centrados principalmente en los escenarios del fin del mundo y basados libremente en la teología de la iglesia.

Tammy Daybell murió en octubre, su obituario dice que falleció mientras dormía por causas naturales. La familia rechazó una autopsia antes de ser enterrada en Utah.

Aproximadamente dos semanas después, Chad Daybell se casó con Lori Vallow.

Advertisement

El matrimonio rápido despertó la sospecha de los oficiales, que habían exhumado el cuerpo de Tammy Daybell para una investigación. Los resultados de esa autopsia aún no se han publicado.

Mientras tanto, los abuelos de JJ, Larry y Kay Woodcock de Louisiana, estaban cada vez más preocupados por los niños. Dijeron que las llamadas telefónicas regulares con JJ se habían vuelto poco frecuentes y luego se detuvieron por completo. Señalaron que Lori Daybell no les decía por qué el niño no siempre estaba disponible.

La policía de Los Ángeles admite que este año ha realizado más de ocho veces el número de paradas de tráfico investigadas en el sur de Los Ángeles de lo que había revelado anteriormente.

A medida que disminuyen las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino entre las mujeres del sur de California, los expertos hacen sonar la alarma sobre las consecuencias de dejar de lado el bienestar de las mujeres

La cantante mexicana del éxito '¿Dónde quedo yo?’ revela lo que ha sido enfrentar el coronavirus y las consecuencias que le ha dejado en su cuerpo

Tylee fue vista por última vez en septiembre cuando se dirigía al Parque Nacional Yellowstone con su madre y otra familia para una excursión de un día, y JJ fue visto por última vez por funcionarios escolares varios días después.

Advertisement

Los Woodcocks le pidieron a la policía de Rexburg que indagara sobre los niños. Los agentes fueron para interrogar a Lori Daybell, y dijeron que ella y Chad Daybell mintieron sobre el paradero de los menores. Cuando los investigadores regresaron al día siguiente para dar seguimiento, los Daybells se habían ido.

La pareja se mudó a Hawái, y la investigación avanzó en Idaho, Arizona y Utah, donde fue enterrada Tammy Daybell. Finalmente, un juez ordenó a Lori Daybell que probara que los niños estaban a salvo llevándolos a los funcionarios. Ella se negó y fue acusada de abandono de niños y otros delitos, luego fue extraditada a Idaho.

En las semanas posteriores, la oficina del fiscal general de Idaho se hizo cargo de la investigación sobre la muerte de Tammy Daybell, mientras que Lori Daybell intentó y no logró reducir su fianza.

Los familiares de Tylee y JJ todavía están esperando respuestas. Vieron llegar el cumpleaños de JJ a fines de mayo.

Advertisement

“Nuestros sentimientos de extrema angustia y desánimo fueron preventivos durante el período que se acercaba al octavo cumpleaños de JJ”, escribió Kay Woodcock en una publicación de Facebook. “Nuestra familia de Rexburg organizó una conmovedora vigilia el lunes 5/25 en honor a nuestro pequeño hombre... Nos consuela saber que su compromiso es tan fuerte como el nuestro”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


EEUUNota Roja
Advertisement