Anuncio

Adiós buffets, hola plexiglás: Cómo el coronavirus está transformando los hoteles

Una trabajadora de un hotel en Studio City, California, usa una máquina portátil para rociar desinfectante.
(Myung J. Chun/Los Angeles Times)

Si decide dejar su aislamiento por el coronavirus para salir a la carretera este verano, espere algunos cambios en los hoteles, como no más servicios de valet parking, un muro de plexiglás entre usted y el conserje y un límite de capacidad en la piscina.

Y olvídese de usar el gimnasio. Estará cerrado.

¿El desayuno buffet? No existe.

Dado que se espera que el gobernador Gavin Newsom dé luz verde para que los viajes de placer comiencen, la industria hotelera ha adoptado una serie de protocolos que están cambiando la apariencia de los hoteles del país y la forma en que operan. El objetivo es hacer que los huéspedes se sientan seguros, o relativamente seguros, del coronavirus.

Anuncio

Viajes

Además de hacer que los trabajadores del hotel limpien y vuelvan a limpiar la mayoría de las superficies con mucha más frecuencia, los operadores del hotel están instalando calcomanías en los pisos para recordarles a las personas que deben mantenerse alejadas entre sí.

Se colocarán dispensadores de desinfectante para manos en todos los edificios. Al menos un hotel trasladó su vestíbulo a un lugar menos concurrido; otros han separado los muebles de la piscina para disuadir a los huéspedes que no se conocen de divertirse juntos.

En la mayoría de los hoteles, el personal llevará mascarillas. Algunos hoteles ofrecerán mascarillas y desinfectante para manos a los huéspedes cuando se registren.

Anuncio

Una empresa de limpieza de hoteles está presionando para un mayor uso de aspiradoras robotizadas para liberar a los empleados de que limpien las habitaciones más a fondo.

Muchos otros hoteles están recurriendo a dispositivos que rocían una niebla de desinfectante para matar los gérmenes que pueden estar escondidos en rincones y grietas.

The Whiz es una aspiradora automática para usar en hoteles y edificios de oficinas.
(Softbank Robotics Group Corp.)

“La mayoría de las personas pueden vivir con ese tipo de cambios”, dijo Janet Zaldua, directora ejecutiva de la Oficina de Convenciones y Visitantes de Marina del Rey y miembro de un grupo de trabajo del condado de Los Ángeles que se está encargando de buscar formas de reabrir negocios de manera segura. “Creo que hay tanta demanda acumulada”.

Anuncio

Un número creciente de personas se está preparando para las vacaciones. Una encuesta realizada por Deloitte a mediados de mayo de 1.000 estadounidenses encontró que el 31% planeaba quedarse en un hotel durante un viaje de placer en los siguientes tres meses, frente al 24% a mediados de abril.

A medida que los hoteles vuelven a abrir, se enfrentan a una gran competencia. Airbnb y compañías similares han informado de un aumento reciente en el alquiler de casas, promocionando la relativa ausencia de multitudes y la capacidad de los huéspedes de cocinar sus propias comidas y controlar quién ingresa al lugar.

Y ya en marzo, las compañías de vehículos recreativos reportaban una experiencia exitosa en autos recreativos como una forma de viajar en una burbuja.

Anuncio

The California Hotel and Lodging Assn. ha desarrollado una lista de verificación de 34 puntos para combatir la propagación de COVID-19. Los hoteles que cumplan con la lista de verificación, que incluyen lavar la ropa de cama con el agua más caliente posible y eliminar los servicios de valet parking, recibirán una calcomanía para colocar en su ventana que dice que la propiedad cumple con los estándares del grupo “Clean + Safe”.

Salud

La pandemia llevó la demanda de hoteles, y todos los viajes, a mínimos históricos. Los hoteles de EE.UU han perdido aproximadamente $31 mil millones en ingresos por habitación y han despedido o suspendido hasta el 70% de sus trabajadores desde la pandemia, de acuerdo con datos publicados por American Hotel and Lodging Assn.

Los operadores de hoteles esperan atraer a más turistas promoviendo nuevas formas en que intentan reducir el riesgo de infección por coronavirus.

Anuncio

En el BLVD Hotel & Spa de 70 habitaciones en Studio City, los muros de plexiglás separan a los huéspedes de los trabajadores en los escritorios y en el bar. El gimnasio, spa y piscina han sido cerrados.

Una tienda en el lobby del hotel que anteriormente vendía sándwiches recién hechos, bagels, café y otros artículos para el desayuno y el almuerzo se ha convertido para vender bocadillos prefabricados y envueltos individualmente.

En las habitaciones, las trabajadoras limpian las superficies duras antes de encender un dispositivo de mano que se asemeja a un pequeño soplador de hojas que emite una niebla hecha de una solución de peróxido de hidrógeno y etanol. Después de que la habitación ha sido limpiada y rociada, una calcomanía en las puertas de la habitación del hotel significa que nadie ha entrado desde que la habitación ha sido desinfectada.

“Se convertirá en la nueva norma”, dijo Sagar Kumar, propietario de la cadena de tres hoteles BVLD. “Es algo que todos los hoteles deberían estar haciendo”.

Anuncio

No está claro si la niebla desinfectante es especialmente útil contra el coronavirus.

La niebla se usó en los aviones durante la pandemia de H1N1 en 2009, explicó el Dr. Timothy Brewer, profesor de medicina en la división de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina David Geffen de UCLA. Pero dijo que rociar las habitaciones de hotel no es necesario para el coronavirus mientras las trabajadoras limpien las superficies de alto contacto, como los inodoros y las manijas de las puertas.

“No creo que haya alguna razón para desinfectar las paredes y los techos”, dijo, y agregó que el virus generalmente no vive en las superficies por más de varias horas.

Anuncio

Para desinfectar habitaciones, Marriott International, una de las compañías hoteleras más grandes del mundo, está probando el uso de dispositivos de nebulización electrostática, que cargan las gotas de solución que se rocían para que se adhieran a las superficies.

Es un proceso que Delta Air Lines está utilizando para desinfectar sus cabinas entre vuelos. El gigante hotelero también está evaluando si eliminar o modificar el servicio de estacionamiento.

Marriott también recomienda que sus hoteles de marca separen los muebles en áreas comunes e instalen barreras de plexiglás, dispensadores de desinfectante para manos y señalización para alentar el distanciamiento físico.

“Ahora, más que nunca, los viajeros deben creer en los lugares donde se hospedan”, manifestó Scott McCoy, vicepresidente de operaciones de mercado y experiencia de huéspedes de Marriott en las Américas.

Anuncio

Es probable que la pandemia, según los expertos de la industria hotelera, haga que los hoteles más pequeños sean más populares entre los viajeros que los hoteles de grandes cadenas, donde los huéspedes pueden sentir que corren un mayor riesgo de infectarse al exponerse a grandes multitudes de personas que asisten a conferencias o bodas.

“Casi de la noche a la mañana pasamos de un producto de hotel que era funcionalmente obsoleto a altamente deseable”, señaló Alan X. Reay, presidente de Atlas Hospitality Group, sobre los pequeños hoteles.

Pero incluso los hoteles boutique están haciendo cambios.

Anuncio

En el Hotel Joaquín de 22 habitaciones en Laguna Beach, el mostrador para registrarse se trasladó de un vestíbulo estrecho a una sala de estar más grande para que los huéspedes no se amontonen. Alrededor de la piscina, los muebles se han separado para promover el distanciamiento físico y se limpian con desinfectante después de cada uso, dijo el dueño del hotel Paul Makarechian.

El hotel también ha cerrado su restaurante y, en cambio, alienta a los huéspedes a pedir comida para llevar de restaurantes cercanos para alimentarse en sus habitaciones o en los patios y áreas al aire libre. El hotel ofrece a los huéspedes platos, tazas y utensilios desechables.

“Ya no estamos haciendo la cena tradicional”, dijo Makarechian. “Lo que estamos tratando de hacer es dar sofisticación con un poco menos de interacción”.

Existe la posibilidad de que el condado más poblado de la nación se quede sin camas en la unidad de cuidados intensivos en dos o cuatro semanas, dijeron los funcionarios el miércoles.

Anuncio

Una vez que la demanda comience a aumentar, los hoteles probablemente contratarán más trabajadores para que limpien con mayor frecuencia y más a fondo, comentó Kelvis Quaynor, vicepresidente de Ganir & Co., una compañía que brinda servicios de limpieza a algunas de las cadenas de hoteles más grandes del país.

Pero cree que los costos laborales generales pueden controlarse mediante la introducción de más automatización, incluidos dispositivos como Whiz, una aspiradora automática para limpiar pasillos y grandes espacios de convenciones.

Tome un arnés y una correa extra. Conozca cómo mantener a los perros seguros durante la pandemia

Quaynor dijo que el “Roomba de tamaño industrial”, construido por Softbank Robotics Group Corp., liberará a los empleados para centrarse en desinfectar habitaciones.

Anuncio

El Whizz ya está en uso en un hotel en Park City, Utah, señaló Quaynor, y espera que se use una automatización similar en todo el país dentro de un año o dos.

“El COVID-19 hará que esto sea mucho más rápido de lo que pensábamos”, concluyó.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Anuncio


Anuncio