Anuncio

L.A. Affairs: Ella cuida a pacientes con COVID-19. Yo soy de alto riesgo. ¿Puede esto funcionar?

Traveling together would be a good test of compatibility.
Viajar juntos sería una buena prueba de compatibilidad.
(Alexander Vidal / For The Times)

Comenzó de la manera habitual. Nos conocimos en un sitio de citas en febrero. Rápidamente pasó de enviar mensajes de texto a FaceTime, a menudo varias veces al día.

Nos dimos cuenta que ambos éramos Virgos y teníamos una inclinación por el orden, la limpieza y la puntualidad, cualidades que pueden volver locos a los demás.

En resumen, nos entendimos el uno al otro.

Nuestro primer encuentro en persona fue un picnic en un parque local. Había puesto la mesa y la vi acercarse. R. era incluso más guapa en persona. Llevaba pantalones a medida y una blusa naranja brillante. (Más tarde admitió que me había estado observando desde el momento en que dejó su auto y caminó las 50 yardas a través del césped. Me reveló: “En ese momento pensé, ‘Oye, podría estar con este tipo’”).

Anuncio

Mi última relación había sido con una abogada que prefería su tiempo en la oficina a venir a casa a cenar. Había estado divorciado durante 10 años, viviendo solo todo ese tiempo. Para cuando me encontré en ese sitio web de citas, un cambio se estaba apoderando de mí. Pensé que podría estar listo para vivir con una mujer de nuevo. R. también estaba divorciada con hijos adultos y estaba lista para salir de su zona de confort.

Empezamos a reunirnos tan a menudo como nuestros ocupados horarios lo permitían. Ella trabajaba tres exigentes días de 12 horas a la semana como enfermera registrada cuidando pacientes en cama, y yo soy un abogado litigante estresado.

A mediados de marzo, la pandemia golpeó a Los Ángeles. Tengo un alto riesgo de padecer una enfermedad grave por el virus: tengo antecedentes de neumonía y soy exfumador.

Anuncio

Ella estaba en el epicentro de su hospital, cuidando a pacientes con COVID-19.

Mi heroína.

A medida que el peligro se incrementaba, vimos una oportunidad: decidimos hacer un viaje por carretera hacia el gran espacio abierto del Parque Nacional Yellowstone. Ambos nos hicimos pruebas de coronavirus y resultaron negativas.

Anuncio

Viajar juntos sería una buena prueba de compatibilidad. Aprendí que ser madre de cuatro hijos y enfermera le enseña a uno habilidades de organización extraordinarias. Mientras que yo era un empacador de último minuto que empacaba mal y a menudo se olvidaba de lo esencial, ella había pensado en todo lo necesario para un largo viaje por carretera, desde bocadillos para el camino hasta cortaúñas. Y todo estaba meticulosamente empacado para un fácil acceso.

Me dije a mí mismo allí y entonces: “Oye, podría estar con esta mujer”.

Durante los siguientes 11 días condujimos durante millas y millas y millas, a menudo sin una casa o un ser humano a la vista. Vimos búfalos, osos pardos y antílopes. Hablamos de cuánto de este país estaba todavía desocupado, aún sin estropear.

Ese viaje nos permitió un tiempo ininterrumpido para conocer nuestras historias, nuestros hijos y nuestros matrimonios pasados. Ella acababa de salir de una relación controladora. Confesé que había arruinado las relaciones con mi necesidad de más dinero y éxito. Hablamos de por qué esta relación podría ser diferente. Ambos habíamos aprendido con la edad a escuchar más y hablar menos. Conducir y hablar durante horas sirvió para profundizar nuestros sentimientos y el respeto por el otro.

Anuncio

Nos comprometimos a hacer que funcione en la nueva normalidad. Nos comprometimos a ser monógamos. Hemos hablado de vivir juntos algún día y tal vez casarnos.

Ambos volvimos al trabajo, yo desde casa y ella nuevamente salvando vidas en los pisos COVID-19. Todavía tenemos FaceTime y nuestros picnics en el parque y hemos comenzado a apoyar a los restaurantes, cenando afuera entre dos hojas de plexiglás. Seguimos separados por las circunstancias. Todo lo demás tendrá que esperar hasta que se ofrezca una vacuna.

¿Por qué estamos dispuestos a hacer esto?

Anuncio

Sabemos que hemos encontrado algo especial y duradero.

En esta época de incertidumbre, eso es seguro.

El autor es un abogado de lesiones personales en Los Ángeles.

Heterosexual, gay, bisexual, transgénero o no binario: L.A. Affairs narra la búsqueda de amor en Los Ángeles y sus alrededores, y queremos escuchar su historia. La historia que cuente tiene que ser verdadera y debe permitir que su nombre sea publicado. Pagamos $300 por cada ensayo que publicamos. Envíenos un correo electrónico a LAAffairs@latimes.com Puede encontrar las directrices de suscripción aquí.

Anuncio

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Hay preocupación en Estados Unidos de que las vacunas para niños no estén verificadas a tiempo para el próximo año escolar

Durante el evento de los Premios Billboard de la Música Latina, que se transmite ahora mismo por Telemundo en la Costa Este pero que se podrá ver recién en nuestra ciudad a partir de las 8 p.m., se ha producido hace unos minutos un momento de lo más especial.

Halloween siempre ha sido el “Super Bowl, Olimpiadas y Copa del Mundo envueltos en uno” para la industria del dulce. ¿Cambiará eso la pandemia de COVID-19?

La muerte de la hija de tres meses de la Reina Mae Nasino, River, ha provocado un gran revuelo por la represión del Presidente Rodrigo Duterte contra los defensores de los derechos humanos. La niña, de peso inferior al normal, fue separada de su madre, negándole la leche materna que podría haberle prolongado la vida.


Anuncio