Anuncio

Algunas empresas de California vuelven a abrir desafiando las órdenes de quedarse en casa

Policías y manifestantes se protejen del sol el sábado en Pacific Coast Highway en Laguna Beach.
(Luis Sinco / Los Angeles Times)

A medida que los californianos se preparan para comenzar la séptima semana de restricciones de quedarse en casa, los signos de fatiga se vuelven evidentes.

Desde el desierto hasta los enclaves de playa del condado de Orange, un número creciente de empresas consideradas no esenciales están optando por reabrir en desafío a las órdenes de las autoridades locales y estatales.

En Victorville, un gimnasio 24 hours fitness reabrió el viernes con un cartel impreso de la Constitución de 8 por 10 pies publicada en la puerta principal. Los empleados cambiaron los colores del letrero del estudio a rojo, blanco y azul y colgaron pancartas que decían #GymsAreEssential y #ReopenAmerica, según el propietario Jacob D. Lewis.

Anuncio

Lewis dijo que eligió reabrir después de escuchar a sus clientes que estaban luchando con problemas que van desde ataques de enfermedades crónicas hasta disminuciones en la salud mental, ya que no habían podido ejercitarse en su gimnasio.

También siente que algunos medios de comunicación y funcionarios del gobierno han exagerado el alcance del brote de COVID-19 para justificar lo que él ve como una respuesta exagerada que infringe la libertad de las personas.

“Este virus es político”, manifestó. “Se trata de nuestros derechos civiles. Hay una cosa que las personas en el poder olvidan, una cosa que nos hace a todos iguales, y esa es la Constitución”.

El gimnasio ha intensificado las limpiezas y apagado una porción del equipo de cardio para mantener mejor el distanciamiento social. Las salas de vapor, las duchas y las saunas todavía están cerradas, y las clases grupales de ejercicios siguen canceladas.

Anuncio

Lewis, quien habló en las redes sociales sobre su decisión de reabrir, señaló que había recibido amenazas de muerte y mensajes siniestros de números telefónicos anónimos.

“Pero por otro lado, he estado recibiendo llamadas de todo el país diciendo lo inspirador que es”, aseguró.

Para el Barrio Chino más grande de México, el corte de cinta para un nuevo centro cultural se sintió como el comienzo de un renacimiento largamente esperado.

Estimó que en los últimos tres días, había hablado con 200 dueños de negocios que buscaban consejo mientras ellos también se preparaban para reabrir.

Anuncio

“Es increíble ver como una persona puede comenzar algo”, enfatizó.

A 100 millas al sudoeste, en San Clemente, el autodenominado restaurante de “comida para el alma surfista”, Nomads Canteen, reabrió al mediodía del viernes.

El propietario, Jeff Gourley, no pudo ser contactado para hacer comentarios el domingo.

Anuncio

El San Clemente Times informó que cuando el restaurante reabrió por primera vez, las mesas estaban apartadas y los clientes parecían estar distanciados entre sí. Pero más tarde el viernes, se llenó de personas que acababan de salir de una protesta cercana contra las órdenes estatales de quedarse en casa, informó el periódico.

“Estamos haciendo lo que podemos y dejando que la gente tome sus propias decisiones”, dijo Gourley al San Clemente Times el viernes. “Ahí es donde estamos”.

El restaurante ha sido muy vocal sobre la reapertura en su cuenta de Facebook.

El viernes, publicó un meme de una bandera con el logo, “No me pises”, excepto que la serpiente estaba envuelta alrededor de una botella de tequila. “Recupere su libertad, vaya a surfear, abra su negocio, tome una cerveza fría con sus amigos”, decía.

Anuncio

A los restaurantes, junto con bares, clubes nocturnos, gimnasios y teatros, se les pidió que cerraran el 19 de marzo, cuando el gobernador Gavin Newsom emitió una orden radical para frenar la propagación del nuevo coronavirus restringiendo drásticamente el movimiento público. Muchos condados establecieron órdenes similares a nivel local a través de sus departamentos de salud pública.

California fue el primero en imponer una orden de estadía en el hogar en todo el estado, y los expertos reconocen que ayudó al estado a ver una fracción de las muertes de otros puntos críticos de coronavirus, como Nueva York.

Aún así, el virus ha afectado a California de manera desigual, ya que el centro de población más denso del condado de Los Ángeles alberga más de la mitad de las muertes reportadas en el estado y casi la mitad de los casos, algunas áreas rurales y suburbanas tienen una proporción mucho menor.

Eso ha llevado a la tensión entre el estado y algunos residentes y autoridades locales, quienes dicen que sus recuentos minúsculos y las cifras de decesos significan que se les debe permitir reabrir sus economías antes que otros.

Anuncio

Las pequeñas empresas pueden haber obtenido el alivio del coronavirus del Programa de Protección de Cheques basado en el banco que eligieron, no en la fecha en que lo solicitaron.

En San Clemente, los agentes del alguacil visitaron el viernes la cafetería Nomads con funcionarios de la Agencia de Salud del Condado de Orange, dijo Carrie Braun, portavoz del departamento del alguacil del Condado.

“Nuestra división de Salud Ambiental pudo comunicarse con el propietario, quien entendió que está operando en violación de la orden del gobernador”, escribió Jessica Good, gerente de información pública de la Agencia de Atención Médica, el domingo en un correo electrónico. “Se emitirá una advertencia por escrito, que podría conducir a la suspensión del permiso”.

Las autoridades también estaban evaluando acciones contra el gimnasio en Victorville.

Anuncio

Los funcionarios de la ciudad informaron del gimnasio a las autoridades del condado de San Bernardino y el viernes recibieron permiso para emitir un aviso de violación a través de la aplicación del código de la ciudad, dijo el domingo Sue Jones, portavoz de Victorville. El aviso le dio al gimnasio tres días para cumplir; de lo contrario, el Condado tomará otras medidas, subrayó ella.

Jones agregó que la mayoría de los establecimientos en Victorville están cumpliendo con las órdenes de quedarse en casa, y señaló que los funcionarios de la ciudad habían encuestado a más de 725 negocios no esenciales durante el último mes y que ninguno de ellos violaba la ordenanza hasta ahora.

“Al igual que muchos en nuestra comunidad, estamos horrorizados por la violación atroz del gimnasio de la orden emitida por el Departamento de Salud Pública del Condado de San Bernardino”, manifestó Jones en un correo electrónico.

Anuncio

“Esta violación demuestra el desprecio por la salud pública y los esfuerzos de la Ciudad y Condado para reducir la propagación de COVID-19 en nuestra comunidad”.

Lewis dijo que no cree que el Condado o el Estado tengan la autoridad para tomar medidas contra su negocio.

“No pueden obligarnos a cerrar nuestras puertas”, manifestó. “Lo hicimos voluntariamente al principio porque lo exageraron mucho, pero ¿adivina qué? Nos mintieron”.

Agregó que si las autoridades gubernamentales cortan su energía, tendrá un generador en funcionamiento en un par de horas. Y si emiten multas, las dejará amontonarse y luego presentará una demanda legal en un tribunal federal.

Anuncio

“Ya tengo abogados listos para entrar en acción y quieren que lo haga”, enfatizó. “Voy a pelear esto hasta que volvamos a la normalidad”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio