Anuncio
Share

San Diego paga menores salarios a mujeres y empleados de minorías que a hombres blancos, según un estudio

Una persona camina hacia la puerta principal del Ayuntamiento de San Diego.
(John Gastaldo)

El primer estudio exhaustivo sobre la equidad salarial en la ciudad de San Diego muestra que las mujeres ganan un 17.6 por ciento menos que los hombres y las personas de minorías étnicas ganan un 20.8 por ciento menos que los blancos.

El estudio afirma que las diferencias salariales se deben principalmente a factores distintos de los prejuicios intencionados, como las diferencias en las horas extraordinarias trabajadas, las distintas repercusiones salariales de la paternidad y el hecho de que los hombres y los blancos sean más propensos a realizar trabajos mejor pagados.

Por ejemplo, los hombres blancos dominan los dos campos con los trabajos mejor pagados de la ciudad y el mayor número de horas extras: agente de policía y bombero.

Salud

Anuncio

Mientras tanto, las mujeres y las minorías están sobrerrepresentadas en los trabajos administrativos y de oficina peor pagados.

El estudio de 165 páginas, que el Ayuntamiento tiene previsto debatir el martes, afirma que la discriminación o los prejuicios intencionados podrían ser responsables de aproximadamente una octava parte de las diferencias salariales entre hombres y mujeres y entre grupos étnicos que no pueden explicarse por otros factores.

Pero el análisis dice que las partes no explicadas de las diferencias salariales también podrían ser causadas por dos factores que no pudieron ser estudiados debido a la insuficiencia de información: los niveles de educación y las evaluaciones de rendimiento.

El análisis, realizado por Analytica Consulting, de Scripps Ranch, insta a la ciudad a recopilar datos sobre esos factores en futuros estudios de igualdad salarial. Analytica realizó el estudio por 250 mil dólares.

Anuncio

Analytica elogió a los funcionarios de San Diego por ordenar un estudio tan completo, que fue impulsado por una auditoría de la ciudad de 2019 que descubrió las brechas salariales de género y étnicas y las consideró dignas de un estudio más detallado.

“La ciudad de San Diego está estableciendo el estándar de lo que significa para un municipio hacer su parte para abordar este problema mundial”, dijo Analytica.

La equidad ha surgido como una cuestión prioritaria para San Diego en los últimos meses. A raíz de las protestas raciales del año pasado por la violencia policial contra las minorías, la ciudad creó una Oficina de Raza y Equidad.

San Diego también ha puesto en marcha iniciativas para impulsar la equidad medioambiental en los barrios de bajos ingresos, conseguir la pavimentación de los caminos de tierra en las zonas pobres y ayudar a las minorías a encontrar viviendas asequibles con mayor facilidad.

Anuncio

El alcalde Todd Gloria dijo el lunes que está trabajando para crear un lugar de trabajo más equitativo para los empleados de la ciudad.

“Comprender los retos de la ciudad en materia de equidad salarial es el primer paso, y no será el último”, dijo Gloria. “Hace tiempo que me comprometí a garantizar la igualdad salarial por el mismo trabajo, y tengo la intención de asegurarme de que la ciudad esté a la altura de este valor”.

El estudio muestra que la brecha salarial entre hombres y mujeres de la ciudad se ha reducido en los últimos años, mientras que la brecha salarial entre grupos étnicos ha aumentado.

Anuncio

La brecha salarial de género se redujo del 20.1 por ciento en 2013 al 17.6 por ciento en 2019, el último año incluido en el análisis. Las mujeres representan algo menos de un tercio de los aproximadamente 11 mil trabajadores de la ciudad.

Entre 2011 y 2019, la compensación total media de las mujeres aumentó de 63 900 a 77 800 dólares. Mientras tanto, la compensación total promedio para los hombres subió de 78 700 dólares a 94 400 dólares durante ese período.

La brecha salarial por etnia ha aumentado del 17 por ciento en 2011 al 20.8 por ciento en 2019. Los blancos representan el 45 por ciento de la fuerza laboral de la ciudad, mientras que las personas de color representan el otro 55 por ciento.

La compensación total media de los trabajadores de la ciudad que no son blancos aumentó de 67 mil dólares en 2011 a 79 600 dólares en 2019. Mientras tanto, la compensación total promedio para los blancos subió de 80 800 dólares a 100 600 dólares durante ese período.

Anuncio

Negocios

De los trabajadores designados no blancos de la ciudad, algo más de la mitad son hispanos o latinos, casi el 22 por ciento son negros, el 13.6 por ciento son asiáticos y el 7.4 por ciento son filipinos. El estudio no calculó las diferencias salariales de los distintos grupos étnicos.

El estudio no aborda el lugar que ocupa San Diego a nivel nacional en cuanto a la remuneración de los no blancos, pero dice que la brecha salarial de género de la ciudad se compara favorablemente.

Los datos del Departamento de Trabajo de Estados Unidos de 2019 muestran que las mujeres ganaron un 23.1 por ciento menos que sus homólogos masculinos en todo el país, un margen significativamente más amplio que la brecha de género del 17.6 por ciento para los trabajadores de la ciudad de San Diego.

Anuncio

Los diferentes trabajos que las personas tienen son el factor número 1 en las brechas salariales de la ciudad, dice el estudio. Se calcula que este factor es responsable del 82 por ciento de la diferencia salarial por motivos étnicos y del 67 por ciento de la diferencia salarial por motivos de género.

El impacto es más extremo en los tres tipos de trabajo más importantes de la ciudad: agente de policía, con 1823 empleados; bombero, con 749 trabajadores; y apoyo administrativo, con 1061 empleados.

Aunque las mujeres representan el 32.3 por ciento de la plantilla total, solo representan el 16.5 por ciento de los policías y el 4 por ciento de los bomberos. Pero representan el 83 por ciento de los puestos de trabajo de apoyo administrativo.

Mientras que las personas de color representan el 55 por ciento de la fuerza de trabajo en general, representan el 40.6 por ciento de los agentes de policía, el 33.4 por ciento de los bomberos y el 74.9 por ciento de los puestos de trabajo de apoyo administrativo.

Anuncio

La remuneración total media de los agentes de policía es de 124 154 dólares y la de los bomberos es de 129 280 dólares, una de las más altas de la ciudad. La remuneración total media de los puestos de apoyo administrativo es de 56 718 dólares, una de las más bajas.

El estudio afirma que las disparidades salariales en estos tres tipos de trabajo son lo suficientemente grandes como para explicar la totalidad de las diferencias de género y etnia.

La consultora recomienda a la ciudad que reduzca el número de horas extras de los bomberos y que haga un seguimiento de los motivos de fracaso en cada fase del proceso de contratación de la policía por género y etnia.

Anuncio

El estudio también dice que la ciudad debería evaluar si el ajuste de los títulos de los puestos y los métodos de contratación podría ayudar a reducir la probabilidad de que las mujeres y las personas de color soliciten puestos peores pagados y los hombres y los blancos soliciten puestos mejor pagados.

El estudio no comparó el salario de hombres y mujeres que ocupan los mismos puestos de trabajo, ni tampoco comparó a los blancos y no blancos que ocupan los mismos puestos de trabajo.

También hay otros factores que influyen en las diferencias salariales, como el hecho de que los empleados sean padres y la edad a la que tuvieron sus primeros hijos.

Anuncio

Los hombres blancos no sufrieron ningún descenso salarial cuando se convirtieron en padres, pero los hombres de color experimentaron un descenso del 3 por ciento, las mujeres blancas sufrieron un descenso del 4.7 por ciento y las mujeres de color vieron un descenso del 7.4 por ciento.

Los trabajadores que se convirtieron en padres antes de los 22 años tuvieron una compensación total media de 82 392 dólares, mientras que los que se convirtieron en padres entre los 29 y los 35 años tuvieron una compensación total media de 100 613 dólares.

La consultora recomienda que la ciudad evalúe los beneficios de los empleados, como el cuidado infantil subvencionado, que ayudaría a los padres a equilibrar mejor la crianza y el trabajo.

Otro factor son las horas extraordinarias, más allá de su impacto en la remuneración de policías y bomberos. Aumentaron la diferencia salarial entre hombres y mujeres, pero redujeron la diferencia salarial entre grupos étnicos.

Anuncio

La empleada media trabajó 48 horas extras menos que el empleado medio masculino, lo que contribuyó aproximadamente un 5 por ciento a la brecha salarial de género de 2019. El empleado medio de color trabajó 22 horas extra más que los empleados blancos, lo que redujo la brecha salarial étnica en aproximadamente un 2 por ciento.


Anuncio