Anuncio

Crecen las llamadas fraudulentas de servicios públicos, la última táctica para quitarle efectivo durante la pandemia

Crecen las llamadas fraudulentas de servicios públicos
Las empresas de servicios públicos de todo el país advirtieron a sus clientes que ignoren las llamadas que amenazan con cortar el suministro si no envían algo de dinero.
(AP)

Sería bueno, considerando todo lo que está ocurriendo, no tener que recordar periódicamente en esta columna que hay que tener cuidado con los estafadores.

Desafortunadamente, los pedidos de quedarse en casa durante la pandemia nos vuelven un blanco fácil para las personas sin escrúpulos, que equiparan las dificultades de la gente con oportunidades financieras, razón por la cual los funcionarios afirman que las llamadas fraudulentas han aumentado recientemente.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) recibió más de 100.000 quejas relacionadas con estafas enmarcadas en el coronavirus, incluidas “curas milagrosas”, organizaciones benéficas falsas y otros intentos de obtener dinero de las personas. Las pérdidas reportadas alcanzan casi $140 millones.

Estados Unidos alcanzó el viernes los 9.034.295 de casos confirmados de coronavirus, de acuerdo con los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins, mientras las infecciones siguen aumentando en casi cada estado del país.

Concluye una semana más sin salas de cine en la ciudad de Los Ángeles y sus alrededores, lo que hace que los amantes del séptimo arte en nuestra región se vean todavía obligados a ver los nuevos lanzamientos dentro de sus casas (cuando se encuentran disponibles de ese modo) o recurriendo a un circuito de autocinemas que ha vuelto a la vida en medio de la pandemia.

Anuncio

Una de las estafas más insidiosas del último tiempo son las llamadas de quienes dicen trabajar para las empresas de servicios públicos locales. Si el cliente no envía algo de efectivo, le dicen, se le cortará la luz o el agua.

La FTC recibió alrededor de 4.700 denuncias de engaños vinculados con servicios públicos durante el último año; los usuarios perdieron cerca de $3.5 millones a raíz de estos timos.

Las empresas de servicios públicos de todo el país y de California han advertido a los usuarios que estén atentos a ese tipo de llamadas y que no caigan en las amenazas de interrupciones del suministro. “Esos engaños han existido desde antes de la crisis de COVID”, comentó Ron Gales, portavoz de Southern California Edison. “Pero los clientes ahora están más tiempo en sus casas. No es de extrañar que haya más llamadas”.

Anne Supple estuvo a punto de caer en la trampa. “Si te dicen que te cortarán la electricidad, te asustas”, afirmó la residente de Long Beach. “Y esas llamadas suenan muy reales”.

Anuncio

El peligro es especialmente pronunciado para las personas de edad avanzada. Supple, de 72 años, agregó que “los adultos mayores están más solos ahora”. Muchos se sentirán “aterrorizados de quedarse sin electricidad”.

Gales, de Edison, remarcó que esto coincide con lo que la propia empresa de servicios públicos está notando. “Observamos que estas estafas apuntan principalmente a personas mayores y propietarios de pequeñas empresas que hablan inglés como segundo idioma”, destacó.

Edison recibió casi 8.600 informes de llamadas fraudulentas a clientes hasta agosto pasado, precisó Gales, que resultaron en pérdidas de casi $214.000.

Anuncio

Como muchos de nosotros, Supple comentó que ella y su esposo dejaron de responder llamadas de fuentes desconocidas. No obstante, tomó el teléfono cuando un llamado reciente dejó un mensaje de parte de Edison, advirtiendo que la empresa estaba a punto de cortarles la electricidad debido a sus facturas impagas.

“En la mayoría de esas llamadas, la persona suena como un robot”, comentó Supple. “Pero este tipo sonaba real; sonaba como un caballero”.

El presunto empleado se disculpó porque Edison debía tomar una acción tan drástica, pero dijo que ya les habían enviado dos avisos sobre sus facturas impagas. “Le respondí que nunca los habíamos recibido”, recordó Supple. “Él actuó con gran sorpresa”.

Mientras hablaban, el esposo de Supple, Charles, de 76 años, revisó la cuenta bancaria de la pareja para verificar que se hubiera pagado efectivamente la factura de la luz. Así había sido.

Anuncio

El supuesto empleado le dijo de inmediato que parecía “una situación en la que el pago se había aplicado a la factura de otra persona”.

A Supple, quien alguna vez tuvo una experiencia confusa con el pago de la hipoteca de otra persona pero que parecía hecho desde su cuenta corriente, le pareció razonable que algo similar hubiera ocurrido ahora con Edison.

El hombre al teléfono siguió apelando constantemente a su aparente legitimidad, y le pidió a Supple que aguardara en línea mientras él examinaba su cuenta. "¡Todo sonaba tan auténtico!”, remarcó la usuaria.

Cuando el sujeto volvió a la línea, le proporcionó a Supple un número de caso y dijo que el corte del servicio se haría efectivo a menos que la pareja hiciera un “pago veloz”.

Anuncio

Esa era la señal que Supple estaba esperando.

“Me volví hacia mi esposo y le dije: ‘Creo que esto es un engaño’. Después le dije al tipo que todo sonaba como una estafa”. Fue entonces cuando el sujeto “colgó muy rápido”.

El llanto ha sido parte de la vida escolar desde tiempos inmemoriales. Pero nunca ha tenido un público tan amplio y abigarrado, ya que la alfabetización emocional de los niños es puesta a prueba por COVID-19 y la clase virtual.

La usuaria tuvo razón al estar alerta ante el pedido de un pago rápido. La mayoría de las empresas reales no intentan apresurar una transacción; en cambio, brindan instrucciones para realizar un envío puntual según sus condiciones.

Anuncio

Gales, de Edison, destacó que la compañía de servicios públicos nunca pedirá un pago por teléfono ni solicitará un número de tarjeta de crédito. “Tampoco cortaremos el suministro de inmediato, especialmente durante la crisis de COVID”, enfatizó.

De hecho, según Edison ningún cliente perderá el servicio por falta de pago hasta abril de 2021, como muy pronto. Después de ese lapso, agregó Gales, la empresa elaborará un plan de pago para las facturas adeudadas.

De manera similar, el Departamento de Agua y Energía de Los Ángeles (DWP, por sus siglas en inglés) informó que no desconectará a ningún cliente moroso antes de fin de año. Posteriormente, elaborará un calendario de pagos.

“Nunca, nunca lo llamaremos para pedirle dinero”, aseguró Sharon Grove, directora de experiencia del cliente de DWP.

Anuncio

El Luxe Rodeo Drive es el primer hotel de lujo del área de L.A. que quebró a causa de la pandemia. Una tasa de morosidad inusualmente alta en los préstamos puede significar que más cierres de hoteles seguirán.

Si recibe un llamado cuestionable, la FTC aconseja decirle al interlocutor que usted mismo se comunicará con la compañía utilizando el número que figura en su factura.

“Las empresas de servicios públicos no exigen información bancaria por correo electrónico ni por teléfono”, agregó la agencia. “Y no lo obligarán a pagar por teléfono como única opción”.

Más aun, “si la persona que llama exige el pago con una tarjeta de regalo, una tarjeta de recarga de efectivo, una transferencia de dinero o criptomoneda, es una estafa”, advirtió la comisión.

Anuncio

Lo enfatizaré: no existe ninguna transacción comercial legítima que involucre tarjetas de regalo no rastreables ni reembolsables, nunca. Apenas alguien insista en que efectúe un pago mediante tarjetas de regalo, haga caso omiso.

En el caso de Supple, me sorprendió la sofisticación de la estratagema hasta la demanda de pago expreso.

Quien llamó no mostró dudas sobre la supuesta situación y tenía una respuesta lista para cualquier cuestión con la que sus posibles víctimas respondieran.

El precio medio de la vivienda en el sur de California subió un 12% en agosto, ya que la gente se aprovechó de los bajos tipos de interés en medio del brote de COVID-19.

Anuncio

La jugada verdaderamente genial fue cuando puso a Supple en espera durante unos minutos y luego volvió con un número de caso. Ese es el tipo de efecto realista que puede disminuir las defensas de muchos consumidores.

Supple espera que otras personas, especialmente los adultos mayores, estén atentas a este tipo de engaños y no sucumban a la aterradora perspectiva de quedarse sin electricidad durante la pandemia.

Un día después de esa llamada falsa de Edison, comentó Supple, el teléfono volvió a sonar. “Era otro tipo, pero la misma exacta llamada”.

Después de todo, parece que no son tan geniales.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

En lugar de ser una jornada de dolor, el Día de los Muertos, al menos en su versión mexicana (que es la más popular y la que se practica básicamente en esta parte del mundo), es una fecha de celebración en la que se recuerda de modo positivo a los que ya no se encuentran con nosotros.

Los 6 obstáculos que ponen en riesgo el voto latino en las elecciones de noviembre


Anuncio