Advertisement

Con las elecciones intermedias a menos de un mes Trump busca mantener elevada la ira republicana

Con las elecciones intermedias a menos de un mes Trump busca mantener elevada la ira republicana
El presidente Trump en la Casa Blanca el lunes. (Shawn Thew / EPA-Shutterstock) (Los Angeles Times)

Con la confirmación del juez Brett Kavanaugh a la Corte Suprema, el presidente Trump y su partido se han embarcado en un esfuerzo por mantener fresca la ira conservadora, incluso al costo potencial de alejar aún más a un amplio segmento de mujeres votantes.

El partido tiene grandes probabilidades de mantenerr su mayoría en el Senado.

Advertisement

La mañana del 8 de octubre, Trump denunció las acusaciones de agresión sexual contra Kavanaugh como un "engaño creado por los demócratas" y advirtió que sus oponentes tratarán de impugnar al tribunal de justicia.

Los demócratas "han cambiado tanto que terminaremos siendo Venezuela", agregó en comentarios a los reporteros antes de salir de Washington para Florida, donde compareció con el candidato republicano al Senado, Rick Scott

Advertisement

Más tarde regresó a Washington para presidir un juramento ceremonial de alto perfil para Kavanaugh, quien ya prestó juramento judicial durante el fin de semana.

En la ceremonia, Trump dijo que quería pedir disculpas a Kavanaugh "en nombre de nuestra nación" por lo que él y su familia habían pasado.

"En nuestro país, un hombre o una mujer debe ser inocente a menos que sea culpable", dijo Trump. "Usted, señor, bajo un escrutinio histórico, ha sido encontrado inocente".

Los republicanos enfrentan grandes riesgos en las disputadas carreras de California mientras los demócratas luchan por el control de la Cámara de Representantes.

Advertisement
(Los Angeles Times Graphics)

A principios de octubre, Trump arremetió contra la acusadora de Kavanaugh, Christine Blasey Ford. Hasta el lunes, sin embargo, el presidente ha estado siguiendo la estrategia republicana de tratar de evitar los ataques abiertos.

A medida que Trump cambió a un enfoque más duro, también lo hicieron algunos candidatos del Senado republicano. En Missouri, por ejemplo, el procurador general del estado, Josh Hawley, quien ha hecho de su apoyo a Kavanaugh una parte importante de su campaña contra el senador demócrata.

"Es un momento aterrador para el imperio de la ley", dijo Hawley.

Claire McCaskill, en una conferencia de prensa, afirmó que estaba de acuerdo con Trump "que este proceso fue una farsa y fue una desgracia".

Durante el fin de semana, el representante republicano Kevin Cramer de Dakota del Norte, criticó el movimiento #MeToo, calificándolo en una entrevista con el New York Times como un "movimiento hacia la victimización".

Ese tipo de comentarios podrían aumentar la incidencia de víctimas de agresión sexual, dijo la encuestadora demócrata Anna Greenberg.

La estrategia del Partido Republicano implica "un riesgo significativo", dijo Greenberg.

Los estrategas republicanos dicen que ven la desventaja en la que se encuentran.

Advertisement

Los votantes demócratas "ya están en un 10" de intensidad, dijo el encuestador veterano republicano Neil Newhouse. "No pueden ir a 20 porque no pueden votar dos veces".

"Las audiencias de Kavanaugh polarizaron a la sociedad en lugar de hacerla cambiar de opinión", dijo Charles Franklin, profesor de la Universidad Marquette en Milwaukee y experto en encuestas. "En otras palabras, tanto las opiniones favorables como las desfavorables aumentaron", escribió en un correo electrónico.

"Creo que eso ayuda a los republicanos, que habían visto algunas señales de un debilitamiento de la figura de Trump", agregó.

El problema para los republicanos es que el impacto de tales eventos tiende a desvanecerse rápidamente.

"En la velocidad actual del ciclo de noticias, es notable que la nominación del tribunal ocupó el centro del escenario durante dos semanas completas", dijo Franklin. "Ha sido raro este año que un tema o evento domine durante dos días completos".

La estrategia republicana es maximizar la participación del partido en los estados conservadores en los que se luchan las principales contiendas por el Senado este 2018, dijo Mike Murphy, el estratega republicano que se desempeña como codirector del Centro para el Futuro Político de la USC.

Ese enfoque, sin embargo, tiene menos beneficios que en 2017, agregó Murphy. En esas áreas, "la idea de que si ambas partes se convierten en ganadoras, ganaremos por una pulgada" no funciona porque "la coalición de demócratas e independientes es cada vez mayor".

El GOP puede tener una pequeña opción dijo Murphy, quien es un crítico persistente del presidente.

"Trump solo tiene una estrategia, sea cual sea la ocasión, que es apelar a los votantes duros republicanos", dijo.

(Los Angeles Times Graphics)

El tema Kavanaugh podría ayudar a los republicanos en el senado, pero dañarlos en su lucha por el control de la casa de representantes, y esto es debido a que cada cámara tiene una configuración distinta.

En la Cámara de Representantes, los demócratas deben sumar a su total actual para obtener la mayoría, las carreras más disputadas generalmente tienen lugar en distritos suburbanos donde las mujeres blancas con educación universitaria y que se han vuelto mayoritariamente contra Trump. Casi 70 distritos de la Cámara en todo el país están en juego este 2018, y la gran mayoría de ellos están en manos de los republicanos. Eso les da a los demócratas una larga lista de objetivos.

En todo el país, las mujeres en los distritos de la Cámara más disputados están a favor de un candidato demócrata en un 54% a 40%, mientras que los hombres se dividen mucho más, favoreciendo a los republicanos en un 51% al 46%, según una nueva encuesta de 69 distritos de la Cámara que se encuentran en disputa publicada por el Washington Post y la Escuela Schar de Política y Gobierno en la Universidad George Mason en Virginia.

Trump obtuvo 48 distritos en 2016, pero hoy los votantes en esos distritos, lo desaprueban en un 47%  según la encuesta.

Por el contrario, y para suerte de los republicanos en el senado de Estados Unidos, los partidarios de Trump superan a sus oponentes, entre ellos Dakota del Norte, Misuri e Indiana, donde los senadores demócratas en ejercicio se enfrentan a contiendas difíciles; y Montana y Virginia Occidental, donde los senadores actuales se han mantenido a la cabeza a pesar de las tendencias conservadoras de los votantes de los estados, según encuestas recientes.

En muchas de las contiendas del Senado las audiencias de Kavanaugh han mejorado las posibilidades de los republicanos al "acelerar el proceso" de que las personas "regresen a sus posiciones partidistas", dijo Mark Mellman, un antiguo encuestador demócrata. La lucha de Kavanaugh "movió a los votantes al centro de los demócratas, pero no movió a los republicanos", dijo.

Los estrategas de ambos partidos dicen que a pesar de la mejora en el entusiasmo de los votantes republicanos en las últimas semanas, los demócratas continúan teniendo una ventaja en la Cámara de Representantes, con una buena posibilidad de obtener una ventaja de 35 o más escaños.

Pero ese resultado está lejos de ser seguro, la mayoría de las competencias siguen siendo muy cercanas, especialmente en distritos del sur de California, por ejemplo, según indican encuestas recientes del Instituto de Estudios Gubernamentales de la Universidad de Berkeley. En otros dos, los demócrata tenían una ventaja que se encontraba dentro del margen de error de la encuesta.

La estrategia republicana en estos distritos durante los años más recientes ha sido centrarse en los problemas locales y la economía nacional, para evitar un referéndum sobre Trump.

Advertisement

Trump ha interferido repetidamente en esa estrategia, y un enfoque en mantener vivos los sentimientos partidistas sobre Kavanaugh probablemente ayudaría en las elecciones locales.

Por ahora, la batalla por Kavanaugh ha incrementado notablemente el interés de los republicanos en las elecciones, dijo Newhouse.

"Ha habido una gran brecha de intensidad, ahora está parejo", aseguró. Pero, agregó, "el problema es que faltan 29 días. Hay varias vidas políticas entre ahora y entonces".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement