Advertisement
Books

Cómo hacer que los niños se entusiasmen con la lectura: Perspectiva de un estudiante y una maestra

Niños leyendo en una biblioteca
Después de leer tantos libros, la estudiante del octavo grado Andrea Ramos se inspiró para escribir sus propias historias.
(Andy Ryan / Getty Images)

La perspectiva de una estudiante
Andrea Ramos
Kelly Elementary School

Mi pasatiempo favorito se ha convertido en leer y escribir. El inglés no es mi mejor tema, pero me va bastante bien. La primera vez que me enganché a un libro fue el verano anterior al séptimo grado. Fui a la biblioteca y caminaba sin rumbo por los pasillos cuando me di cuenta de que estaban vendiendo libros. Después de entrar a la venta con mi hermana, el primer libro que me llamó la atención fue un libro de Jessica Clues, “A Shadow Bright and Burning.” Después de haber leído ese libro y haber pasado por una montaña rusa emocional, compré más libros y empecé a visitar la biblioteca más a menudo. Después de haber leído tantos libros, me inspiré para escribir mis propias historias. Algunas los he compartido con mis amigos y otras solo los guardo para mí. La mayoría de ellas se basan en mis géneros favoritos, que son la acción y la ficción.

Para mí, los libros son un lugar donde puedo dejar que mi imaginación vuele, donde pueda olvidarme de todo en el mundo real e ir a un lugar donde pueda soltarme. La biblioteca es como mi santuario. Allí me siento tan segura como me siento en casa. A veces, incluso me quedo despierta leyendo en mi teléfono o con un libro real. Al final del día, los libros siempre serán parte de mi vida.

Una guía bilingüe que ofrece herramientas a los padres y educadores para ayudar a sus niños a leer al nivel apropiado a los 9 años, un indicador crucial para el éxito académico.
Advertisement

La perspectiva de una maestra
Jessica Bibbs-Fox
Maestra del octavo grado, Kelly Elementary School

Mis padres, de la época de la aparcería de Jim Crow, dieron a luz a mis hermanos en el sur segregado y trabajaron para salir de los campos para convertirse en la “clase trabajadora media” de Los Ángeles. Me inculcaron el amor por la lectura desde el punto de vista de respetar la lucha por alcanzar a ese privilegio, y a respetar el poder que contiene, ¡así que leo y leo mucho! Reconozco la importancia de enseñar a los estudiantes a comprender el valor que tiene la lectura sobre la vida y la historia de una persona. Creo que muchas veces los estudiantes, al igual que mis colegas de la escuela, no les emociona leer porque no se les ha enseñado nuestra historia ni se les ha enseñado a respetar el poder del lector.

El discurso sobre cómo entusiasmar a los niños con la lectura se centra en acceso, elección e interés. El acceso a los materiales que permiten a los estudiantes leer libros que les interesan a menudo se presenta como la solución para crear entusiasmo por la lectura. Aunque estos factores son importantes, he descubierto que cuando a los estudiantes se les da un contexto histórico, se les brindan modelos a seguir que atribuyen su éxito a la lectura y se les guía a respetar la lucha de los grupos marginados por tener acceso a la lectura, los estudiantes realmente se entusiasmarán con eso. Proporcionar a los estudiantes con estas cosas, le da a la lectura un papel diferente en sus vidas. Comienzan a considerar a la lectura como una tarea de vida que les dará forma a su lugar en la sociedad más amplia.


Newsletter
Love a good book?

Get the latest news, events and more from the Los Angeles Times Book Club, and help us get L.A. reading and talking.

You may occasionally receive promotional content from the Los Angeles Times.
Advertisement